Pluma invitada

Las predicciones de los modelos matemáticos

Publicado el

Washington, en donde se menciona que Guatemala podría tener 200 muertes diarias por covid para el 1 de noviembre. Para no alarmarnos más de la cuenta, es necesario reflexionar acerca de los modelos matemáticos. Un modelo es una representación de una realidad. Pueden ser el modelo a escala de un vehículo o edificio o una representación matemática de una situación como la pandemia. La confianza, validez y exactitud de los resultados del modelo dependen principalmente de 3 factores: calidad de los datos alimentados al modelo, validez de las expresiones matemáticas programadas para modelar los datos y condiciones futuras supuestas en el modelo

La calidad de los datos es absolutamente indispensable. Se puede contar con el mejor modelo y que ha sido probado en varias oportunidades, pero si la calidad de los datos es pobre, los resultados serán también de baja calidad y confianza. Las expresiones matemáticas deben ser las adecuadas y deben programarse correctamente. Un “teclazo” puede provocar gran confusión en los resultados, tal como se vio con el reporte de cuando vencen ciertos lotes de vacunas. Finalmente, las condiciones futuras supuestas marcan como serán los resultados. Si se suponen condiciones demasiado optimistas o pesimistas, los resultados invariablemente lo reflejan. En otras palabras, se pueden utilizar los mismos datos históricos y el mismo modelo, pero si se suponen condiciones futuras diferentes, se obtienen resultados diferentes.

Analizando los datos de Fallecidos de la 4ª Ola (de mayo/2021 a la fecha) podemos desarrollar sin ningún esfuerzo 2 modelos matemáticos sencillos a través de Excel: uno lineal y otro exponencial. Este modelo lineal predice 350 personas fallecidas en la primera semana de noviembre, equivalente a 50 personas al día; mientras que el modelo exponencial predice 400 personas fallecidas, equivalente a 57 personas al día. El modelo se basa en los datos históricos de mayo a agosto y supone que a noviembre imperan las mismas condiciones anteriores para el país… lo cual sabemos que no es así ya que cada día sube el % de personas vacunadas y al menos llevamos 1 semana de Estado de Calamidad con Toque de Queda nocturno. Al cambiar las condiciones, cambian los resultados.

El propósito del presente ejercicio no es determinar cuántas personas fallecidas tendremos en noviembre, sino mostrarles que los modelos matemáticos no son infalibles y que los resultados deben tomarse con mucho criterio en la toma de decisiones. Si analizamos las semanas previas al 15 de agosto, cuando se emitió el decreto del Estado de Calamidad, se observa que los indicadores del semáforo, tanto la incidencia acumulada como el % positivos, venían en aumento y fue una excelente justificación para el Estado de Calamidad. ¿Cómo estaremos mañana?

Por el otro lado, si observamos los datos diarios de agosto, se nota una estabilización del % positivos a partir del 18 de agosto. En este caso, el Estado de Calamidad no tiene justificación porque la mejora observada no es por su emisión sino por las acciones y actitudes asumidas por la población desde el 10 de agosto. Sin embargo, el futuro es incierto y el 15 de agosto se desconocía que las medidas del 10 empezarían a notarse el 18.

Por lo anterior, debemos entender que los modelos son sólo un apoyo a la toma de decisiones y que sus resultados deben analizarse con mucho criterio para evitar desinformación por condiciones futuras supuestas.