Cable a tierra

Vacunación masiva y equitativa

Karin Slowing karin.slowing@gmail.com

Para controlar la pandemia covid-19, se necesita asegurar tanto la disponibilidad de vacuna en suficiente cantidad, como contar con estrategias de vacunación que aseguren a toda la población la oportunidad de vacunarse y hacerlo lo más rápidamente posible. A nivel mundial, solo el 28.1% de la población total tiene ya dos dosis de vacuna y la distribución de personas vacunadas entre los distintos países es bastante desigual, asunto que ha abordado la Organización Mundial de la Salud en distintas ocasiones, por sus efectos deletéreos en la meta común que debe tener la humanidad. Así como se dan desigualdades a nivel global, pasa también a lo interno de los países, especialmente en aquellos donde la desigualdad es estructural, profunda, sistemática y de larga data.

En el caso de Guatemala, el análisis de los datos disponibles sobre el avance de la vacunación muestra que vamos lento (8.7% de la población con esquema completo) y hay disparidades significativas entre territorios, comunidades lingüísticas y grupos de edad, cuando éstos últimos habían sido priorizados en el plan de vacunación. Se han ido quedando rezagados, a pesar de su mayor riesgo de mortalidad. El LaboratorioDeDatosGt mostró también que el nivel de pobreza de un municipio y el nivel de escolaridad promedio de la población, se asocian fuertemente con la probabilidad o no de ser vacunados. Esto ocurre porque hay medidas que están en aplicación que hacen mucho más dificultoso para ciertas personas el acceder a la vacuna. El fenómeno es bastante marcado, concentrándose los vacunados principalmente en el municipio y departamento de Guatemala, y en los cascos urbanos de otros pocos departamentos.

Por estas razones, el LaboratorioDeDatosGt, en un esfuerzo conjunto con Oxfam y Paraíso Desigual, quisimos contribuir al esfuerzo nacional con una propuesta para acelerar la vacunación que tenga como fundamento asegurar el acceso y la oferta equitativa de vacuna a toda la población. Esto pasa por reconocer, en primera instancia, la gran heterogeneidad del país y, segundo, por eliminar algunas medidas específicas contenidas en la actual implementación de la vacunación para acercar la oferta vacunal a toda la población, en lugar de solo seguir esperando que las personas se acerquen a los centros de vacunación.

Así, la propuesta reconoce 5 agrupamientos territoriales en el país, claramente diferenciados por el nivel de incidencia de casos registrados covid-19 y por los niveles de pobreza y escolaridad promedio de los distintos municipios; para cada agrupamiento, se proponen estrategias de vacunación diferenciadas, que parten de lo que ya se ha puesto en marcha por el MSPAS y complementan y refuerzan con estrategias de vacunación activa (casa en casa, campañas, jornadas, vacunación en empresas, etc.). Así también se propone abrir ya la vacunación a partir de los 18 años de edad y comenzar a preparar la vacunación a partir de los 12 años de edad en el año 2022; eliminar el registro previo y la barrera que puede representar para algunos el tener que registrarse en un sistema informático; desplegar estrategias diferenciadas de información, comunicación y educación en salud que permitan a las personas tomar decisiones informadas sobre la vacunación. Igualmente, es importante abrir canales de comunicación y diálogo con las comunidades, líderes locales de opinión que inciden sobre la población. La propuesta completa está disponible en www.labdedatosgt.com es de acceso público y para consideración y aprovechamiento por parte de quienes tienen posibilidad de tomar decisiones acertadas en beneficio de la población, la economía y, en general, de toda la sociedad.