Lenta vacunación podría costar un 1% menos en la meta económica de Guatemala para 2021

Las expectativas de crecimiento económico previstas para 2021 estarán sujetas a los avances en el plan de vacunación por parte del Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social (MSPAS).

Publicado el
Guardar Compartir
El lento proceso de vacunación podría influir en las expectativas de crecimiento económico para Guatemala. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)
El lento proceso de vacunación podría influir en las expectativas de crecimiento económico para Guatemala. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)

Aunque el crecimiento del PIB será positivo para 2021, y mejor al -1.5% del 2020, uno de los factores que incidirá es el lento proceso de vacunación que lleva a cabo el MSPAS, que ha presentado diferentes problemas desde la adquisición de las dosis, retrasos logísticos, hasta la ausencia de una campaña de comunicación.

Todo apuntaría, según representantes de centros de investigación económica, a que las cifras de proyección deberían ser nuevamente revisadas, ya que la estimación estaba diseñada con un proceso exitoso de vacunación en Guatemala, que permitiría la liberación y el levantamiento de la restricción de algunas actividades, y que a su vez provocaría una mayor confianza a los agentes económicos con una vuelta normalidad.

De hecho, los investigadores reconocen que si bien en los últimos dos trimestres –octubre a diciembre 2020 y enero a marzo 2021– hay una mejora en el índice mensual de la economía (Imae) y que en marzo estuvo por 6.9%, es una señal positiva de la recuperación económica, pero reiteran que no se estará cumpliendo con las proyecciones más optimistas con una tasa de crecimiento entre 4% a 5%.

Posible impacto

Paul Boteo, director ejecutivo de la Fundación Libertad y Desarrollo, declaró que, aunque es un tema aventurado, la lenta vacunación tendría un costo para la actividad productiva. “El hecho de no acelerar la vacunación podría representar 1% menos de crecimiento en 2021 de lo que originalmente se proyectó”, expuso.

Lea además: Qué significa que Guatemala cubra 1 año completo de importaciones con reservas

El riesgo que podría representar es que la economía ya no crezca 4% sino 3% por el atraso en la vacunación, advirtió.

Boteo manifestó que, si bien en los últimos dos trimestres -octubre a diciembre 2020 y enero a marzo 2021- hay una mejora en el índice mensual de la economía (Imae) y que en marzo estuvo por 6.9%, y que abril podría estar por ese valor, son señales de la recuperación económica, pero la cuestión es si se continuará con ese mismo ritmo.

Recordó que el crecimiento del cuarto trimestre del 2020 estuvo por el 3%, al igual que el primer trimestre del 2021, y que, si se sigue con ese ritmo de crecimiento en los próximos tres trimestres en que todavía están “en juego la economía”, se tendrá un crecimiento al finalizar el año entre 3 a 3.5%, que no está mal, dadas las condiciones de la pandemia, “pero que no se van a cumplir las proyecciones más optimistas, que eran entre 4 y 5%”.

Para 2021 la tasa de crecimiento económico se proyecta en 4%. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)

¿Revisión a la baja?

Hugo Maul, del Centro de Investigaciones Económicas Nacionales (Cien), explicó que en 2021 hay una parte anormal en la proyección de crecimiento del PIB que es la vacunación.

Precisó que, en EE. UU., claramente a la velocidad que se está llevando a cabo la vacunación, está asociada con la normalización de las actividades y a su vez con la eliminación de las medidas sanitarias, y los sectores productivos que están en número rojos en Guatemala difícilmente van a cambiar en números verdes en lo que resta del año, si es que la vacunación no alcanza niveles más altos.

“Dentro de los rangos del Banguat yo diría el límite superior implícitamente se asume una campaña de vacunación exitosa y si no se tiene hay que irse al límite bajo”, aseguró.

Fabián Juárez, analista de la Asociación de Investigación de Estudios Sociales (Asíes), que la proyección de crecimiento del PIB que se tiene ahora es de 4.5%, pero que, si hay una vacunación lenta, va a ir a la baja.

“Si la vacunación no progresa lo que va a ocurrir es que el Banguat como los organismos internacionales tendrán que revisar las proyecciones y muy probable es que observemos una disminución en las estimaciones”, recalcó Juárez.

Banguat: “Se espera proceso más dinámico”

Sergio Recinos, presidente del Banco de Guatemala (Banguat) y Junta Monetaria, reiteró este 27 de mayo en conferencia de prensa que la estimación de crecimiento es de 3 a 5% con un valor central de 4%.

Explicó que en las cifras de crecimiento económico que se han mostrado, entre 3 a 5% lo que se apunta en el tema de vacunación es un supuesto de que en el segundo semestre el proceso continuará “un poco más dinámico, y definitivamente se está observando a escala mundial”.

“En la medida en que los procesos de vacunación vayan avanzando más rápidamente, sobre todo en economías en desarrollo, se materializarán riesgos al alza que podrían impactar positivamente el crecimiento económico, y en la medida que estos procesos van más lentos, definitivamente van a impactar los crecimientos económicos a la baja”, aseguró.

Recinos afirmó que en este rango de estimación y en el valor central de 4%, como supuesto en el tema del programa de vacunación se empiece acelerar en el segundo semestre del año, y al igual que la economía mundial, si esto se anticipa, esto podría impactar positivamente y si se retrasa afectaría negativamente.

Comentó que existe una relación inversa entre un proceso de vacunación y el crecimiento económico, en la medida que se acelere la inmunización brinda más confianza tanto al consumidor, inversionista, productor y a las cadenas de consumo y producción y en ese sentido hay que tener presente esa relación inversa. En el caso del turismo, depende mucho del proceso de la vacunación mundial, dijo.

Riesgo del crecimiento mundial, según el Banguat:

Riesgos al alza:

  • Un ritmo acelerado en el proceso de vacunación mejoraría la confianza de consumidores y empresas
  • El estímulo fiscal adicional contribuiría a una recuperación más rápida.
  • La coordinación de las políticas monetaria y fiscal conduciría a una recuperación sostenible

Riesgos a la baja:

  • El surgimiento de nuevas variantes del COVID-19 y el atraso en las jornadas de vacunación generaría incertidumbre.
  • El endurecimiento de las condiciones financieras generaría niveles significativos de volatilidad
  • La persistencia de los efectos asociados al COVID-19dañaría el proceso de recuperación económica
La agencia Fitch dijo esta semana que Guatemala es uno de los países que se ha quedado rezagada en la campaña de vacunación. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)

La “normalidad” que no llega

Boteo aclaró que todo se basa en una percepción, pero que el hecho de que la vacunación sea tan lenta, deja ver que el Estado tiene niveles de ineficiencia muy altos, impacta en el tema de inversión extranjera directa colocándolo en los últimos lugares de América Latina; en turismo los visitantes serán muy cautos en venir por ser un peligro en la región, y finalmente, se percibe que no se recupera una normalidad total, ya que las personas continuarán adoptando sus precauciones y esa sensación de normalidad como en Israel y algunos estados de Estados Unidos, Guatemala no la lograría sino se acelera la inmunización.

Otros efectos son a nivel de reputación, con los inversionistas extranjeros, con los visitantes y el tema del turismo; y el último de percepción local en donde la normalidad no se recupera del todo.

Le puede interesar: Los sectores industriales que todavía están en rojo urgen de un plan (y cuáles ya se levantaron)

“El tema de la vacunación sigue siendo el principal riesgo para la economía, y eso podría hacer que las estimaciones de crecimiento estén alrededor del 3% y no del 4% que es lo que originalmente se pensaba”, aseguró Boteo.

Juárez coincidió con Boteo y aseveró que se vienen a impactar otros indicadores de oportunidad que no se observan como inversión, negocios, ya que otros países integraran sus economías en términos de integración y comercio con naciones que llevan una vacunación avanzada.

Efecto micro

El director de la Fundación Libertad y Desarrollo recordó que el tema de empleo formal que se perdió el año pasado fue grave, así como el cese de pequeños contribuyentes en la SAT, y al perder ese dinamismo en la recuperación, eso implicaría -automáticamente- que en ambos sectores se vean afectados, y no se verá esa recuperación micro.

El pasado martes 25 de mayo, la agencia de calificación de riesgo país Fitch Ratings, emitió un boletín en la cual señaló que “la campaña de vacunación, particularmente en Jamaica, Nicaragua y Guatemala, se ha quedado rezagada frente a otras regiones del mundo”.

 

 


0