¿Cómo entender y combatir el rechazo a la vacuna contra el covid en las comunidades rurales?

Médico especialista de Alta Verapaz explica que las campañas de vacunación contra el covid-19 no tiene que ir únicamente en la vía de convencer a los detractores, sino entender de dónde viene la desinformación.

Publicado el
Guardar Compartir
Alta Verapaz es el departamento con más rezago en la vacunación contra el covid-19. (Foto Prensa Libre: Erick Ávila)
Alta Verapaz es el departamento con más rezago en la vacunación contra el covid-19. (Foto Prensa Libre: Erick Ávila)

El doctor Marco Paéz es genetista pediatra, coordinador de la Unidad de Atención Integral del Hospital Regional de Cobán, Alta Verapaz, una de las regiones que se ha enfrentado a situaciones críticas en torno al plan de vacunación contra el covid-19.

Desde su clínica ha visto cómo personas con enfermedades crónicas y autoinmunes se han negado a vacunarse contra el virus por la desinformación transmitida por sus líderes religiosos, esto ha provocado contagios que han terminado en una muerte que se pudo haber evitado.

Tras la urgencia por informar debidamente sobre la vacuna, Páez ha participado en diálogos con líderes comunitarios y, según dice, esto ha cambiado un poco el comportamiento de la gente.

Lee también:
¿Es bueno que haya crecido el interés de las actividades extractivas en el país?

¿Cuáles son las complicaciones de la vacunación en las comunidades rurales que usted ha observado?

La experiencia de Chisec es bastante interesante porque es la cobertura de vacunación en niños de por sí es muy baja, no llega al 70% que es distinto en otros municipios de Alta Verapaz y eso es ya un mal antecedente. Llevar la vacuna es complejo poque los viales requiere que se junten varias personas y hacer una convocatoria, no se puede vacunar de uno en uno. La vacuna del covid-19 es muy lábil por el ARN, por lo que se debe proteger de cambios de temperatura. No es imposible, pero es complejo. Además no hay apoyo de líderes religiosos, comunitarios y políticos para la vacunación. Con respecto al alcalde de Chisec, el apoyo no fue enfático y necesitábamos eso antes de que nosotros llegáramos. Pero la brecha más importante es la de educación, los niveles de educación que tenemos en el departamento es muy bajo, el 60% solo tiene educación primaria y eso hace que la educación que ellos continúan adquiriendo es a través del Facebook o de sus líderes religiosos, eso provoca que los rumores que se hacen virales lleguen con más facilidad.

¿Cuáles eran las dudas más frecuentes que usted vio entre la población?

Tenemos que ver que es diferente la información que dan los lideres religiosos y la que dan los líderes comunitarios. Lo que pasa con los líderes religiosos, según pude ver, es que hay temor que la vacuna sea anticristiana o antinatura, una de las cosas que dicen es que es la marca de la bestia. Creo que una de las cosas que se ha podido hacer para combatir esta idea es explicar claramente que la vacuna no cambia el ADN. La otra cosa que creen es que se va a quedar con ellos la vacuna, que les va a quedar una marca indeleble en el cuerpo y por eso dicen que es la marca de la bestia y todo eso viene con lo del magnetismo que surgió en redes sociales. Esto es parte de lo que la gente con la que pude hablar me decía de los lideres religiosos. A parte lo que pude entender según lo que me hablaron los líderes comunitarios, es decir, los Cocodes. En esta ocasión, ellos no hablaron de religión, pero si hicieron evidentes sus dudas y sus inquietudes. Lo que es evidente que nosotros tenemos que tener pertinencia cultural para hablarles porque ellos ven la enfermedad de manera distinta a como nosotros la vemos. Por ejemplo, ellos creen que la enfermedad la tienen dentro y la tienen que sacar, por lo que usar mascarilla no es bueno porque se queda la enfermedad adentro solo se vuelve a inhalar por eso no tiene sentido para ellos usar mascarilla. Por supuesto, nosotros tratamos de explicarle que la mascarilla tiene la capacidad de atrapar lo malo y de proteger a los demás. También es importante decirles que algunas personas tienen buenas defensas, pero otras no. Mucha gente cree que, solo teniendo una buena alimentación y con medicina natural, tendrán buenas defensas. Pero sabemos que mucho comen sopas instantáneas, toman muchas gaseosas, bebidas energéticas y licor, ahí se sintieron identificados porque se dieron cuenta que no comen tan sano como ellos creían. Me dijeron que si tomando limón, miel, ajo y cebolla eso les ayuda a combatir la enfermedad, pero si las personas no tienen buenas defensas les puede ir muy mal. Como comunidad tenemos que proteger a los que no, porque algunas las va a padecer muy feo incluso pueden morir y pueden dejar a una familia entera sin un miembro.

Pero lo que está diciendo son cosas que todos estábamos aprendiendo al inicio de la pandemia. ¿Esto quiere decir que la información nunca les llegó como debe ser y en un tiempo adecuado?

Si, en parte es eso definitivamente porque hasta ahora estoy viendo campañas de información en idioma q’eqchi y poqomchi, no es algo que haya empezado desde hace rato. Pero también la pertinencia cultural es importante porque se han dedicado mucho tiempo en solo decir Vacúnate. Está bien, pero ¿qué es la vacuna? No explican por qué es importante usar mascarilla o quedarse en casa. Me preguntaron mucho porque es obligatorio a la gente cuando la mayoría de los jóvenes que trabaja está afuera ¿qué hace la gente que tiene que comer? Decían que era injusto pedir que se queden en casa, cuando la persona que tenía que salir para conseguir alimentos no se podía mover. Otra cosa que me dijeron es que para obligarlos a usar mascarilla, se las tenían que dar porque cada una les cuesta Q5 y son personas que ganan Q10 diarios, es la mitad de su salario mensual.

¿Si vio a la población abierta a escuchar a los médicos? ¿Cambió algo después que lo escucharan?

Si, fue un cambio, pero fue dirigido a los lideres. Primero tenemos que convencer a los líderes religiosos y comunitarios, no podemos llegar a una comunidad sino hemos llegado a ellos antes porque son personas que ellos conocen y a quienes le tienen confianza, por eso es tan importante convencer al pastor, pero explicarle y tratar de entender por qué dice él que la vacuna es anticristiana, tratar de llegar al fondo de la situación. Pero tratan de convencer al pastor que ya no diga cosas malas de la vacuna y creo que lo han logrado, porque se sienten amenazados de que si dicen cosas malas de la vacuna les van a cerrar su iglesia. Pero aquí pasó algo cuando el área de Salud decía que lograron convencer a un líder religioso porque lo estuvieron visitando varias veces, pero al ofrecerle la vacuna, no se quiso vacunar. Debemos entenderlos, no solo convencerlos y lo importante es decirles eso sin atacar la religión. Nosotros vemos en redes sociales que se dirigen a las personas que no se quieren vacunar con términos peyorativos y eso no conviene y no tiene ningún sentido, debemos tener respeto por las creencias de las personas, desde el punto de vista religioso y natural, ese respeto nos ayudará a entenderlos y lograrlos convencer e informarlos.

Lo que pasó en Fray Bartolomé es que lograron convencer a los líderes a vacunarse, pero uno de ellos tuvo secuelas y eso fue lo que generó el rechazo generalizado de la población de esa comunidad

Esa es otra cosa que es bien importante hacer claro, las secuelas porque ellos ven la fiebre como algo muy malo. Si yo le voy a inyectar algo a alguien y le da síntomas gripales, le estoy poniendo la enfermedad y más si es una gripe muy fuerte que es lo que usualmente sucede con la vacuna. Una de las cosas que decimos para explicar eso es que cuando se le pone la vacuna a los niños pequeños a ellos también les da fiebre, lo que pasa es que no nos pueden decir que tan mal se sienten, pero como no hay mucha experiencia en la vacunación de adultos no tenemos esa experiencia cercana.

Lee también: Coronavirus: qué responder a quienes todavía dudan si vacunarse contra la covid-19

¿Hacia dónde se debe dirigir más la información de la vacuna según su experiencia?

Creo que depende de cada comunidad para entender lo que cree, cuales son sus inquietudes. El diálogo con respeto y pertinencia cultural nos van a ayudar a ver hacia dónde dirigir nuestros esfuerzos. En Chisec si cambió un poco el comportamiento. La ventaja que tenemos es que el alcalde que es una persona muy respetada y el hermano que también fue alcalde se vacunaron y los Cocodes también se vacunaron. Eso pienso que es un primer paso para lograr convencer al resto de la población. También es importante identificar de donde surgen las informaciones y cuál es el objetivo de esa desinformación. La gente vacuna a sus animales y no ha dejado de vacunarlos para nada, decirles eso también ha ayudado, porque se dan cuenta que, sin la vacuna, sus animales se les muere. Eso es importante, decir que las vacunas en general son buenas.


0