Guatemala mantiene intercambio comercial con Rusia y Ucrania, por lo que una guerra afectaría a varios sectores nacionales

La importación de acero y fertilizantes, así como la exportación de muchos productos agrícolas están en riesgo.

Publicado el
Guardar Compartir
Rusia y Ucrania abastecen de hierro y acero a Guatemala
Acero y hierro son los principales productos que Guatemala importa de Rusia y Ucrania. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)

Una posible guerra entre Rusia y Ucrania sigue generando incertidumbre en diversos sectores de la economía nacional y los escenarios que se manejan no son optimistas.

Además del alza en los precios del petróleo, que ya afecta directamente a Guatemala por el incremento en los precios de los combustibles, se vislumbran efectos colaterales en el intercambio comercial.

Y las sanciones contra Rusia por parte de Estados Unidos y Europa también podrían afectar el sistema de pagos, provocando un encarecimiento de muchas materias primas e insumos. Por si fuera poco, en la parte diplomática habría que esperar la decisión que toman las autoridades guatemaltecas en relación con este conflicto, la que puede tener consecuencias en la dinámica de los negocios y la inversión.

lea también:
De qué forma una guerra entre Rusia y Ucrania perjudicaría a Guatemala (aunque no tiene nada qué ver en el conflicto)

Balanza comercial

Guatemala mantiene una relación de comercio exterior -exportaciones e importaciones- con Rusia y Ucrania, por lo que un conflicto armado podría interrumpir la cadena de suministros, aseguran representantes de sectores productivos y algunos analistas.

De acuerdo con las cifras oficiales, en 2021 Guatemala exportó bienes a Rusia por US$18.5 millones, pero importó US$239 millones, lo que significa que la balanza comercial favorece al país euroasiático.

Los tres principales productos que se importaron de Rusia son acero y hierro por US$112 millones, abonos y fertilizantes por US$49.6 millones y productos farmacéuticos US$51.6 millones, que en  conjunto suman US$214 millones (90% del total).

En tanto que Guatemala despachó banano por US$7.3 millones; y café (US$3 millones) que son los bienes más significativos.

Para Ucrania, los datos indican que el año pasado las exportaciones se situaron en US$67.5 millones, y las importaciones en US$34 millones, lo cual significa que Guatemala vendió más de lo que le compró a ese país.

El principal producto de despacho fue níquel por US$62 millones, mientras se adquirió hierro y acero por US$31 millones.

Efecto en dos vías

Jacobo Alvarado, presidente de la Gremial de Industrias de la Metalurgia, adscrita a la Cámara de Industria de Guatemala (CIG), declaró que ya han evaluado un posible impacto en Guatemala si hay un conflicto, pues la industria centroamericana se surte de aquellos países. Tanto de Rusia como de Ucrania, la región importa palanquilla -lingote- de acero, que se manufactura en diferentes empresas de la región.

Desde Rusia, Ucrania y Turquía se realizan importaciones de acero, y toda la zona del Mar Muerto es proveedora fuerte a escala mundial, por lo que, al haber una guerra, se reduciría la oferta y la escasez provocaría un incremento de precios.

Aunque la República Popular de China, es el mayor productor de acero en el mundo, habría que estar a la expectativa del rol que juega este país, apuntó.

El otro gran factor es el precio del petróleo y su incidencia en Guatemala por los derivados de este, como la gasolina, el diésel y el gas, lo que también afecta a la logística terrestre regional.

Alvarado aclaró que, en caso de un enfrentamiento bélico entre ambos países, los efectos serían una escasez de materia prima y el alza del petróleo “pero eso todavía es incierto”.

También los fertilizantes

Francisco Cárdenas, director estratégico de la Gremial de Proveedores de Insumos Agrícolas (Gremiagro) también adscrito a la CIG, declaró que esta situación también puede impactar en los precios de los fertilizantes, ya que Rusia es un gran productor de potasio y gas natural, insumos clave para la producción de este producto, y un conflicto puede interrumpir el suministro de gas, perjudicando a todas las plantas que operan en Europa.

Por otro lado, están las sanciones, que podrían detener la producción y distribución de fertilizantes nitrogenados en Ucrania, que es un expendedor importante.

“Todas estas situaciones agregan una presión internacional en agroquímicos y fertilizantes que tiene muchas aristas y se limita la producción, por lo que no se podría cubrir la demanda, provocando alzas de precios a escala mundial”.

Reiteró que a pesar de ser situaciones exógenas y de crisis geopolítica mundial, tendrían un impacto indirecto en el país.

Perjuicios internacionales

Álvaro Sarmiento Matute, consultor en comercio exterior, afirmó que el intercambio de bienes con esos países es muy marginal, en comparación con el comercio con Centroamérica, Estados Unidos y México, por lo que no están dentro de los 25 países principales.

El problema en un escenario de conflicto es que Estados Unidos estaría expulsando a Rusia de los mecanismos de pago y cualquier exportador e importador guatemalteco que negocia con ese país, no tendría la certeza de recibir las liquidaciones. “Sacar a Rusia del mecanismo de pagos tendría repercusiones en cualquiera que le compre o le venda”, puntualizó.

Qué significa consultas

En relación con este tema, Guatemala llamó a consultas a su embajador acreditado en Rusia, lo que para el politólogo Jorge Wong, significa que el gobierno busca obtener datos de primera mano, por lo que el diplomático informará al presidente sobre su apreciación de lo que está sucediendo.

Una vez analizado el tema, se adoptarán las decisiones que correspondan, pero “toda decisión tendrá una repercusión”, comentó.

Y el otro país puede adoptar las mismas u otras decisiones, que estarían escalando el conflicto, “por lo que es necesario contar con información asertiva y suficiente”.

 


0