Escenario de vida

¿Ha sido válida la urgencia de los triunviratos del pasado?

Vida Amor de Paz vidanicol@gmail.com

No cabe la menor duda que la historia política de nuestro país ha sido claramente convulsionada a lo largo del tiempo. Así lo muestra Roberto Ardón en su recién publicado libro Triunviratos.

Su magistral trabajo de investigación delata cómo el fenómeno de una deformación política implica un desbalance a la independencia y crea peligros hacia una sana democracia. En su ameno relato nos hace imaginar a los personajes que han hecho historia: sus anhelos, relaciones interpersonales, miedos, improvisaciones, engaños, conspiraciones, traiciones, sabias o nefastas acciones y, principalmente, cómo el destino les llevó a muchos a ejercer el poder.

Es fascinante aprender sobre las coincidencias de sujetos políticos que debieron haber estado en un punto determinante para asumir el poder y, por situaciones del destino, no estuvieron, mientras otros que nunca debieron haber estado allí, se convirtieron en los protagonistas. Los triunviratos fueron producto de la improvisación cuando los movimientos armados tenían dificultad para concretar su poder. En otras ocasiones surgieron por elecciones fallidas. Esto nos da una lección, que repetir elecciones también nos empuja al peligro de un rompimiento constitucional.

Si los triunviratos son o no producto de la casualidad, de la urgencia o de las inconformidades del momento, Ardón nos explica que algunas fueron diseñadas dentro de un tablero de ajedrez. También nos cuenta que muchas juntas de gobierno fueron asumidas por individuos que minutos antes no sabían que jugarían un papel en la historia. Se trató de improvisaciones, operaciones encubiertas y conspiraciones políticas, mientras los ciudadanos de a pie solo sabían una décima parte de lo que estaba sucediendo.

Esta obra nos enseña que los triunviratos son producto de sistemas políticos fallidos o de desacuerdos entre las élites que han provocado que se tenga que recurrir a una forma tan anormal de poder. Ardón nos brinda el porqué detrás de las intervenciones del departamento de Estado en Washington D.C. y cómo enhebraban con grupos de militares y otros actores políticos de la época. Nos devela secretos que nunca nadie antes se había atrevido a contar.

Personajes como Ydigoras Fuentes, Ríos Montt, Árbenz, Mendoza, Flores Avendaño, Arévalo, Toriello, Monzón, Ubico, Arana Osorio, Peralta, González López, Sisniega Otero, Maldonado Aguirre, Carpio Nicolle, Arrivillaga, Skinner-Klée, Oliva, Roca, Cáceres Lehnhoff, López Fuentes, Mejía Víctores, Lucas, Guevara, López Fuentes, Sósa Avila, Antoniotti, Días de León, Sánchez, Castillo Armas, Sandoval Alarcón, Julia Quiñonez y otros pintorescos políticos han quedado al desnudo en la obra de Roberto Ardón.

Triunviratos nos deja muchas lecciones a partir de una triste realidad que muchos no conocen con piezas y figuras que para bien o para mal han marcado el rumbo del país. La historia bien contada nos puede dar la oportunidad de valorar una democracia sólida y por qué desistir de futuras deformaciones políticas.

El recorrido por la obra de Ardón abarca cuatro décadas, y al menos siete juntas de gobierno. Muchos de los personajes se quedaron al final en solitario. Por ello, su obra nos permite comprender mejor el comportamiento humano en la política de la que podrán nutrirse politólogos, aspirantes a política, analistas y periodistas. Lo sugiero como pénsum de estudios para estudiantes vocacionales y universitarios.

Roberto Ardón lleva 25 años en el Cacif y recientemente recibió el reconocimiento al Autor Nacional. El libro va con el ánimo de alguien que ama la historia.