Urbanismo y sociedad

El ciclo de vida de un proyecto

Alfonso Yurrita Cuesta alfonsoyurritacuesta@gmail.com

Publicado el

Guatemala es parte de ese universo dentro del planeta Tierra y vive sumergida en una serie de problemas sociales y ambientales que impulsan a la población a buscar otros sitios con otros medios de vida,. por lo que se deben establecer métodos de estudio por unidades responsables de planificación urbana-regional, a través de definir proyectos que establezcan un medio de vida aceptable. Y establecer “El Círculo de vida de un Proyecto”, que es un medio útil que se inicia estableciendo su capacidad funcional, espacial, institucional, diagnóstica y desarrollo de los proyectistas.

Se utiliza el círculo de un proyecto que se desarrolla de un ordenamiento territorial, que consiste en que los gobiernos locales deben efectuar mejoras de sus áreas en muchas formas distintas, gestionando su territorio técnicamente, con lo que se contribuye a la sostenibilidad del medioambiente de sus ciudades.

En las universidades hay proyectos que desde el inicio establecen: planificación, ejecución, control y cierre del conjunto de los procesos hasta alcanzar el objetivo propuesto en el tiempo y con el presupuesto disponible. Así se establece el ciclo de vida de un proyecto, que abarca desde que nace hasta que termina, y se ocupa de todo el progreso del mismo, entendiendo que dicho ciclo de vida es básico para poder comenzar a sentar las bases de una dirección de planes a nivel profesional.

La estructura regional en Guatemala la conforman los recursos naturales de la zona urbana más grande del país: “La ciudad de Guatemala”, que enfrenta varios problemas como la densificación, el uso del suelo, las migraciones y el sistema circulatorio con la congestión del transporte vial, a raíz de la deficiencia de la planificación urbana, como la inequidad social, los drenes de agua y los sistemas de drenaje para prevenir la contaminación y muchos problemas más como la existencia de esos casos en que aparece la corrupción y la violencia.

El director del proyecto es el protagonista del futuro que debe diseñar su propia curva, mediante la adaptabilidad y práctica del conocimiento con la elección del proyecto a realizar. El ciclo de vida del proyecto se compone de: el inicio, la planificación, la ejecución, el control y el cierre del conjunto de procesos que lo componen, hasta conseguir alcanzar el objetivo propuesto en el tiempo y con el presupuesto disponible.

El ciclo de vida del proyecto se ocupa de la gestión de la globalidad, tanto del proceso como de la metodología más adecuada para desarrollarlo, desde su inicio hasta su final. Este se desarrolla paso a paso, proceso a proceso, hasta llevar a cabo el alcance en que hemos definido, es decir, aquello que pretendemos obtener como resultado de la ejecución. El ciclo de vida del proyecto abarca desde que nace hasta que finaliza, por lo que el progreso se da a lo largo de todas las etapas de su desarrollo.

Un proyecto se hace para conseguir un producto, un servicio o un resultado único; es decir que antes del proyecto no existía el objeto, cuya consecución justifica el esfuerzo y la inversión que representa, donde las personas del planeta Tierra prosperen de acuerdo a las directrices que han salido de Glasgow, por lo que la misión es la transición global de la tierra como obtener agua limpia, economías justas, un clima aceptable, un diseño vial correcto, como una densidad habitacional adecuada al medio.

La dirección de los proyectos profesionales se da con orden y un procedimiento acumulado del conocimiento, construyendo peldaño a peldaño, de manera ordenada y práctica.