Fuera de la caja

Networking y los siete principios de dar

Terminé de leer el último libro de Iván Misner, el fundador de BNI (Business Network International), titulado Infinite Giving, y encontré interesante compartir con ustedes los siete principios de este libro. Comenzaremos indicando que una de las frases que más me gustó fue: “Una excelente manera de ayudarse a sí mismo, es ayudar a los demás”, y esto enmarca la filosofía Givers gain (ganar dando) que viven los miembros de los capítulos de BNI en el mundo. El libro dice que si sumamos la filosofía de ganar dando, más los siete principios que vamos a tratar, es igual a Infinite Giving (dar en forma infinita). Hablemos ahora de cuáles son estos siete principios.

1. “Están en tu luz”: Este principio se basa en otro libro del mismo autor que se titula Who is in your room (¿Quién está en tu cuarto?), que hace una analogía de que la vida es como un cuarto con una puerta donde se puede entrar pero no salir, y entonces cuestiona la importancia de a quién dejamos entrar en nuestra vida; por lo tanto, es necesario tener discernimiento en las personas en quienes confiamos, con las que trabajamos, con las que nos asociamos e involucramos en proyectos, porque van a influir en todos los aspectos de nuestra vida.

2. “Dar sin esperar nada a cambio”. No existe una fórmula que indique que la misma cantidad que damos recibiremos a cambio. Cuando damos algo de nosotros a los demás, se debe hacer sin esperar recibir nada a cambio. En el momento en que esperamos algo en retorno se vuelve una relación transaccional y perdemos la esencia de un networking verdadero.
3. “Dar más de lo esperado”. No hay que conformarse con lo mínimo en el momento de dar. Cuando estamos haciendo networking tenemos que exceder las expectativas, para ser diferentes a los demás. Como dice el libro Infinite Giving: “Solo se necesita un poco de tiempo y esfuerzo para diferenciarse realmente del resto”. Recuerde que usted posee una marca personal y en cada momento tiene que trabajar en posicionarse en la mente de su interlocutor.

4. “Dar lo que realmente pueda”. El objetivo de este principio es que usted se comprometa con lo que puede cumplir. Todos poseemos una cantidad limitada de tiempo, energía y recursos, por lo que debemos cuidarlos adecuadamente.
5. “Está bien recibir”. La frase Givers Gain (dar para recibir) está formada de dos palabras, y una de ellas es recibir. Cuando he construido confianza con mi red de contactos y he generado valor para los demás, tengo el derecho de pedir y recibir. La vida lo recompensa y hay que tener la mente y brazos abiertos para recibir lo que nos envía.

6. “Sea humilde”. Cito una frase que me gustó en este principio: “Las personas humildes no se hacen de menos; simplemente piensan menos en sí mismas”. El ser humilde es una actitud que no es difícil de lograr y los beneficios de serlo son incontables. La persona humilde siempre piensa primero en los demás, escucha más y habla menos, tiene una mentalidad de abundancia y da antes de recibir. La persona humilde es capaz de ver el valor de los demás y no se comporta como que el mundo girara a su alrededor.

7. El efecto gratitud. Estudios de la Universidad de Harvard muestran que las personas que expresan gratitud son “más optimistas y se sienten mejor consigo mismas”. El ser agradecido mejora las relaciones personales y de trabajo. La gratitud puede llenar nuestra vida de alegría, felicidad, paz, optimismo, y nos hace sentir mejor con nosotros mismos. El ejercicio de gratitud es algo que debemos cultivar diariamente, como un estilo de vida que nos traerá múltiples beneficios.