Imagen es percepción

Semana Santa, tiempo de reflexión

Brenda Sanchinelli imagen_es_percepcion@yahoo.com

Semana Santa es un espacio para recordar la vida, muerte y resurrección de Jesucristo y comprender el verdadero significado bíblico-histórico de esta fecha.

Este es un tiempo de espiritualidad, aunque hoy muchos se avergüenzan de mencionar el nombre de Dios y otros niegan su existencia argumentando que: “Si Dios existiera no permitiría que pasaran tantas injusticias en este mundo”. Pero de alguna manera ha sido el mismo hombre quien con su arrogancia y egoísmo decidió ponerlo lejos de la familia, fuera de las escuelas e instituciones, y el resultado ha sido construir una sociedad inhumana, cruel y despiadada como en la que vivimos hoy.

Pero a pesar de la actitud del hombre hacia Dios, Él nos dio la mayor muestra de amor como se describe en Juan 3:16. “Porque tanto amó Dios al mundo que dio a su Hijo unigénito, para que todo el que cree en él no se pierda, sino que tenga vida eterna”.

Aunque muchos desconocen la razón de este feriado, es un buen momento para escudriñar sobre ese gran amor que Dios nos demostró, sea usted creyente o no, recordando que la belleza de la fe radica en la libertad de elección que Dios le otorgó al hombre. Entonces, ¿Quiénes somos para juzgar a los demás y criticarlos porque no creen lo mismo que nosotros? En este aspecto cada uno debe tomar su propia decisión porque, de cualquier forma, la salvación es individual, solos nacimos y un día solos tendremos que dar cuentas a Dios por nuestros actos.

Es increíble el impacto de la vida de Cristo en la historia humana, tanto así que su nacimiento marcó la misma historia, “antes” y “después” de Jesucristo. Es el único personaje del cual se celebra su natalicio en la Navidad y no hay rincón en todo el globo donde esta fecha pase inadvertida, lo celebran hasta los que no que creen en él. Los días cuando se conmemora su muerte y resurrección, el mundo entero se paraliza, hay feriado y recogimiento espiritual en todas partes. ¿Por qué?

Porque la vida de Jesús impactó a la humanidad desde su concepción, enseñanzas, hasta los cientos de milagros que realizó ante los ojos de miles de personas. El bajó del cielo, no para traernos otra religión más, sino para darnos una esperanza, que era el regalo de la vida eterna a todos los que crean en él y le acepten como su único Señor y Salvador.

Estos días son propicios para reflexionar sobre el sentido interpretativo de la pasión y sufrimiento de Cristo y el papel que juega dentro de nuestra existencia.

Semana Santa en Guatemala significa un cúmulo de creencias y tradiciones que involucran la cultura y la identidad de nuestro país, los ritos procesionales han sido declarados patrimonio cultural del mundo, por la riqueza y el colorido de las alfombras y los cortejos. Para la población católica del país, estas tradiciones son importantes y representan de manera solemne la pasión, muerte y resurrección de Jesucristo.

Para el pueblo judío, en estas fechas se conmemora la Pascua, que significa la liberación del pueblo hebreo de su cautiverio en Egipto.

Y para quienes profesan la fe cristiana evangélica, estos días son Santos, porque se recuerda la vida de Jesucristo, su muerte y resurrección.

La decisión de buscar a Dios debe nacer genuinamente del corazón de cada ser humano y va más allá de la práctica de religiones y rituales. También deben reconocer que la salvación no viene a través de una religión, sino de un acto de fe y humildad. La verdadera espiritualidad es aquella que produce una transformación interior que nos acerca al amor de Dios.

No solo en este tiempo, sino cada día de nuestra vida, procuremos un acercamiento con nuestro Padre Celestial a través de la oración y la lectura de la Biblia como lo vino a enseñar Jesús de Nazaret.

imagen_es_percepcion@yahoo.com