Criterio urbano

El mundo ha sobrepasado los 10 millones de casos de covid-19

Juan Carlos Zapata @jczapata_s

Sin lugar a duda estamos ante una de las pandemias más críticas de los últimos cien años. La desolación y desesperanza de ver a tantos familiares y amigos que han fallecido ante el covid-19 nos debe hacer reflexionar como humanidad de lo duro que van a ser los próximos meses. Muchas personas han perdido a alguien cercano y no hay palabras para expresar lo triste que es ver a tantos en una situación complicada, sintiéndonos tan impotentes ante el dolor de miles de familias que han perdido a seres queridos alrededor del mundo.

Países con sistemas de salud en mejores condiciones que varios de América Latina como Reino Unido, España o Italia tienen ya números alarmantes de fallecidos por cada millón de habitantes. Incluso es incomprensible cómo Suecia sigue creyendo que su estrategia es la adecuada, el costo en vidas humanas ha sido muy lamentable, no han podido salvar su economía y aún así siguen defendiendo su modelo.

Pero ante todo este escenario de tristeza e incapacidad de muchos gobiernos de no poder controlar la situación, debemos ser optimistas y ver cómo podemos apoyar. El sábado por la tarde fui testigo de cientos de personas que ya estaban recuperándose, las escafandras que se han donado por parte de Fundesa están ayudando a muchos pacientes críticos a salir adelante. Casos incluso donde se ha visto que la saturación de oxígeno mejora de 74 a 92%, lo cual puede hacer toda la diferencia para salir de una hipoxia severa.

Esto debemos agradecerlo no solo a los cientos de personas, empresas y medios de comunicación que se han sumado a la campaña de donación Unidos por el Desarrollo, sino al mismo doctor Edwin Asturias, director ejecutivo de la Coprecovid, y al presidente Alejandro Giammattei. Ellos fueron quienes, desde un aspecto técnico y político, solicitaron a tiempo que se hiciera un compromiso de aporte, y sin duda fue a tiempo, porque en menos de dos semanas se logró traer el primer cargamento de 200 unidades y ya vienen 600 más en camino.

En las siguientes semanas la situación de salud, aunada a los efectos económicos del país, va a comenzar a ser más crítica. Cada vez vamos a tener a más personas cercanas que se contagian. Por ello es importante que, si salimos a trabajar, o por cualquier necesidad, tomemos todas las medidas de precaución posibles. Utilicemos mascarilla en todo momento y tratemos de llevar siempre con nosotros alcohol en gel, para desinfectarnos las manos constantemente, y tratar de no llevárnoslas a los ojos o a la boca, para no contaminarnos.

Los efectos de la pandemia en la economía sin duda van a ser muy duros para muchas familias. Seamos solidarios hasta donde nos permitan nuestras posibilidades y tratemos de ayudar a quienes más lo necesiten. Según la última presentación del Fondo Monetario Internacional, la economía global se va a contraer en un 4.9% e incluso muchas economías avanzadas podrían ver una caída de hasta 8% en el 2020.

Para el caso de Guatemala se estima una caída alrededor del 2.5% con sectores como el de alojamiento y servicios de comida, así como el de transporte y almacenamiento, que van a ver una caída del 12.4% y un 7%, respectivamente. Estos indicadores, aunados a las graves señales de una aglomeración natural en el número de camas ocupadas en todos los hospitales del país, requiere acciones específicas para que aumentemos el número de pruebas y que, desde cualquier ámbito, apoyemos a solucionar la situación tan compleja para Guatemala. Solo trabajando juntos vamos a superar esta enfermedad.