#FinanzasDelDeporte: Cómo las dirigencias deportivas pueden matar los sueños de un atleta

El manejo no adecuado de los fondos deportivos afecta directamente a los atletas que muchos no pueden dedicarse por completo a su disciplina por falta de recursos.

Publicado el
Guardar Compartir
Pesas para entrenamiento en el gimnasio de la Ciudad Olímpica, en la zona 5. (Foto Prensa Libre: Byron García)
Pesas para entrenamiento en el gimnasio de la Ciudad Olímpica, en la zona 5. (Foto Prensa Libre: Byron García)

El manejo de los fondos del deporte y el sistema de becas han causado reacciones en los guatemaltecos, incluso en los atletas y exatletas que en algunos casos han recordado los momentos difíciles vividos en el trayecto por buscar la gloria.

Los deportistas activos han preferido estar en silencio y nadie se ha pronunciado en sus redes sociales por miedo a tener alguna represalia, pues es conocido que en el contrato de apoyo económico se les hace saber que no está permitido hablar en contra de las instituciones.

Sin, embargo existen casos como el de Idalme Sandoval, quien fue atleta de alto rendimiento por más de 14 años, en fisiculturismo, y que compartió los momentos difíciles que vivó como deportista activo, pues nunca recibió ningún apoyo económico.

Le puede interesar:
#FinanzasDelDeporte: Mantener el descontrol en la administración de recursos

La falta de oportunidades y de respaldo de la Federación de Fisicoculturismo, así como de la Confederación Deportiva Autónoma de Guatemala (CDAG) y Comité Olímpico Guatemalteco (COG) lo obligó a decidir buscar otras oportunidades, pese a que los resultados los respaldaban.

“Durante mi etapa como deportistas me pude dar cuenta que los dirigentes no les interesa si uno es bueno y que puede dar grandes resultados para el país, solo les interesa justificar los gastos”, compartió Sandoval quien ha estado alejado del deporte por más de 20 años.

Idalme, quien ahora tiene 55 años, fue campeón cinco veces campeón iberoamericano y estuvo activo como atleta de 1985 a 1999, después de vivir grandes experiencias y triunfos gracias al esfuerzo personal, el apoyo de su familia y pocas personas que creyeron en su talento.

“En 1992 competí en un torneo internacional en Venezuela y viajé solo con 125 dólares en la bolsa, no podía pagar ni el hotel, llegué en unas condiciones bien precarias, pero estaba dispuesto a demostrarles que tenía nivel y al final lo conseguí”, indicó.

Lea también: #FinanzasDelDeporte: El uso de instalaciones deportivas no será gratuito

Su pasión por el deporte y ante la falta de apoyo económico, lo obligó a viajar a Estados Unidos para trabajar y entrenarse a fondo. En ese entonces, 1999 la Federación Internacional de Fisicoculturismo lo había alentado a competir en los Juegos Panamericanos de Winnipeg, Canadá, pero a meses de las justas el deporte declinó su participación.

“Fue golpe duro, porque había dejado a mi familia para esa competencia, así que después de eso evalué todo lo que había entregado por el deporte y lo poco que me había regresado mi país, así que opté por el retiro”, dijo.

“Puede decir con certeza que los dirigentes mataron el sueño de seguir compitiendo por Guatemala. El apoyo en el deporte es importante, pero se encuentra uno con un sistema corrupto, el ejemplo más claro es como fallecieron grandes figuras Teodoro Palacios Flores, pues no tuvo el apoyo necesario”, consideró Sandoval.

 

Resultados, a pesar de todo

A pesar de las adversidades y, a voces reconocido, limitado apoyo estatal para la práctica de deporte de alto desempeño, Guatemala sigue representada en las competencias internacionales.

Apenas este año, en la edición de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, el país tuvo 24 deportistas en las competencias.

El caso más destacado el de Kevin Cordón, que se quedó como el cuarto mejor jugador de bádminton del mundo. Incluso, la Federación Internacional de Bádminton (BWF, en inglés) hizo una mención especial al deportista zacapaneco por su “extraordinaria trayectoria”.

Los 24 atletas guatemaltecos que este año participaron en los Juegos Olímpicos de Tokio.

“Los deportistas de talla mundial están afuera, y para nosotros es caro ir hasta Europa y Asía, ahora que la oportunidad se me da es de aprovechar al máximo estos torneos”, dijo Cordón a Prensa Libre al regreso de Tokio.

Entre otros deportistas destacados en la representación de Guatemala en el último evento olímpico también está Luis Carlos Martínez, que conquistó la séptima posición de la final de natación en 100 metros estilo mariposa y se convirtió en el primer hombre centroamericano en disputar una final de natación olímpica.

Otro guatemalteco que sorprendió en las competencias es Luis Grijalva, que debutó y completó la final de los 5 mil metros y quedó en el puesto 12. En el caso de Grijalva es un joven migrante que reside en EE. UU. y decidió representar a Guatemala.

Érick Barrondo, el único medallista olímpico del país hasta ahora, tuvo una participación modesta, aunque llegar a Tokio le representó algunos problemas directos con el propio COG. Finalmente compitió, pero no finalizó los 50 kilómetros de marcha y quedó muy lejos de aquella presea plateada que obtuvo en Londres, en 2012.

También hubo atletas guatemaltecos en competencias de Pentatlón Moderna, ciclismo de ruta, navegación a vela, remo, tiro, halterofilia y judo.


0