Urbanismo y sociedad

Espacio y proporción en la obra arquitectónica histórica

Alfonso Yurrita Cuesta alfonsoyurritacuesta@gmail.com

Publicado el

“Antigua Guatemala es una ciudad que es manoseada por cualquiera”. El concejo municipal de Antigua Guatemala aprobó la licencia de un proyecto de construcción en San Juan del Obispo, Antigua Guatemala, el cual incluye un templo, que ha causado preocupación e inconformidad entre vecinos de la aldea, así como entre profesionales que advierten que esto generará un impacto ambiental negativo por contravenir la ley protectora de la ciudad colonial y del uso de suelo en la finca Las Victorias. carretera a San Juan del Obispo, para la construcción de un centro de convenciones de liderazgo de iglesias Gratia, por Josep Batz, para entrenar jóvenes. Una recolección de firmas en change .org se viralizó en redes sociales contra dicha construcción y sobrepasó las cinco mil que se solicitaban para presionar a las autoridades antigüeñas para “detener la licencia, nociva para el área de 50 viviendas, que por su magnitud y destrucción de áreas verdes para hacer un parqueo para 14O carros”.

José María Magaña, presidente del Colegio de Arquitectos de Guatemala, aseguró que la licencia otorgada evidencia la ignorancia del concejo y de la entidad solicitante, porque no existe un Plan de Ordenamiento Territorial (POT) tal como lo ha indicado la Unesco, que define el uso de suelo y las vías de comunicación con el territorio. Otra vez el alcalde Víctor Hugo del Pozo busca cómo beneficiarse con la Antigua, lo cual me trae a la memoria cuando trabajando en el Plan Regulador de la Antigua junto con otros colegas como la arquitecta Susana Asencio, José María Magaña y otros más, nos informó que pensaba hacer un centro comercial en lo que era el Mercado Central de la ciudad. Para mí no fue una sorpresa esta decisión del alcalde Del Pozo, pues en 2003, estando en la dirección urbana de la Antigua, tuve que renunciar por la idea de Del Pozo de realizar un centro comercial en el espacio del Mercado Central. Ante las críticas, el Centro de Formación de la Cooperación Española en La Antigua Guatemala. Nombra a un nuevo conservador, quien posee el título de arquitecto y maestro en restauración de monumentos con especialidad en bienes inmuebles y centros históricos. También cuenta con un doctorado en Arquitectura con énfasis en Conservación del Patrimonio Cultural, por la Facultad de Arquitectura de la Universidad de San Carlos de Guatemala, en convenio con la Universidad Autónoma de México. Asimismo, tiene una maestría centroamericana en Gestión y Conservación del Patrimonio Cultural para el Desarrollo.

A la par, al momento, tenemos otro problema en ciernes, en las relaciones de Daniel Ortega con Washington, que están en sus horas más bajas. El exguerrillero sandinista echó más leña al fuego. Esta semana, el aparato propagandístico de Vladímir Putin no ha escatimado en reportes que recogen un dictamen emitido el miércoles por el oficialismo en Nicaragua, que permite el ingreso al país a un número indeterminado de militares, naves y aeronaves de las fuerzas armadas rusas a partir del 1 de julio para participar en lo que el régimen ha llamado “ejercicios de intercambio e instrucción militar y adiestramiento, en operaciones de ayuda humanitaria”. con lo cual ponen en duda todos aquellos centros de formación. Lo cual ha traído a mi memoria aquellas frases que me dirigió el Dr. Caesar Sereseres de la Universidad Irvine de California, cuando nos conocimos y me explicaba por qué se encontraba en Guatemala. Me dijo: “Estoy aquí participando en el programa de Estados Unidos para contribuir a ayudar a enlazar los conceptos culturales, psicológicos e históricos que existen entre Estados Unidos y América Latina sobre el conflicto armado de la guerrilla y en la historia posconflicto. En ese tiempo nos encontrábamos en las luchas fratricidas.