Hope, el niño nigeriano abandonado por sus padres porque pensaron que era brujo

La compasión de la activista Anja Ringgren Loven quedó inmortalizada en una serie de fotografías que mostraron la ayuda que le brindó a un pequeño de dos años abandonado en Nigeria porque sus padres creían que era un brujo. 

“Qué le pasa a ese niño. ¿Podemos darle un poco de comida?”, preguntó la directora de la oenegé African Children's Aid Education and Development Foundation, Anja Ringgren Loven, a uno de los pobladores de Nigeria, cuando vio al pequeño que buscaba sobras en un bote de plástico. El hombre le respondió: “No. No agua, no comida”.


Sorprendida por la respuesta, Loven hizo caso omiso a la recomendación y compartió alimento y agua al pequeño. El momento quedó inmortalizado en una serie de fotografías que se han viralizado en las redes sociales.

Love cubrió al pequeño con una manta, lo tomó en brazos, y nombró al pequeño Hope (Esperanza). Luego lo llevó al refugio donde ella vive. En el lugar bañaron al niño, lo vistieron y le realizaron exámenes para corroborar su estado de salud.

La activista indagó para saber la historia del niño y los pobladores le dijeron que había sido abandonado por sus padres ya que creían que era un brujo.

“Miles de niños han sido acusados de brujería y hemos visto cómo la tortura de los niños acaba en muerte”, escribió Loven, en su perfil de Facebook junto a las fotografías.

Jeg har set meget her i Nigeria igennem de sidste 3 år. Jeg har forskånet jer for mange oplevelser når vi har været på…

Posted by Anja Ringgren Lovén on Sunday, 31 January 2016

Los avances de la recuperación de Hope han sido compartidos por Loven en Facebook. Las donaciones que recibió la oenegé para ayudar a Hope ascienden a US$1 millón. “Con el dinero no solo Hope se beneficia, sino que contruiremos una clínica y así podremos salvar a más niños”, explicó al portal de noticias DR DK.

Hvis der er nogen der kan få lille Hope til at smile så er det David Jr. ! 󾌸󾌸󾌸 Vi er lige kommet tilbage fra sygehuset…

Posted by Anja Ringgren Lovén on Saturday, 6 February 2016

Dato

La historia de Hope tiene un final feliz, sin embargo UNICEF anunció en agosto de 2015 en el reporte “Malnutrition: Nigerian´s Silent Crisis” que la esperanza de vida de un niño en Nigeria es de cinco años, esto debido a la desnutrición crónica que pueden llegar a padecer los infantes.

Esto quiere decir que el 30 por ciento de los niños se encuentran por debajo del peso ideal, por no contar con una dieta correcta y por no haber sido amamantados durante la época de lactancia.