El sueño de Isabella Springmuhl se ha cumplido, pero va por más

Moda y Estilo

Los días de Isabella Springmuhl, de 19 años, son agitados; incluyen clases de equitación, de corte confección y de zumba, visita a centros educativos, entrevistas a medios nacionales e internacionales, diseño y manufactura de sus prendas y la preparación de su próximo desfile de modas. En su tiempo libre  canta, porque esa es la próxima meta que desea alcanzar.

“Juntos aprendemos más”

Opinión

“Siempre soñé con un colegio que abriera las puertas a niñas y niños con capacidades diferentes. Ellos son una luz para los maestros, los padres de familia y los niños convencionales. Propician una convivencia en el aula más empática, solidaria y tolerante. Estos valores son básicos en la vida. Para todo educador, el principal objetivo es formar verdaderos seres humanos. Es un privilegio contar con un aula diversa. Esto ocurre en otros países, pero aún no en Guatemala. Aquí los niños crecen en una burbuja. Asisten a centros escolares donde casi todo es homogéneo, la misma religión, la misma cultura, el mismo sector socioeconómico, el mismo idioma. Pero la vida no es así. Un centro escolar inclusivo forja mejores personas que contribuyen a crear un mejor país”. Elena de Méndez Ruiz, directora del colegio Waldorf.