Criterio urbano

Crecimiento económico supera las expectativas

Juan Carlos Zapata @jczapata_s

Durante los últimos años el crecimiento económico de Guatemala había estado cerca del 3% anual. Desde el 2015 no veíamos una tasa de crecimiento tan alta, como la que se estima para este año. Según la última presentación del Banco de Guatemala, se calcula que nuestro país va a cerrar el 2019 con una tasa de crecimiento del 3.5%. Una excelente noticia después de toda la crisis política y las señales de falta de certeza jurídica de los últimos años.

Y menciono que es una excelente noticia porque vemos que países como Estados Unidos está creciendo a un 2.3%, la zona del Euro, 1.2%; México casi llegando a una recesión en un 0.4%, Brasil, 0.9%; y la economía de Argentina cayendo 3.1% este año. De hecho, el crecimiento económico de Guatemala será superior al resto de países centroamericanos, vemos que, según estimaciones de la banca central de cada país, Panamá crecerá un 3.4%; Honduras, 2.7%; El Salvador, 2%; Costa Rica, 1.8% y Nicaragua con una contracción económica del 5.7%, afectados por las nefastas decisiones del presidente Ortega de perpetuarse en el poder.

Los sectores que más están contribuyendo al crecimiento económico guatemalteco son las actividades de intermediación financiera, seguros y actividades auxiliares que se estima crecerá un 5.5%; la construcción, 4.9% y el suministro de electricidad, 4.4%. Esto demuestra lo positivo que ha sido el impulso de la Agenda Urbana para el país, en el que únicamente 56% de las personas viven en ciudades, pero este porcentaje seguirá creciendo a ritmos acelerados, generando una presión importante en la construcción de viviendas y una creciente necesidad de más infraestructura multimodal que permita la movilidad en el país.

Adicionalmente, el trabajo que se ha hecho desde la Municipalidad de Guatemala, de la mano con los principales ministerios del país para eliminar cuellos de botella importantes para la aprobación de licencias de construcción, ha sido positivo. Esto ha impulsado más de 160 proyectos de construcción en el último año en la ciudad de Guatemala, que está impactando positivamente en el crecimiento económico.

Ahora bien, un crecimiento sostenido por encima del 6%, es lo que Guatemala necesita para reducir la pobreza y generar oportunidades de desarrollo para todos. Esto implicaría generar inversiones más importantes en infraestructura, especialmente en infraestructura vial, lo cual como hemos visto en los últimos años es imposible con el andamiaje legal y jurídico que tenemos actualmente.

Si queremos aumentar el ritmo de crecimiento del número de kilómetros de carreteras y pasar de construir 215 km nuevos por año a dos mil km por año, sin duda es urgente que el Congreso apruebe la iniciativa 5431, ley general de infraestructura vial en los primeros meses del año. De lo contrario, las estimaciones de crecimiento para el 2020 serán muy similares a las de este año, con mayor caos en las carreteras y tráfico en las ciudades por la falta de vías alternas para que los camiones y buses no tengan que circular por las vías municipales.

Este tipo de iniciativas, aunado a otras como la aprobación de la iniciativa 4818, ley de interés preferencial para la vivienda; la iniciativa 5484, ley de reactivación económica y ahorro para la familia; la iniciativa 5446, ley de Insolvencias y la 5396, ley de estabilidad jurídica a las inversiones, son claves para aumentar las oportunidades y la inversión en el país, con una agenda clara para el próximo Congreso que podría posicionarse como la legislatura que fomente el desarrollo de empleo que tanto necesitamos.