Cómo afecta el conflicto Rusia-Ucrania la colocación de Eurobonos de Guatemala

En un contexto de conflicto bélico internacional también hay repercusiones para los mercados financieros; y los eurobonos de Guatemala, ya muestran movimientos a la baja.

Publicado el
Guardar Compartir
Oro refugio para inversionistas
Los inversionistas internacionales están buscando refugio en el dólar como resguardo ante la situación actual del conflicto Rusia y Ucrania. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)

Debido a los problemas entre Rusia y Ucrania, los inversionistas están buscando garantizarse otros refugios como el oro o bonos del Tesoro de los EE. UU., lo que se ha manifestado en el comportamiento volátil de los mercados financieros internacionales.

Por otro lado, también hay un buen grupo de inversionistas que están migrando para colocar sus valores en instrumentos globales más sólidos como el oro, que también han presionado al alza la onza en los últimos días y que según expertos, es una señal de movimiento de capitales.

Esta situación está impactando en los rendimientos de los bonos del Tesoro de Guatemala conocidos como eurobonos, en sus diferentes posiciones y en los reportes se observa que los valores nacionales, según el plazo del título internacional, han mostrado una reducción, y el escenario cambió cuando dio inicio el conflicto.

Por ejemplo, la referencia del viernes 11 de marzo muestra que el eurobono de Guatemala que vence en 2026 se estaba ofertando para la compra en 99.40%, pero a la venta, en 100.40%, cuando el año pasado se situaban en 120%. La operación es algo muy normal en los mercados financieros, en el sentido de que bajan o suben las posiciones.

lea además:
Quiénes son los acreedores de Guatemala y cuánto se les debe

Para las autoridades competentes, en la reacción que se está observando en el rendimiento de los títulos, también inciden los precios del petróleo, que alcanzó su máximo en alrededor de US$125 recientemente, así como el comportamiento de otras materias primas.

Movimientos

Rosa María Ortega de Ramazzini, jefa de la Dirección de Crédito Público del Ministerio de Finanzas, expuso que están observando las operaciones de eurobonos vigentes de Guatemala, “y sí se están moviendo por la misma situación internacional, ya que los inversionistas venden unas posiciones y compran otras; esa situación va haciendo que se den esos efectos, en el sentido de alguien quiere transar su bono y otro quiere comprar”.

Además, se vislumbra un posible ajuste de la tasa de interés por parte de la Reserva Federal de Estados Unidos próximamente, más la coyuntura por el conflicto entre Rusia y Ucrania, el alza del barril de petróleo y otros productos, lo que está impactando no solo a Guatemala, sino al mercado financiero mundial.

Para el consultor financiero Irving de la Cruz, se está presentando una situación muy particular, ya que los inversionistas internacionales están ofertando para vender los bonos de los mercados emergentes -como el de Guatemala-, para luego poder comprar los bonos de Estados Unidos -que son mejores cotizados-, ante un escenario en el que suba la tasa de interés para obtener valor, mientras los mercados emergentes pasan a un segundo plano.

“Es muy probable que muchas personas estén vendiendo sus bonos y por esa razón, han bajado los precios”, apuntó el especialista. Los fondos de inversión son los que realizan estas operaciones, principalmente, a escala global.

Valores refugio

De la Cruz señala que los inversionistas globales, ante las circunstancias de conflicto entre Rusia y Ucrania, así como en un posible escenario de movimiento de la tasa de interés de la FED, están buscando lugares más estables para poder hacer sus inversiones y se deshacen de posiciones que puedan tener en los mercados emergentes, para enfocarse en oro, petróleo y bonos de Estados Unidos.

Recordó que hace 60 días, los precios de los eurobonos de Guatemala estaban arriba de la posición 100, pero ahora, los inversionistas prefieren vender estos títulos, aunque pierdan para ir a buscar mejores rendimientos en otro lado.

Ahora están por debajo del 100 y citó como ejemplo de referencia que la posición de bonos de compra para el año 2026 se hallan en 99.40%, pero a la venta en 100.40%; para el título del 2027, en 98.40% compra; y venta, en 99.40%; 2028, 99% compra; y venta, 100%; para el bono del 2030, compra 97.50%; y venta, 98.50%. Y el bono de 2050 se compra en 98.50% pero está a la venta en 100% y eso en la industria significa que las personas quieren deshacerse de esos títulos para conseguir otros bonos, antes de que suban.

Entonces, los inversionistas están buscando oro, petróleo, y bonos del Estados Unidos, como refugio en monedas duras, y ocasiona que vendan todas las posiciones que tengan en otros mercados emergentes, provocando que los precios bajen.

¿Buen momento?

De la Cruz es de la idea que, con estas posiciones, es un buen momento para los inversionistas locales que buscan este tipo de instrumentos, que son buenos precios, pero también son cíclicos y es probable en los siguientes meses o en un año vuelvan a subir, pero el inversionista se hace de un bono a un mejor precio.

Ortega de Rammazzini manifestó que los inversionistas identifican a Guatemala como un país donde no hay una demasiada deuda en comparación con otros países de Centroamérica y que, celosamente, los inversionistas revisan varios indicadores. Por lo general, ellos buscan colocar su dinero donde exista certeza, y un atractivo es el manejo de deuda baja.

También el nivel del crecimiento del producto interno bruto (PIB) y que la economía reacciona de manera positiva, que son variables que colocan a Guatemala como uno de los mejores a nivel latinoamericano.

Álvaro González Ricci, ministro de Finanzas, declaró que diariamente se hacen aportes al fondo global de amortización para reservar el pago diario de la deuda, que es una de las prioridades, y que no hay ningún problema en ese sentido para Guatemala.

Asimismo, cada año la Dirección de Crédito Público, hace los análisis para autorizar emisiones en el exterior; sin embargo, la coyuntura actual es diferente por la excesiva volatilidad asociada al conflicto.

En la actualidad, hay mucha expectativa de los inversionistas y se están presentando situaciones que no estaban en el mapa, y si Guatemala sale, deberá de verificar el contexto internacional, se informó.

Atención a la FED

Miguel Ángel Moir, exjefe de la Secretaría de Planificación y Programación de la Presidencia (Segeplan), consideró que uno de los aspectos a tener presente, es que el conflicto indudablemente ocasionará una escalada inflacionaria que ya se ha venido presentando en las economías más prominentes o desarrolladas.

 

Lea también:
Conflicto Rusia-Ucrania: ¿Cuáles son los riesgos de una guerra cibernética y cómo impacta a Guatemala?

 

Esta situación tiene algunas implicaciones para Guatemala, en virtud de nivel de deuda externa, por lo que el impacto se sentirá por el lado del incremento de la tasa de interés y por ende, del nivel de deuda pública, lo que podría comprometer su sostenibilidad en el mediano plazo.

“En ese sentido, el Ministerio de Finanzas Públicas tiene que evaluar su política crediticia y darle una nueva orientación. La guerra siempre es una excusa para impactar en las economías de quienes las gestan, eso hace que quienes se ven implicados o afectados, asuman medidas y políticas de corte económico. A nosotros solo nos queda esperar el daño colateral, puesto que nuestra economía depende de las medidas y decisiones que tome Estados Unidos y nuestros acreedores”, remarcó.


0