Balance económico sobre un año profundamente inusual

Mientras el año comenzó intenso con los grandes incendios de Brasil y Australia y otros descalabros ecológicos cada vez más notorios, una economía regional y global desacelerándose, perspectivas de Brexit y elecciones hostiles en EE. UU. en el horizonte, la llegada de la pandemia opacó cualquier otro fenómeno y dominó los acontecimientos sociales y económicos desde marzo en todos los países.

PL Plus
Negocios esperan mejorar su economía durante la reapertura del país, luego de meses de permanecer cerrados por la pandemia del coronavirus.
Negocios esperan mejorar su economía durante la reapertura del país, luego de meses de permanecer cerrados por la pandemia del coronavirus.

En Guatemala, la pandemia provocó las caídas del Índice Mensual de Actividad Económica (IMAE) más profundas que se tienen registro, con las variaciones de -10 % en abril y mayo aplastando la caída más pronunciada durante la Gran Recesión de 2008-9 que “apenas” alcanzó -1.6 % en febrero de 2009.

La crisis social y económica del covid-19 motivó variadas y creativas respuestas desde la sociedad civil, empresas y gobierno.

Como muestra de botón: comedores populares, educación y trabajo a distancia, y los paquetes de apoyo social más grandes de la historia del país.

Sensible del delicado momento, la Universidad del Valle de Guatemala también buscó aportar desde múltiples frentes: producción de alcohol gel y mascarillas, diseño de un ventilador de bajo costo, apoyo al Gobierno y la Municipalidad de Guatemala, pronóstico de la evolución de contagios y monitoreo de las condiciones económicas con el Índice Económico Semanal (IES).

El IES, lanzado a fines de agosto para proveer una señal de la economía de mayor frecuencia y actualidad que el IMAE, ha mostrado una recuperación similar aunque no idéntica al IMAE.

El IES sigue al IMAE en cuanto al tiempo de la caída y su evolución general, pero muestra una caída levemente menor en los críticos meses de abril y mayo (IES -7.93% vs. IMAE -10.5% en promedio), y una recuperación menos rápida (pendiente IES de 1.23 vs. IMAE de 2.51 desde el inicio de la recuperación).

Estas diferencias se pueden ver en la siguiente gráfica, donde las pendientes de las líneas puntadas representan las tasas de recuperación de sus series correspondientes por color.

Explicación de la gráfica

Elaboración propia con datos propios (IES) y del Banguat (IMAE)

Esta diferencia de pendiente significa que, en promedio, cada mes el IES se ha recuperado a la mitad de velocidad que el IMAE. Estos hechos implican que el IES estuvo por encima del IMAE hasta junio, y que desde julio hasta octubre (la última fecha del IMAE) ha estado por debajo. En noviembre el IES ha mostrado un estancamiento levemente bajo el 0 %, lo que podría deberse a las complicaciones en EE.UU. transmitidas vía remesas a la economía nacional, complicaciones económicas internas o simplemente que el IES no está logrando capturar la reactivación en sectores claves que no están representados por falta de datos como acero y cemento.

Sin duda el IES tiene espacio de mejora. Esto podría lograrse con series de datos que vayan más atrás de 2015 y con más series capaces de representar la actividad económica del país. Estos son dos desafíos que esperamos abordar durante 2021 para consolidar esta herramienta como un recurso útil para los tomadores de decisión en Guatemala.

***

Benjamin Leiva es investigador del Observatorio Económico Sostenible, Universidad del Valle de Guatemala

0