Urbanismo y sociedad

Ciudades a escala medioambiental sostenible

Alfonso Yurrita Cuesta alfonsoyurritacuesta@gmail.com

En Guatemala, “caciques” se articulan y se adueñan de las agrupaciones políticas, construyendo las bases para establecer políticas que les permitan alcanzar la alcaldía o el Gobierno. “Mientras, México ha desarrollado un plan para México y los países del Triángulo Norte que la cancillería de México entregó en la Casa Blanca como la estrategia de su gobierno para atender la migración de Centroamérica”.

Al mismo tiempo, Cepal presentó un paquete de inversiones e infraestructura, con una inversión de “alrededor de 10 mil millones de dólares al año” durante una década. Ebrard (México) explica que, si bien México y Centroamérica harán esfuerzos en ese sentido, se necesitaría la ayuda de otros países, especialmente Estados Unidos y Canadá. El plan se basa en los motivos y causas estructurales de la migración: 1) crecimiento insuficiente, con la pobreza y desigualdad, donde el 10% de mayor ingreso obtiene hasta 70 veces más que el 10% más pobre; 2) alto crecimiento demográfico en ciudades, con gran rezago en lo rural; 3) sequías e inundaciones; 4) una de las regiones más violentas del mundo. Con los siguientes puntos: 1) el poco desarrollo económico para Centroamérica; 2) sin bienestar social; 3) no existe sostenibilidad ambiental; y 4) Sin gestión integral del ciclo migratorio. Con lo que demuestra la falta de propuestas científicas.

Estamos dentro del “nuevo urbanismo” del siglo XXI, que para nosotros sería como el “renacimiento” del europeo, saliendo del “medioevo” en que hemos estado sumergidos. Cuando las ciudades ya no serán las mismas y la crisis social energética y ambiental nos alcanzó, mientras nos entrenemos reinventando el pasado corrupto. Las ciudades deben ser planificadas y diseñadas tomando en cuenta nuevas tecnologías, donde los urbanistas y arquitectos ya no seremos los directores. Ahora, serán las disciplinas tecnológicas que antes no participaban en el desarrollo urbano. “En los últimos congresos de urbanismo, se han tratado con las nuevas tendencias: la aplicación tecnológica de cara a la comodidad de los ciudadanos y todas las previsiones que puedan adaptarse desde el marco público al sector privado; y en la forma en que se deben realizar los nuevos procesos constructivos, con conceptos bioclimático y ecourbanismo para conseguir un desarrollo sostenible”.

Smith y Gil presentaron planes de una tecnológica urbana y arquitectónica limpia con The Chicago Tower, que representa “bioenergía ambiental que estudia los procesos de absorción, transformación y entrega de energía en los espacios y entornos que nos rodean, analizando y demostrando si una acción de vida se provocará o no. Por otro lado, la energía sustentable, es una energía limpia y un apropiado balance entre la conservación y el manejo de las actividades humanas que minimiza los impactos negativos del medioambiente, lo que será la clave del desarrollo sostenible, con un balance entre desarrollo y conservación”. La revolución del arquitecto Foster y asociados de MIT-Boston y el instituto Tecnológico de Masdar construyeron la primera ciudad que no contamina: Masdar.

”La economía urbana comprende la relación entre las ciencias económicas y la urbanística, y estudia cómo y en qué forma se producen las economías en los núcleos de población para poder elaborar, con base en dicho análisis, un proyecto o un programa estratégico urbano”. Por lo que ante la pandemia la regionalización y los Consejos de Desarrollo Urbano y Rural serán los responsables de alcanzar las metas nacionales de desarrollo urbano regional en Guatemala.