Desde Ginebra

Los ciclos económicos mundiales

Eduardo Sperisen-Yurt esperisen@gmail.com

Según expertos, los ciclos económicos mundiales, son los aumentos y descensos o fluctuaciones recurrentes de la actividad económica global en un período determinado. Estos no se presentan de la misma forma, sino en diferentes períodos, pues su intensidad, duración o comportamiento pueden variar; sin embargo, ocurren en orden hasta llegar a la fase final, en la que el ciclo económico comienza de nuevo.

Siendo así, los ciclos económicos mundiales se pueden interpretar como las variaciones de la oferta y demanda expresada en alzas y bajas, que se repiten con cierta periodicidad a lo largo de los años y consisten en las fluctuaciones recurrentes, no periódicas, en la actividad empresarial y económica que tiene lugar durante un período de años.

Los ciclos económicos mundiales se pueden dividir en diferentes fases, siendo estas: la recuperación, que es la fase cuando la economía está estancada o crece ligeramente. La expansión, que es la fase de mayor crecimiento económico, y el auge, que es la fase en que el crecimiento económico empieza a mostrar señales de agotamiento.

Los ciclos económicos no tienen una duración determinada. Sin embargo, existen estudios estadísticos que han distinguido ciclos de diferentes tamaños. Algunos expertos los han clasificado de corto plazo, cuando tienen una duración media de 40 meses y no suelen llegar a la fase de depresión. Mediano plazo cuando tienen una duración de hasta 11 años, con una serie de ciclos cortos. De largo plazo cuando pueden llegar a tener una duración de hasta 60 años. Las fases requieren de mucho tiempo para llegar al auge y cuando hay una recesión suele ser lenta, pero desemboca en depresiones económicas de magnitud histórica, de acuerdo con expertos.

La duración del ciclo económico es algo muy debatido por los académicos, ya que raramente han tenido la misma temporalidad a lo largo de la historia. En ocasiones se han dado todas las fases en muy pocos años y en otras pasan más de 10 años para ver las fases de forma continuada.

A comienzos de 2020, la economía mundial parecía mantener perspectivas de crecimiento moderado, según diversos análisis. Por ejemplo, el Banco Mundial estimaba un incremento del PIB para ese año del 2,5%, similar al de 2019 y al que se preveía para 2021.

En ocasiones las fases están claramente definidas, mientras que, en otros casos, se mezclan diversos factores que conllevan cambios en la situación, sin que ello suponga un cambio de la directriz general de la misma manera que a veces las acciones rebotan o se toman un respiro, dentro de una tendencia global bajista o alcista.

Ante los desafíos de la pandemia y a fin de estimular la economía mundial, recientemente los líderes del Grupo de los Siete (G7) celebraron una cumbre en el Reino Unido, con temas tales como el cambio climático, la economía, la pandemia de coronavirus y la geopolítica, como los principales puntos de conversación.

Es la primera cumbre presencial del G-7 en casi dos años. Gran Bretaña, como anfitrión, quiere que los líderes aprovechen la oportunidad de reconstruir mejor a partir del coronavirus, uniéndose para hacer que el futuro sea más justo, más verde y próspero.

Estos años están siendo históricos, y que lo visto en estos últimos meses tiene pocos precedentes en la economía mundial, pero nunca estas oscilaciones económicas se habían producido de manera tan brusca en el tiempo como desde finales del 2019, comentan expertos en estos temas.