Por qué a veces se te quedan las palabras en “la punta de la lengua” y cómo prevenirlo

“¿Cómo es que se llamaba? Te juro que lo tengo en la punta de la lengua”.

Archivado en:

BBC News MundoSalud
Esa frustración de saber algo, de tenerlo en la punta de la lengua pero no te sale... ¿Te ha pasado alguna vez? (GETTY IMAGES)
Esa frustración de saber algo, de tenerlo en la punta de la lengua pero no te sale... ¿Te ha pasado alguna vez? (GETTY IMAGES)

¿Te pasó alguna vez que quisiste decir una palabra o nombrar a una persona y no pudiste hacerlo?

La tenías en la punta de la lengua y terminaste con una sensación de frustración y vacío.

Bueno, primero no te preocupes.

Todos fuimos víctimas del fenómeno de la Punta De la Lengua (PDL) -sí, la ciencia lo denominó así- y volveremos a serlo.

Pero ¿por qué sucede esto? ¿A quiénes afecta más?

Fenómeno universal

El fenómeno de la Punta De la Lengua nos pasa a todos. Sí, a todos (GETTY IMAGES)

Hay algo de particular en el fenómeno de la Punta De la Lengua y es que no discrimina.

“Esto es universal y le pasa a todos los hablantes de diferentes lenguas, no solo del español, sino del inglés, hebreo, francés, etc. Le pasa a personas de diferentes edades, desde niños a adultos mayores”, afirma Lise Adams, profesora de Ciencias Lingüísticas y Cognitivas del Pomona College, California, Estados Unidos.

Y no es solo un fenómeno que sucede en las lenguas orales. También le pasa a las personas que hablan lenguas de señas, el fenómeno se llama de la Punta Del Dedo (TOF, por sus siglas en inglés).

¿Qué pasa en nuestro cerebro?

Se tiene que producir un proceso de activación en el cerebro para poder pronunciar la palabra que queremos (GETTY IMAGES)

Los humanos necesitamos acceso a determinados sonidos para pronunciar palabras.

Y por diferentes razones, el acceso a esos sonidos se debilita o se interrumpe. Entonces como resultado no los podemos emitir cuando los necesitamos.

“Por un lado, podemos hablar de una parte a nivel de conocimiento (semántico). Sabemos que conocemos la palabra, tenemos la certeza. Y por otra parte, a nivel lingüístico (fonológico). Lo que se produce es una activación fonológica incompleta en presencia de una activación semántica completa“, explica David Facal, profesor del Departamento de Psicología Evolutiva de la Universidad de Santiago de Compostela, España.

“En algunas ocasiones sabemos la primera letra, sílaba, pero no somos capaces de recuperar la palabra completamente”, le dice a BBC Mundo.

“Como se trata de un pensamiento interrumpido, y nos quedamos ahí, a la mitad del pensamiento, también es una ventana para conocer cómo pensamos y por eso desde el siglo XIX ha surgido interés en este fenómeno”, añade Facal.

Nota sobre el gráfico: “Las personas representamos nombres (y otras palabras) en múltiples niveles: lo que significa (semántica), cómo suenan (fonología) y cómo se ven (conceptos visuales). Las líneas de puntos representan donde el proceso de recuperación de la palabra se puede romper debido aluso poco frecuente o no reciente, lo que reduce la transmisión a través de esas conexiones e impide recuperar el nombre o la palabra. Los nombres propios tienen una particularidadadicional ya que el sistema puede descomponerse en el medio de cada componente: nombre o apellido, otra razón por la que pueden surgir más episodios de PDL en nombres propios en relación a otras palabras”, explica Adams.

0