Alzas en materias primas y distribución, las nuevas amenazas para las empresas

La tendencia actual es que las materias primas aumenten sus valores y que los costos de distribución se incrementen. Expertos recomiendan qué es lo que los empresarios deben hacer para no sufrir otro golpe en la época covid.

Publicado el
Guardar Compartir

La combinación del aumento de las materias primas, más los costos de servicios logísticos, sobre todo para el transporte marítimo en la fase de la recuperación económica durante la pandemia, debe conllevar estrategias de mediano y largo plazo para lograr acuerdos.

Negociación. Negociación. Negociación. Son las principales recomendaciones que brindan expertos ante las alzas de materias primas que se importan para la producción local, y el incremento en las tarifas de las navieras.

La coyuntura está permitiendo una reactivación en varios sectores productivos que estuvieron deprimidos en 2020 por la pandemia; pero a la vez se está observando un incremento de gastos en las industrias.

No deje de leer
Una historia del avance y retroceso tecnológico en Guatemala

Ejemplo de ello, son los incrementos en los precios de los derivados del petróleo, estos impactan de manera directa en la producción, consumo y distribución de bienes y servicios en toda estructura de valor.

Las cifras lo confirman. El reporte de estimación del efecto del precio de combustible sobre la recaudación de comercio exterior es de Q563.1 millones de enero a junio del 2021.

Mientras, la estimación del efecto del tipo de cambio sobre la recaudación de comercio exterior es de Q75.4 millones.

Un punto para valorar es que el mercado de consumo y de competencia en Guatemala se basa en precio; sin embargo, también se debe competir con servicio y calidad.

Qué hacer

Para mantener los precios y los márgenes de los insumos que se necesitan para la producción y distribución, es necesario lograr una buena negociación, de esta manera se reduce el daño en el cliente final con ajuste de precios.

“Lo primero es tener una buena relación con el proveedor para mantener los precios y no impactar al consumidor”, comenta Leonel Leal, consultor en temas logísticos.

Aclara que hay grandes empresas que sí pueden soportar las alzas por un determinado tiempo y no lo trasladan al cliente final; pero también hay pequeñas y medianas compañías que no lo pueden absorber, por ello, se necesita una previsión en gastos y compras.

A decir del experto, la tendencia de los precios de los insumos va hacia el alza, de momento, y cómo se observa la pandemia, no se percibe un alivio en el corto plazo.

Por otro lado, también se deberán de reajustar los presupuestos, ya que la mayoría de empresas proyectaron a un menor costo los precios de los derivados del petróleo en 2021, como consecuencia de lo observado el año pasado con precios más bajos.

No deje de leer
Ven seis operaciones para sacarle provecho a la Ley de Leasing

Época de negociar

Para Javier Santiago Servent, coach y mentor independiente, esta coyuntura es temporada para negociar en grandes volúmenes.

Por ejemplo, muchas empresas preferían hacer pequeños o medianos pedidos para no contar con mucho inventario y tenerlo ahí, con escaso movimiento; obviamente, todo esto depende si el producto es de tiempo de vida alto o bajo.

Si el tiempo de vida de la materia prima es hasta de dos años, la recomendación es pedir o importar más para que el costo se pueda diluir, que es muy conveniente.

Por otro lado, advirtió que se asoma una situación muy complicada, que es la escasez, ya que las fábricas a nivel global no se están dando abasto para producir, como efecto de la pandemia, y puede haber menos inventario de materias primas, productos terminados. Aquí es importante tener en cuenta que la estructura negativa en la balanza comercial de Guatemala necesita mucho de las importaciones para suplir las necesidades de los consumidores.

Así lo dijo

Estoy recomendando a los empresarios que si traen producto para comercializar que puedan importar volúmenes más altos para no contar con la misma rotación que contaba antes, porque el costo del flete lo puede diluir entre más y tendrá producto mayor tiempo, para que cuando la competencia se quede sin los bienes podrá ofertarlo.

Otras acciones de ahorro

Leal recomienda que cuando se trate de aspectos operativos en las empresas, bien se pueden sustituir por otros medios.

Cita como ejemplo que en una planta que utiliza montacargas, puede cambiarlas de combustibles a eléctricos; algo que, por ejemplo, también significará un ahorro al optimizar operación. Y, asegura, añade una práctica amigable al medio ambiente.

En una operación de distribución, habría que optimizar los vehículos y las rutas de despachos con base al espacio para que salga bien el recorrido, y si antes se enviaban dos unidades para cubrir una ruta que sea solo un vehículo.

Cuando se trata de volúmenes, el inconveniente es que la unidad no cuenta con la capacidad de carga, se puede contratar a un mensajero o compañías de envíos.

La misma situación se puede considerar con respecto a los fletes marítimos, que desde octubre del 2020 empezaron a reflejar alzas, por una escasez de contenedores y rutas navieras que pueden afectar principalmente al sector comercio y a la industria farmacéutica.

Servent también recomienda analizar otros medios de transporte para la importación, sobre todo, para los que traen bienes importados, y reitera que pueden negociar con sus proveedores —depende del tiempo de trabajo con ellos — algunas buenas tarifas, que no siempre pasa pero que hay empresas que pueden cooperar.

¿Qué se necesita?

Los expertos subrayan que se debe ejecutar planes que engloben medidas para optimizar las operaciones en las empresas y que se traduzcan en ahorros reales:

  1. No descartar opciones, y verificar compra más volumen de producto para que su costo sea más bajo, y buscar formas alternativas de distribución.
  2. Contabilizar cualquier “aguardado” que permita hacer maniobras para absorber cualquier fluctuación.
  3. Hacer negociaciones o tercerizar servicios, o en todo consolidar pedidos o rutas de distribución ya que el servicio a domicilio ya se volvió importante en la estructura comercial
  4. Todo debe ir de la mano con la prestación de un buen servicio y calidad.

0