Desde Ginebra

La Doce Conferencia Ministerial de la OMC

Eduardo Sperisen-Yurt esperisen@gmail.com

Publicado el

La Doce Conferencia Ministerial de la Organización Mundial del Comercio (OMC) se debió haber realizado según el mandato en el año 2019, en Nursultán, Kazajstán; sin embargo, debido a la pandemia del covid-19, los miembros decidieron posponerla. En diciembre del 2021 se planificó su realización en Ginebra, pero lamentablemente esta también se debió posponer, debido a medidas sanitarias impuestas por el gobierno suizo, que dificultarían la participación de los ministros miembros de OMC a la Conferencia.

Finalmente, la Conferencia Ministerial se llevó a cabo del 12 al 17 de junio 2022, en Ginebra, Suiza. El 17 de junio, en horas de la madrugada, los miembros de la OMC concluyeron con éxito, logrando resultados a nivel multilateral respecto de diversas iniciativas comerciales importantes.

La Conferencia fue coorganizada por Kazajstán y presidida por Timur Suleimenov, primer jefe adjunto de Gabinete del presidente de Kazajstán, y como vicepresidentes, los ministros de Australia, Barbados y Uganda.

La directora general, Dra. Ngozi Okonjo-Iweala, dijo en sus palabras introductorias que estaba consciente de la responsabilidad que tenía como líder de la organización en estos momentos cruciales para el multilateralismo, respondiendo a las necesidades actuales de la población mundial. Sobre los temas prioritarios por resolver mencionó la crisis alimentaria y los aumentos en los precios de los granos y fertilizantes que traerán pobreza en particular a los países en desarrollo.

El presidente del Consejo General, el embajador Didier Chambovey de Suiza, remitió para consideración y adopción de los ministros una decisión sobre el Programa de Trabajo de las Pequeñas Economías y una decisión sobre las Medidas Sanitarias y Fitosanitarias, las cuales cuentan con el consenso de la Membresía.

Recalcó la importancia de los párrafos contenidos en la Declaración Ministerial sobre el empoderamiento económico de la mujer, las micro, pequeñas y medianas empresas, medio ambiente y la moratoria de los derechos de aduana para las transacciones de comercio electrónico.

Las negociaciones ininterrumpidas entre las delegaciones dieron lugar al “Paquete de Ginebra”, que contiene una serie de decisiones sin precedentes sobre las subvenciones a la pesca, la respuesta de la OMC a las emergencias, incluida una exención de ciertos requisitos relativos a la concesión de licencias obligatorias para las vacunas contra la covid-19, una declaración ministerial sobre la respuesta de emergencia a la inseguridad alimentaria y la reforma de la OMC.

Sobre los complejos debates para la reforma de la OMC, la DG mencionó que hay que explorar varias alternativas para avanzar el trabajo en OMC, diciendo que no es posible continuar trabajando en un método en donde unos miembros pueden bloquear acuerdos apoyados por la mayoría de los miembros. Por lo que espera que los miembros tomen decisiones sobre el proceso en que se llevará a cabo esta modernización, con miras a tomar decisiones en la próxima Conferencia Ministerial, en dos años.

Con relación al importante trato especial y diferenciado para los países en desarrollo, la DG considera que aquellos miembros que no utilizarán las flexibilidades deben decirlo claramente para que los países más necesitados puedan beneficiarse de las mismas.

Sobre la agricultura no se logró el consenso para un resultado concreto, más que una mención sobre la importancia vital para los países en desarrollo y una nueva hoja de ruta para la labor futura en la siguiente conferencia ministerial.

Para finalizar, cabe resaltar que todos los temas que finalmente se acordaron en la Doce Conferencia son de interés para el desarrollo económico de Guatemala y de los países en desarrollo y los países menos adelantados.