Las nuevas caras del comercio y las oportunidades de ventas que representan

La irrupción de la inteligencia artificial a la experiencia digital cambió las compras para siempre.

Publicado el
Guardar Compartir

Algunas de las nuevas tendencias en el comercio electrónico no han llegado a Guatemala, pero son una guía para quienes incursionaron en ellas, ya sea por la pandemia o porque fortalecieron ese canal de venta.

Las primeras transacciones comerciales vía electrónica se efectuaron en los años 1990. A partir de entonces, la tecnología ha sido fundamental para la transformación del comercio electrónico a lo largo de las últimas décadas, afirma Marcelo Gamboa, director de Soluciones para SAP Región Norte de América Latina y el Caribe.

Aunque Latinoamérica ocupa el cuarto lugar a escala global en consumo de comercio electrónico, se prevé que las ventas mantengan un fuerte incremento -aunque no tan acelerado como el de los últimos meses-, hasta alcanzar los US$81 mil millones en el 2022.

Este número podrá incluso superarse, como consecuencia del cambio de hábitos que están adoptando los consumidores, por la pandemia, explica Gamboa.

Las cifras son alentadoras en medio de la incertidumbre económica y muestran una oportunidad para las empresas que tienen productos o servicios con potencial de venta en entornos digitales.

Gamboa considera que las oportunidades que muestra la situación actual para el desarrollo, innovación y transformación hacia empresas inteligentes no tienen precedentes, y así lo demuestran los negocios que  han aprovechado canales digitales como los marketplaces, las tiendas en línea y las redes sociales, entre otros, para reinventarse, acercarse a sus consumidores, adquirir nuevos clientes e incluso reducir costos de su operación física.

Tendencias en Guatemala

Jorge Schippers, gerente general y fundador de Pacifiko.com, estima que la compra de productos físicos, servicios y experiencias en línea continuará en crecmiento de doble a triple digito en Guatemala. También aumentará el número de usuarios y la recurrencia de compra.

“Vemos que compañías establecidas seguirán inviertiendo en sus propias plataformas y/o adoptando plataformas de terceros para vender sus prodcutos y/o servicios”, agrega Schippers.

Por ejemplo, Pacifiko.com brinda un modelo de logística a empresas o almacenes que buscan colocar sus productos en su centro de distribución, que se encargue de enviar el producto a los clientes, mantener sus inventarios actualizados y llevar un sistema de devoluciones.

“Observamos que es un servicio atractivo y de valor a las empresas que tienen presencia física y buscan ampliar su canal digital”, explica el fundador de Pacifiko.com.

Otra tendencia que ya se vive en el país con las compras sin contacto, dice Lester Cerna, gerente general de Bingua.com.

“Esta tendencia ha sido de las más útiles para movilizar la economía, permitiendo a emprendedores, iniciar un negocio con muy pocos recursos, ya que no es necesario tener un local, lo cual reduce costos de operación y se ve reflejado en los precios”, expresa Cerna.

Otra tendencia es la evolución de entregas a domicilio; es decir, han ido evolucionando, mejorando y creciendo, lo que permite incluir a personas comunes en sistemas de logística complejos.

Otra modalidad que se aplica en Guatemala es la de “recolecta”, y ocurre cuando los clientes hacen compras por internet o por teléfono y pasan a recoger los productos a una ventanilla especialmente acondicionada para ello en el local del comercio. esta se aplica en algunos centros comerciales, como servicio tanto a sus socios comerciales como a los visitantes, comparte Cerna.

Retos

Debido a que la actividad del comercio electrónico va en aumento se deben ir superando algunos retos como el manejo de inventario.

Schippers opina que son una serie de factores, incluyendo uso de tecnología, metodologías, procesos para llevar buen control de inventario y que este se vea bien reflejado en el cliente.

Tener un buen canal de venta en línea requiere varios factores importantes para que el comercio sea atractivo a los clientes, incluyendo la facilidad de uso del sitio, buen control de inventarios, buen servicio, política de garantía y devoluciones, entregas a tiempo, buenos productos y marcas confiables, entre otros.

Que estas y otras áreas como traer tráfico recurrente al sitio funcionen a la perfección es lo más complejo de establecer comercio electrónico escalable y confiable.

 

 


0