El informe del segundo año de Giammattei destacó logros económicos, pero con verdades a medias

Giammattei exaltó muchas cifras económicas como crecimientos récord. Sin embargo, varios analistas también observan comportamiento de “rebote” luego de la caída del 2020 por el impacto de la pandemia.

Publicado el
Guardar Compartir
Miles de guatemaltecos buscan empleo asistiendo a ferias presenciales donde se promueven puestos de trabajo o  por medio virtual. (Foto, Prensa Libre: Hemeroteca PL).
Miles de guatemaltecos buscan empleo asistiendo a ferias presenciales donde se promueven puestos de trabajo o por medio virtual. (Foto, Prensa Libre: Hemeroteca PL).

Crecimiento e inversión

“El crecimiento económico alcanzó el 7.5% del Producto Interno Bruto (PIB), en medio de la pandemia porque se tomaron medidas contracíclicas”

Uno de los principales temas que resaltó el gobernante es el crecimiento económico de 7.5% en el 2021, lo que se habría logrado en medio de la pandemia con medidas contracíclicas tomadas por las autoridades, para seguir siendo un país estable macroeconómicamente y reconocido por las agencias calificadoras de riesgo de manera positiva, como un sistema financiero solvente y sólido que garantiza la genera confianza a los inversionistas.

“Quiero resaltar que con la estrategia Guatemala no se Detiene, hemos demostrado, y espero que no lo olvidemos, que con el esfuerzo conjunto entre Gobierno y sector privado impulsando la respiración económica y social, hoy estamos mucho mejor de lo que podríamos haber quedado”, dijo. Por lo que en los próximos años, esta sería una ruta establecida con la que se logrará la transformación económica del país.

Lea además:
Por qué es insuficiente la recuperación del ingreso en los hogares tras el confinamiento (y qué hacer para revertir la tendencia)

 

Resaltó crecimiento de 22% en exportaciones y haber triplicado la meta de inversión extranjera directa (IED) llegando a US$3 mil 400 millones, así como en el crecimiento récord de las remesas que llegaron a US$15 mil 295.7 millones.

Contraste

“Influyeron condiciones externas”

El director ejecutivo de la Fundación Libertad y Desarrollo, Paul Boteo, comentó que si bien la tasa de crecimiento económico fue alta, se debió principalmente a condiciones externas favorables para el país, como el resultado de políticas monetarias y fiscales en Estados Unidos, lo que tuvo un impacto indirecto en Guatemala a través de crecimiento de 35% en las remesas, comportamiento que no se veía más de dos décadas, y eso ayudó a dinamizar el consumo en el país.

En el caso de las exportaciones, mejoraron como efecto del aumento de precios de diversos productos como azúcar y café, y el aumento de la demanda de bienes como vestuario y textiles.

“Creo que es muy difícil hablar que el crecimiento económico es atribuible principalmente a acciones del gobierno. Lo que hubo, más que todo, fueron condiciones internacionales que favorecieron al país”.

Considera que la atracción de inversión extranjera directa (IED) pudo verse influida por una mejora en las perspectivas que generó la aprobación de varias leyes, incluyendo las reformas a la de zonas francas, pero también se debe tomar en cuenta que el país no tuvo cambios estructurales internos que impulsen más la productividad.

También cree que el crecimiento de IED como en el 2021 no es sostenido, ya que la alta cifra se debió a la transacción extraordinaria de Millicom.

 

Empleo

“Registramos más de 100 mil nuevos empleos formales”

El mandatario mencionó que “registramos más de 100 mil nuevos empleos formales con relación al año 2020”, que representa un crecimiento del 7.8% más de afiliados al Instituto guatemalteco de Seguridad Social (IGSS) respecto a la prepandemia. “Es decir, hoy hay más empleo formal que en el año 2019 y eso es un logro de todos los guatemaltecos”. Con ello se llegó a 1 millón 389 mil 916 afiliados al IGSS según el informe de gobierno.

Lea también:
“El dinero no siempre llegó a quienes lo necesitaban” y otros preocupantes hallazgos de la pandemia en Centroamérica

En el documento se indica que con la inversión extranjera directa se propició la generación potencial de 18 mil empleos, y que otros 17 mil 630 se generarán con la inversión en 76 proyectos confirmados.

Además, que trabajaron en ferias virtuales de empleo, el programa de empleo temporal para migración ordenada y en capacitación.

Aunque no mencionó el impacto de la pandemia en el turismo, que provocó la pérdida de miles de empleos, habló de forma positiva y refirió que llegaron al país cuatro nuevas líneas aéreas y hay un gran número de empresas turísticas registradas en el Instituto Guatemalteco de Turismo (Inguat).

Contraste

“Las empresas llamaron a sus trabajadores”

Según el informe de gobierno, al 31 de diciembre del 2021, hay 1 millón 389 mil 916 afiliados al IGSS que representan 100 mil 34 empleos formales más, respecto al cierre del año 2020.

Aunque en el discurso, Giammattei atribuyó ese dato como nuevos empleos formales, las cifras del IGSS reflejan que en el 2020 hubo una reducción de 60 mil 940 trabajadores afiliados cotizantes y a junio, el mes más crítico de ese año, se habían perdido 111 mil  499 afiliados, por lo que no todos los empleos son nuevos, sino que al darse la reapertura de actividades después de varios meses de restricciones, las empresas volvieron a llamar a sus trabajadores.

La cifra del 2021, solo representa 39 mil 95 más que la de 1 millón 350 mil 821, que ya se reportaba en el 2019.

Al respecto, Pedro Prado, analista de la Asociación de Investigaciones y Estudios Sociales (Asíes), considera que el número de nuevos afiliados también es por el efecto rebote en la economía. Citando las cifras del IGSS, menciona que el crecimiento de afiliados en el 2021 respecto al 2020 es de 7.75%, pero en comparación con el 2019 son solo alrededor de 39 mil afiliados más, que representan 2.89%.

“Sí hubo generación de nuevo empleo, pero no los 100 mil de diferencia en el número de afiliados”, agregó.

Aparte de pérdida de empleos y cierre temporal o definitivo de empresas en el 2020 por las restricciones de actividades, los patronos tuvieron la oportunidad de suspender por varios meses a los empleados mediante el Fondo de Protección del Empleo.

 

Recaudación

“Se logró el aumento en un 21.3% de la recaudación tributaria, cifra récord”

El mandatario expuso que se logró el aumento de 21.3 por ciento en la recaudación tributaria (respecto a la meta de recaudación), calificándola como una cifra récord que alcanzó los Q77 mil 625.8 millones. La cifra también representa alrededor de 24% respecto al 2020, refiere otra parte del informe.

Lea además:
Factura Electrónica en Línea en Guatemala: Quiénes están obligados (y quiénes no) a habilitarse en el régimen en 2022 y cómo darse de alta

Giammattei agregó que gracias a esa recaudación histórica, el presupuesto de este año no tiene nuevos préstamos por lo que ofreció no contratar más deuda para no seguir generando compromisos para las generaciones futuras.

Según el informe ejecutivo distribuido por internet “fue el año con el mayor monto registrado…” en la recaudación tributaria y se sitúa “en 14% con respecto al PIB”.

El presidente reconoció en su discurso que para el 2022 el Congreso de la República aprobó un presupuesto de Ingresos y Egresos del Estado por Q106.21 mil millones, desde el 2018 no se lograba aprobar un plan de gastos en ese organismo y se venía arrastrando el de eses año.

Contraste

“Es un espejismo”

Se debe tener cuidado con las cifras de crecimiento que dan tanto para el PIB como para la recaudación, indicó Edgar Balsells analista del Instituto de Problemas Nacionales de la Universidad de San Carlos de Guatemala (Ipnusac).

El monto de recaudación tributaria aumentó casi 22% con respecto del 2020, pero es un espejismo ya que los ingresos de ese año cayeron, por lo que uno de los factores que influyen es el rebote, expuso.

Según cifras oficiales dadas a conocer cada año, la recaudación del 2020 cayó -5.4% respecto a la meta fijada para ese año, y -3.3% comparado con los ingresos del 2019.

Aunque se hable de montos mayores de recaudación, la carga tributaria sigue rondando el 10%, agregó. “No se puede hablar de una mejora tributaria, si la relación entre ingresos tributarios y PIB sigue siendo del alrededor del 10%”.

Señaló que gran parte de los tributos proviene del ISR asalariados y del IVA por compras. Y en este año tuvo un impacto positivo el IVA de importación, por el alza en los valores o precios internacionales y en los fletes.

Respecto a la deuda mencionada por Giammattei, el gobierno y el Congreso prefirieron el endeudamiento con bonos.

Infraestructura

“Se logró mejorar 1,152 kilómetros de carreteras por parte de ellos (el Ejército) en caminos terciarios”

El presidente también mencionó tanto en el discurso como en el informe escrito, la ampliación de la red vial en el país.

Y refiere que se sumaron 1 mil 256 kilómetros de infraestructura vial (carreteras primarias, segundarios y terciarias) y puentes con una inversión de Q1 mil 763.7 millones. Además, que se llevó a cabo el mantenimiento de 12 mil 166 kilómetros de red vial pavimentada y caminos rurales con inversión de Q1 mil 397.5 millones.

También señala que se reforzó con diversidad de maquinaria y equipo al Cuerpo de Ingenieros del Ejército para la construcción de carreteras y la perforación de pozos, con lo que se logró mejorar 1 mil 152 kilómetros de caminos terciarios.

Aparte de que en el 2021 hubo una inversión pública por Q15 mil 807.1 millones. Entre otros, “se conectó a 13 mil hogares al servicio de energía eléctrica y se invirtieron Q51.2 millones en alcantarillados y Q26.8 millones en acueductos”.

Contraparte

“Se priorizaron los caminos rurales”

El actual gobierno decidió enfocarse en invertir más en caminos y carreteras en áreas rurales, indicó Juan Carlos Zapata, director ejecutivo de la Fundación para el Desarrollo de Guatemala (Fundesa).

A su criterio, es evidente la inversión en Quiché, San Marcos, Huehuetenango, Alta Verapaz y otros, aspecto que ha sido positivo para conectar comunidades muy rurales con mercados importantes, lo cual les permite más acceso a alimentos y a servicios.

Una de esta carreteras es la denominada 7W que conecta Quiché con Alta Verapaz vía San Cristóbal. Según Zapata, es posible que las personas que vive en el área metropolitana no lo notan, pero ha habido avance.

“El reto que tiene el gobierno para los dos próximos años es priorizar los proyectos dentro del área metropolitana y corredores económicos identificados en el plan Guatemala no se Detiene, para fortalecer la capacidad productiva del país que incluye  el Puente Belice 2 y la ruta Express, entre otras conexiones viales, como la que conecta México con Escuintla, Retalhuleu y Mazatenango”.

El otro desafío es que los montos de inversión siguen siendo muy bajos para lo que necesita el país para desarrollo de infraestructura y capital fijo, ya que solo se invierte el 1% del PIB en carreteras, cuando se debería destinar entre un 5% y 6% .


0