Criterio urbano

Leyes que podrían ayudar a que el país prospere

Juan Carlos Zapata @jczapata_s

En un hecho histórico, el Comité Coordinador de Asociaciones Agrícolas, Comerciales, Industriales y Financieras (Cacif), la organización que reúne a entidades gremiales que trabajan para construir un mejor país desde la productividad y la participación ciudadana, presentó públicamente un plan de reactivación para el desarrollo.

Menciono que es histórico, porque en los últimos veinte años la patronal Cacif nunca había publicado un documento tan completo y consensuado con todas sus cámaras, con leyes y acciones que permitiesen al país transformarse de manera tan acelerada. El plan está compuesto por 27 propuestas, entre ellas se encuentran leyes y acciones que pueden acelerar el crecimiento económico y la prosperidad de los guatemaltecos para los próximos diez años.

Esta hoja de ruta, bien pudiera ser una estrategia que se discuta públicamente con los demás sectores de la sociedad para tener un plan de Estado. Los partidos políticos podrán encontrar en este plan un esfuerzo ya articulado, que por primera vez lleva el consenso de miles de empresarios agremiados a las diferentes gremiales y cámaras de nueve organizaciones empresariales constituidas en la patronal guatemalteca.

Cuando analizamos el nivel de complejidad económica de nuestro país, según el Atlas publicado por el Centro de Desarrollo de la Universidad de Harvard, encontramos que Guatemala ha caído once posiciones en los últimos diez años, debido a que no se han hecho cambios importantes en el marco legal que permitan a las empresas avanzar hacia exportaciones con mayor sofisticación, uno de los temas críticos para que cualquier país pueda avanzar.

La Universidad de Harvard comenta que “los países que exportan productos complejos, que requieren una gran cantidad de conocimientos, crecen más rápido que los que exportan materias primas”. Este punto es clave para entender por qué nuestra economía se ha quedado estancada en los últimos años, ya que no ha habido cambios importantes en materia económica en la agenda legislativa. Según las misma Universidad de Harvard, el crecimiento puede ser impulsado por un proceso de facilitación y modernización al marco institucional y diversificación de los conocimientos técnicos, para producir un conjunto de bienes y servicios más amplios y cada vez más complejos. Las mayores exportaciones de bienes de Guatemala se encuentran en productos de complejidad baja y moderada y tenemos brechas importantes para que sectores de mayor sofisticación puedan instalarse en el país.

Por eso es tan importante que se le dé un seguimiento estratégico a este plan, porque si las leyes plasmadas pudieran aprobarse en el Congreso, nuestro país tendría la oportunidad de transformarse y comenzar a tener exportaciones de mayor valor agregado. Este plan se relaciona directamente con la Política Nacional de Competitividad 2018-2032 y se definió bajo criterios específicos en cuanto a la factibilidad de llevarlos a cabo, impacto positivo en los ámbitos económicos, políticos, sociales y mediáticos, cuenta con apoyo para su implementación y requieren una estrategia sencilla de implementación.

Las 27 propuestas abarcan cinco distintos ámbitos: económico, institucional, infraestructura, recurso humano, mercados y clima de negocios. Quienes sabemos lo que cuesta ser empresario, tenemos que sentirnos orgullosos de contar con una herramienta de este tipo, que ayude a guiar las discusiones de política pública de los próximos meses, permitiendo establecer una hoja clara de implementación hacia una mayor prosperidad y bienestar para todos los guatemaltecos.