Ucranianos conmemoran aniversario de la muerte de manifestantes en Kiev

Un río de gente ha puesto flores este viernes en los monumentos de la plaza de la Independencia (Maidan) de Kiev, donde hace un año decenas de personas murieron a balazos, en el último episodio de un dramático alzamiento.

Publicado el

KIEV.- Algunos lloraban y otros se santiguaban en silencio delante de las fotos de algunos de los aproximadamente 100 manifestantes prooccidentales que murieron en las protestas que desembocaron en la dimisión del presidente prorruso Viktor Yanukovich, que había sido elegido en el 2010. Varios sacerdotes católicos han llevado a cabo una ceremonia para los muertos en Maidan, mientras unas 100 personas cantaban canciones patrióticas alrededor de un monumento a los fallecidos.

“Vine porque estaba aquí cuando ocurrió todo esto”, ha declarado el pequeño comerciante Yaroslav Zelenko a la AFP. “Lo recuerdo tan bien”, ha agregado emocionado. Zelenko ha lamentado que ningún dirigente haya sido procesado por el tiroteo en el que murieron los manifestantes. Solo dos policías de bajo rango están esperando para ser juzgados.

El 18 de febrero de 2014, las fuerzas del orden lanzaron un asalto contra los manifestantes prooccidentales que ocupaban la plaza de la Independencia de Kiev desde hacía tres meses. Los enfrentamientos dejaron más de cien muertos en tres días. Tras la huida a Rusia de Yanukovich, los ucranianos eligieron, el 25 de mayo del año pasado, jefe de Estado al multimillonario prooccidental Petro Poroshenko.

“Ha pasado un año y tienen impunidad. No se ha castigado a nadie y las pruebas están desapareciendo o se las está destruyendo”, agregó Zelenko. Familiares de algunos de los muertos en las protestas han organizado una conferencia de prensa, en la que han recordado a sus seres queridos. “Ucrania era lo más importante para él”, ha dicho Volodimir Bondarshuk, refiriéndose a su padre. “Por eso es importante que su sacrificio no haya sido en vano. La sangre de él y de otros nos dio la posibilidad de cambiar este país”, ha agregado.

Este viernes están previstas ceremonias oficiales. Las campanas de las iglesias sonarán y habrá un minuto de silencio. La orquesta nacional de Ucrania tocará el Requiem de Mozart. Además, Poroshenko tiene previsto hacer uso de la palabra en Maidan. En noviembre pasado, al conmemorarse el primer año del inicio de las manifestaciones en Maidan, Poroshenko fue abucheado cuando depositaba una ofrenda floral en homenaje a los muertos. Los manifestantes le recriminaban que los responsables de la muerte de los manifestantes no hubieran sido juzgados.

Por su parte, este viernes, la gente seguía viniendo a la plaza un año después de lo ocurrido. “Todavía me cuesta creer lo que ocurrió, me sigue pareciendo un sueño”, ha dicho la librera Valentina Polieshuk, agarrando una rosa amarilla.

Desde hace un año, han tenido lugar la anexión por parte de Moscú de Crimea, una península que, antes de ser ucraniana, había pertenecido a Rusia hasta 1954, y una guerra entre las fuerzas de Kiev y los separatistas prorrusos. “No nos esperábamos nada de esto, que Rusia, nuestra nación hermana, se volviera en nuestra contra”, ha dicho Polieshuk.