Imaginemos

Opinión

Imaginemos que el Congreso aprobara una ley por la cual creara la Corporación Nacional de Autopistas de Peaje, S.A., (Conauto) y que ordenara la emisión de 10 millones de acciones a un valor nominal de, por ejemplo, cien dólares cada una, respaldadas por el valor que se les atribuya a 10 concesiones por 50 años, aprobadas en la misma ley, para construir, ampliar o adecuar las 10 principales carreteras del país, de manera que se conviertan en autopistas de peaje y   que haya una ruta alternativa, una carretera, sin peaje, en cada caso.

Espanta privatización de carreteras del país

Opinión

La privatización de pasados y presentes servicios en el país ha marcado historia y constituye una amenaza para los guatemaltecos trabajadores, honrados y responsables, que pagan impuestos y no hacen daño a la sociedad, quienes además de sufrir el alto costo de vida actual y otras   cargas impositivas, cada día más pesadas, sufren desde hace años la indiferencia de gobernantes que han aporreado al pueblo. Mientras tanto, políticos y poderosos corruptos —existen buenos también— han cargado con millonarias cantidades de dinero que mantienen pobre al pueblo, las que el Gobierno pretende recuperar con nuevos tributos.

¿Estaría dispuesto a pagar peaje?

Economía

Cambiar un modelo de inversión para la red vial podría significar construir carreteras por parte del sector privado pero con cobro de peaje a los usuarios, y en otros casos con pagos del Estado.