Vacunación covid-19: “Si se lo propone el Gobierno, podríamos salir de este rezago en el que estamos”

La presidenta de la Asociación Centroamericana y del Caribe de Infectología (Acencai), Nancy Sandoval, hace un análisis de la gestión de Amelia Flores frente al Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social.

Publicado el
Guardar Compartir
La ministra de Salud Amelia Flores en declaraciones a la prensa mientras el presidente Alejandro Giammattei la observa. (Foto Prensa Libre: Presidencia)
La ministra de Salud Amelia Flores en declaraciones a la prensa mientras el presidente Alejandro Giammattei la observa. (Foto Prensa Libre: Presidencia)

A quince meses de haberse declarado la pandemia del covid-19 en el país y a cuatro meses de haber iniciado con el plan de vacunación, Guatemala ocupa uno de los últimos lugares de inmunización en Latinoamérica, los hospitales se encuentran nuevamente en alerta y las autoridades de salud reconocieron que la pandemia está fuera de control.

Congresistas de oposición empiezan a evaluar la interpelación de la ministra de Salud, Amelia Flores, como una vía política para su destitución. La presidenta de la Asociación Centroamericana y del Caribe de Infectología (Acencai), Nancy Sandoval, evalúa cómo ha sido la gestión de la pandemia por parte de las autoridades de Gobierno.

Las autoridades de Salud han señalado que la crisis actual por la falta de medicamentos es por un desabastecimiento a nivel mundial y porque el país está abierto y los médicos deben atender otras enfermedades. ¿Esto es suficiente justificación para responder a la falta de atención adecuada de los pacientes covid y no covid?

La falta de previsión y buena gestión de las autoridades ministeriales es descomunal, no han planificado ni atendido la alta demanda esperada y proyectada por la falta de atención y seguimiento de enfermedad común en la pandemia. Han dejado de lado esta situación que se vienen anticipando desde el mismo equipo médicos de los centros asistenciales a inicios de la pandemia. Las salas de operaciones con su presa quirúrgica detenida que de por sí era lenta, tenía que ponerse al día y a ello sumémosle lo que va sucediendo en un país cuyo sistema de salud no funciona de manera eficiente ni inclusivo.

Uno de los últimos embudos que se han visto en el tema de las vacunas, es la ley de compensación que aprobó el Congreso hace unos días, ¿La ministra pudo haber entregado antes y con más tiempo esta iniciativa como parte de una planificación adecuada para la llegada de vacunas?

No lo sé, esto se sabía desde el año pasado desde que se realizó la negociación de vacunas con COVAX en donde se gestionó para cubrir el 20% de la población, ¿por qué no se hizo nada al respecto entonces? En mi opinión el fracaso en las negociaciones y obtención de vacunas es que Guatemala no cuente con una ley de vacunación que brinde el marco legal para garantizar la vacunación de forma equitativa, por riesgo epidemiológico y población de riesgo. La pandemia sólo vino a desnudar esta gran deficiencia, pero no le pasó sólo a nuestro país, lo que pasa es que la gran mayoría de países sí vio la emergencia y la necesidad de la celeridad de disponer de vacunas, por el contrario de nuestras autoridades que no tuvieron visión ni han sido eficientes.

¿Deberíamos de tomar esto como lección para no atrasar más la aprobación de una ley de vacunas?

Definitivamente, contar con una ley de vacunas completa nos ahorraría andar realizando improvisaciones y gestiones de última hora que sólo servirán para tapar un problema puntual. ¿Qué pasará cuando venga la siguiente pandemia? Necesitamos la ley de vacunas que contemple situaciones de emergencia sanitaria como esta pandemia del covid-19 porque al final las muertes innecesarias no se pueden recuperar y muchas de ellas son, gracias a la ciencia, prevenibles a través de una vacuna.

Cuando Amelia Flores fue nombrada nueva ministra había muchas expectativas por su experiencia en la cooperación frente a un inexperto como Hugo Monroy. ¿Cómo describiría o evaluaría su administración frente al ministerio?

Sin liderazgo e incapaz de controlar la pandemia y minimizar los daños de esta emergencia sanitaria, una continuidad del plan afuncional trazado por la comisión presidencial para el manejo de la pandemia covid-19 en donde se traslada la responsabilidad de manejo local de las comunidades a las municipalidades, sin plan u orientación de actuación o acompañamiento de autoridades de salud para la toma de mejores decisiones con base técnica. Sin previsión, planificación o ejecución de reforzamiento de capacidad asistencial frente a la pandemia en ninguno de los tres niveles de atención. El Ministerio de Salud Pública ha tenido serias deficiencias sobre todo en la campaña de comunicación asertiva e incluyente del manejo de pandemia y de la implementación de vacunación covid-19. Aparte de no lograr incidir en la estrategia gubernamental de incluir las medidas epidemiológicas que disminuyan la transmisibilidad del virus pese a tener una pandemia en descontrol en toda su gestión, destacaría la ineficiencia en implementar la vacunación masiva del país y carencia de implementación de rastreadores de casos y contactos de covid-19 así como la falta de incorporación de recurso humano para reforzar el sistema sanitario rebasado.

¿Cree que la ministra ha recibido el suficiente apoyo de parte del Ejecutivo, específicamente del presidente Giammattei?

No, es evidente que ha ido sola en esto pero tampoco ha sido ágil su gestión en lograr incidir en la política nacional del manejo de la pandemia evidenciado en las decisiones gubernamentales carentes de sentido técnico o científico, tampoco con la población para generar información de calidad, asertiva e incluyente que le permita llegar a la gente y percibir el riesgo individual y colectivo ante la pandemia que nunca ha estado bajo control en el país.

Con tantos desaciertos, ¿es conveniente un relevo a estas alturas?

No lo sé, es una decisión que le compete al Ejecutivo, quien deberá valorar su actuación. Lamento mucho que no haya contado con el apoyo para poder tener el liderazgo esperado en una emergencia sanitaria como esta, tampoco ha podido estar a la altura de exigencia de la situación. Esperaría que reflexionara y poder observar cambios drásticos en su gestión que más bien serían un punto de inflexión que demandamos para evitar más muertes innecesarias por la pandemia covid-19.

¿Es justo señalar a la ministra como única responsable de la ejecución del plan de vacunación y de la atención en pandemia?

Es la persona responsable de la cartera de Salud pero no la única responsable del mal manejo de la pandemia a nivel país. Las prioridades de este gobierno han sido claras, la salud de la población no ha sido una de ellas.

Guatemala está entre los peores países de Latinoamérica en cuestión de vacunación ¿qué es lo que deberíamos de hacer de urgencia para no hundirnos más?

El gobierno de Guatemala debe priorizar y contar con la disponibilidad inmediata de vacunas para implementar de una vez, pronta y ágilmente la vacunación masiva. Sabemos que cuenta con la red de cadena de frío para las vacunas aprobadas y utilizándose de forma masiva para covid-19 en el mundo y que muchas están ya, en la cartera del mecanismo COVAX, debe incrementar los equipos vacunadores y al tener vacunas suficientes empezar a activar de forma sistemática los centros de vacunación. Si se lo propone podría salir del rezago como hemos visto que le ha ocurrido a países como El Salvador que inició la vacunación después que Guatemala y se encuentra ahora junto con Costa Rica, México y Cuba liderando los indicadores de población vacunada contra covid-19.


0