Por qué el primer trimestre de 2021 ha sido el mejor en cuatro años para Guatemala

La economía guatemalteca creció 4.8% en el primer trimestre del año y confirma el proceso de recuperación luego de haberse contraído en 2020.

Publicado el
Guardar Compartir
El sector construcción registró una tasa de crecimiento del 12% en el primer trimestre del 2021 y muestra signos de recuperación. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)
El sector construcción registró una tasa de crecimiento del 12% en el primer trimestre del 2021 y muestra signos de recuperación. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)

La actividad económica medida por la estimación del PIB registró un crecimiento de 4.8% economía en el primer trimestre del 2021 y es mayor al 1.2% del 2020, detalla el reporte del Banco de Guatemala (Banguat) que conocieron en la sesión del pasado miércoles los integrantes de la Junta Monetaria.

En los primeros 90 días del año, la economía generó Q136 mil 134.5 millones.

El 4.8% de este primer trimestre supera al resultado obtenido en el mismo período, pero del 2017 cuando fue de 4.7%, y la lectura de representantes de varios gremios empresariales es que se trata de un buen resultado, considerando el efecto de la pandemia.

lea además:
Guatemala tiene oportunidad de ser competitiva

Para 2021, la proyección de crecimiento es de 3 a 5% con un valor núcleo o central de 4%, pero este 8 de julio mientras la Comisión Económica para América Latina (Cepal), sitúa que Guatemala podría crecer 4.6% en las actualizaciones de las cifras para los países de la región.

 

Fundamento

El reporte subraya que el resultado observado en el primer trimestre está influenciado por la gradual reapertura económica luego de las medidas restrictivas declaradas para la contención de contagios del covid-19.

Lo anterior favoreció el consumo privado y la inversión, así como el aumento de las exportaciones e importaciones -comercio exterior-.

En su informe de este jueves, Cepal confirmó que el comercio exterior se recuperado rápidamente en los países de la región en 22%, pero esta atribuido al factor precio y no al volumen.

Cinco sectores productivos registraron mejor desempeño en el primer trimestre y dos con posición negativa.

El documento de la banca central señala que la actividad de construcción creció 12%, seguido de información y comunicaciones con 7%; comercio y reparación de vehículos 6.6%, industrias manufactureras 6.4% y agricultura 2.8%.

Las actividades con desempeño negativo fueron alojamiento y servicio de comidas con -2.7% y enseñanza -2.4%.

La Cepal reconoció que en 11 países de la región el sector agropecuario registró un desempeño positivo en sus tasas de crecimiento en 2020, incluyendo Guatemala, y se explica que el covid-19 afectó más en áreas urbanas que rurales, por lo que se mantuvo la producción agrícola.

La principal novedad según ese organismo fue que las plataformas de comercio electrónico crecieron 461% en la región, por lo que hay que empezar a trabajar para el desarrollo de las plataformas digitales.

En el primer trimestre del 2021 el comercio exterior mejoró, según el Banguat. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)

Desglose

El crecimiento en construcción se explica por el incremento de obras de ingeniería civil por el gobierno general, así como la construcción de edificios no residenciales, y en la construcción de vivienda para uso final propio por el envío de remesas familiares.

En información y comunicaciones, se asocia a una mayor demanda de servicios de datos por parte de los suscriptores; comercio y reparación de vehículos, por el aumento de la demanda final e intermedia de bienes nacionales e importados; industria manufacturera, por el dinamismo en la demanda interna y externa en productos como metales, manufactura de plásticos, jabones, detergentes, y preparados de limpieza, así como cemento, cal, yeso entre otros.

En agricultura se vincula por el aumento en cultivo de hortalizas, palma africana, frutas, cardamomo, y caucho natural -hule-, como resultado de buenas condiciones del clima y de la demanda interna y externa.

Posiciones

Eduardo Girón, presidente de la Cámara de Industria de Guatemala (CIG), afirmó que el crecimiento del 4.8% en el primer trimestre del PIB es una buena noticia para todos.

Refleja que la actividad económica se está recuperando en la mayoría de los sectores y también que el empleo formal está creciendo, y lo anterior, es resultado de estar regresando a una nueva normalidad, pero sin restricciones a la actividad económica ni a la movilidad.

“Esta nueva normalidad, genera mayor demanda de bienes y de servicios lo cual se ve reflejado en el crecimiento de las ventas en las empresas, en la recaudación de impuestos y en las exportaciones e importaciones.

Fernando Estrada Domínguez, director de la firma Desarrollos Palo Blanco, remarcó que es un buen resultado considerando que en el primer trimestre del 2020 aún no se había presentado la pandemia, sin embargo, dijo que será interesante cuando se conozcan los resultados para el segundo y tercer trimestre en los cuales “ya había pegado la pandemia”.

Aclaró que, en este primer trimestre, influyó que no tuvo tantas medidas restrictivas y buena parte de las industrias si se les permitió continuar su actividad económica a excepción de la industria de eventos y hospedajes que han sido las más golpeadas.

David Juárez, presidente de la Cámara Guatemalteca Coreana de Comercio, aseveró que en general hay factores como el aumento de productividad, incentivado por las remesas y el acomodo de una nueva economía en sectores como construcción, comercio, telecomunicaciones, por otro lado, hay un incremento en materias primas como acero, petróleo y costos logísticos para importar desde Asía.

¿Qué se espera?

Ya en un segundo semestre en marcha, los consultados comentaron las expectativas para el cierre del 2021.

Así lo dijo

Girón enfatizó que hay optimismo y convencidos que la economía va a crecer arriba del promedio histórico.

“Mantenemos la estimación de un crecimiento del 5% para este año, teniendo en cuenta que la economía de los Estados Unidos crecerá arriba del 6%, lo cual tiene un impacto directo en el empleo y el envío de remesas a Guatemala. Nuestros principales socios comerciales también están creciendo y eso incide en el crecimiento de las exportaciones e importaciones”, enfatizó.

No obstante lo anterior, el reto es la sostenibilidad del crecimiento económico observado en el primer trimestre, la cual requiere de dos factores importantes: la vacunación de la población, para protección de las personas, así como salir de esta pandemia y el otro, que cada uno de nosotros tomemos las medidas de protección para evitar contagiarnos.

“Las personas no se están contagiando en las empresas sino en sus hogares; las empresas dan las facilidades para que las personas se protejan y es por eso, que, recomiendo, “cuidémonos y protejamos a nuestras familias”, sostuvo.

Estrada Domínguez declaró que, si no se pone grave el tema de la pandemia que ahora se está complicando, se logre contralar para evitar cierres, y con el mayor ingreso de remesas ya existe una presa de obras de construcción para residencia que se estaría ejecutando.

No obstante, lamentó que ha subido el precio del petróleo, lo que tendrá un impacto y otros materiales como el hierro, que son shocks de logística.

En tanto Juárez comentó que existe un aumento en la demanda para la industria textil que marcan una recuperación sobre todo para Estados Unidos, y hay contratos y demandas adicionales de prendas de vestir.

 

 


0