Fuera de la caja

Networking para mujeres

Hoy 10 de mayo, felicito a todas las madres y en especial a mi mamá, Alicia de Lemus, y a mi esposa, Odette Paz, mujeres de gran corazón y amor por sus hijos. Aprovechando este día voy a escribir sobre el networking femenino. Vivimos una época en la cual las oportunidades para las mujeres se abren cada vez más, el crecimiento en cualquier organización requiere talento, pero también una estrategia de networking para acceder a estos puestos. De acuerdo con el informe Women in the Workplace de 2018, de LeanIn.org y McKinsey, las mujeres se relacionan menos que los hombres, y siendo el networking un tema de relaciones, esto se convierte en una limitante para ellas. Chi Chi Okeize, de la empresa SimpleNetworking, indica: “Nosotros trabajamos en redes, no podemos vivir sin networking; sin embargo, el networking intimida a muchas mujeres”. Entonces, ¿qué frena a las mujeres a realizar un networking exitoso?

Según un estudio de SAGE Publishing que apareció en el Journal of Human Relations, “este problema tiene su origen en el hecho de que la mayoría de las mujeres tienden a ser víctimas de barreras autoimpuestas, incluida la modestia de género, la tendencia a subestimar su valor y sus puntos fuertes y renuencia a aprovechar sus conexiones como un medio para salir adelante en sus carreras”, sumado al temor de una interpretación errónea cuando ella realiza un acercamiento para iniciar una conversación con algún hombre.

El networking puede convertirse en una poderosa herramienta de crecimiento en todos los aspectos de la vida, y ser mujer, desde mi punto de vista, tiene más ventajas que desventajas en lo que a networking se refiere. Las mujeres a menudo hacen contactos a través de personas que conocen y tienden a formar redes más pequeñas y profundas basadas en la confianza, y esto se convierte en un activo importante, ya que hacemos negocios con personas en quienes confiamos. Adicionalmente, uno de los pilares del networking es “Ganar dando” como lo acuñó Ivan Misner, fundador de BNI, las mujeres son excepcionales en este sentido porque primero piensan en lo que pueden hacer por la otra persona antes de pedir lo que quieren, esto es un don natural que se convierte en una ventaja.

El networking es una estrategia que se centra en la construcción de relaciones y aquí es también donde las mujeres tienen puntos a favor, ya que mientras los hombres se centran en la necesidad a corto plazo, las mujeres se centran más en construir conexiones personales a largo plazo.

Para mejorar su estrategia de networking les comparto las siguientes recomendaciones: 1. Participe en grupos profesionales de networking centrado en mujeres. Esto servirá para relacionarse en un ambiente cómodo, crear el hábito y ampliar su círculo. La creación de redes permite a las mujeres identificar modelos a seguir, encontrar mentores y patrocinadores y ampliar sus oportunidades comerciales. 2. Aproveche las ventajas que tiene para hacer networking. 3. Participe en redes de networking profesionales como BNI (Business Network International), donde las relaciones se desarrollan en un estricto sentido profesional. 4. Haga del networking una prioridad. 5. Planifique y determine sus objetivos antes de una reunión de networking. 6. Manténgase activa en redes sociales profesionales. 7. Trabaje en su marca personal.