¿Tienen los partidos una estrategia de campaña?

No cabe duda de que la campaña electoral del 2019 es muy diferente a las que había vivido el país en toda su historia, más aún si comenzamos a contar desde la apertura democrática de 1986. En este proceso los partidos políticos, debido a las reformas del 2016, tienen tan solo tres meses para dar a conocer su candidato y su propuesta de gobierno.

Publicado el
Uno de los partidos políticos que ha mostrado una estrategia, pero que consideran no ha dado los resultados esperados es la de Creo.  (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
Uno de los partidos políticos que ha mostrado una estrategia, pero que consideran no ha dado los resultados esperados es la de Creo. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

Tres meses de campaña, según se han quejado las organizaciones políticas, es un tiempo muy corto para convencer a los electores.  Sin embargo, según estrategas, publicistas y analistas políticos consultados lo más grave de este evento es que la mayoría de los partidos políticos carecen de una estrategia de campaña capaz de convencer de manera contundente e inmediata

Este planteamiento, según el docente universitario Franco Martínez Mont, es fundamental para convertirse en un ganador, pues un partido con estrategia puede obtener el mayor número de votos. “La estrategia está estrechamente relacionada con las campañas, es decir, sirven para llegar al electorado y convencer al mayor número de votantes posible”.

Solo buscan ser simpáticos

Para el publicista Francisco García, asesor estratégico de Markitectura, que se dedica a desarrollar marcas, la actual campaña es muy corta (tres meses) y los partidos políticos no aprovechan ese lapso, ya que la mayoría se dedican a tratar de aparecer como personajes simpáticos. “Me parece que no hay mucha estrategia porque los candidatos se presentan como si se tratara de un concurso de belleza, no muestran nada consistente”, afirma.

El estratega considera que los candidatos convencen poco por lo que pareciera que carecen de una estrategia profesional, por lo que al final el ganador será una sorpresa. “Las cosas no van a ser como fueron durante los últimos años, por lo que es fundamental que la población haga el esfuerzo de buscar información de los candidatos que considere interesantes y no se quede con la idea de votar por el menos malo”.

Algunos sí podrían tener estrategas

El analista político Renzo Rosal, considera que algunos partidos dejan entrever que podrían tener estrategas políticos nacionales o internacionales, pero que el control del financiamiento electoral que imponen las reformas a la Ley Electoral y de Partidos Políticos (Lepp) les impide, al parecer, contratar personas de experiencia.  “Más que estrategas estamos viendo el trabajo de publicistas y hay una gran diferencia entre ambos”.

Según Rosal, después de la Semana Santa, todos los partidos políticos entrarán en la recta final de la campaña electoral y deberán dejar en claro su estrategia de campaña. Será en estas últimas semanas, antes de que llegue el 16 de junio, día de las elecciones, cuando todos los partidos “tengan o no tengan estrategas o publicistas van a poner toda la carne en el asador. Las semanas antes de esta celebración solo fueron un ensayo”.

Destellos de estrategias

Los analistas, sin embargo, opinan que algunos partidos han dejado ver algunos destellos de contar con una estrategia convencional. A continuación, detalles de lo que han proyectado algunos partidos políticos, citados espontáneamente por los entrevistados. En el siguiente análisis también participó Haroldo Herrera, especialista en comunicación estratégica.

Unidad Nacional de la Esperanza (UNE)

Es uno de los pocos partidos consolidados en el país. Lo que buscan es reducir el anti voto que tiene su candidata Sandra Torres, especialmente, en las áreas urbanas. Para lograrlo, pareciera que el partido busca acercarla a los electores con una imagen amigable y reducir esa resistencia. Al mismo tiempo, buscan fortalecer su posicionamiento en el área rural donde ya marcadamente tiene sus adeptos.

Partido Valor

La campaña de Zury Ríos, del partido Valor tiene dos propósitos: Busca fortalecer el posicionamiento de la candidata que es un poco conocida en las áreas urbanas, pero menos es en el área rural donde menos la identifican. A raíz de esto la estrategia ha sido dar a conocer su nombre, pues ambos son nuevos (antes fue Visión con Valores). El reto es fortalecer su figura a nivel urbano incrementarlo a nivel rural y asociarlo a un símbolo partidario. Uno de los grandes problemas de Ríos es que no tiene bases organizativas a nivel nacional, entonces tampoco cuenta con caudillos. A esto hay que sumar que su expediente para participar aún está en la Corte de Constitucionalidad.

Movimiento Semilla

Según se ha rumorado, es asesorada por los mismos estrategas que guiaron al triunfo a Nayib Bukele en El Salvador; sin embargo, según los analistas, en la práctica no se ve una estrategia, porque la campaña ha sido bastante mala. Se ha victimizado mucho y todo su discurso ha girado en torno a la Comisión Internacional Contra la Impunidad y contra el Pacto de Corruptos, por lo que hay dudas si ese discurso ha calado entre el electorado.

Los analistas también consideran que su primera propuesta, la cual despertó mucha expectativa previamente, en cuanto a convertir a Pavón en un centro cultural no ha tenido mayores efectos, porque no es un tema central, por lo cual le han llovido críticas. Por su parte, los candidatos a alcaldías municipales y diputados han llevado su campaña de manera muy empírica. No se ve la mano de un estratega.

Partido Vamos

El partido que propone a Alejandro Giammattei, enfrenta un problema similar al de Zury Ríos, en el sentido de que es un candidato un tanto conocido, pero que corre por un partido nuevo como lo es Vamos. Lo que buscan, entonces, es posicionar al partido porque es nuevo y relacionarlo con un candidato que ya es un tanto conocido. La estrategia sería asociar la imagen del candidato con un símbolo desconocido.

Partido Prosperidad Ciudadana

Los entrevistados coinciden en que Edwin Escobar es uno de los que ha llevado a cabo una estrategia más definida pues buscan posicionar a un partido netamente nuevo, vincularlo al candidato y luego darle un enfoque municipalista, pues el presidenciable fue alcalde de Villa Nueva, presidente de la Asociación Nacional de Municipalidades y su vice presidenciable, Blanca Alfaro, fue alcaldesa de Masagua, Escuintla. Por lo tanto, la propuesta es eminentemente del poder local. A ello se debe agregar el símbolo de un lápiz amarillo con el cual evoca la educación como centro de su gobierno.

Compromiso Renovación y Orden

La estrategia que ha mostrado Julio Héctor Estrada de la Hoz y su compañera Yara Argueta, binomio presidencial de Creo, es considerada como un intento un tanto errático, pues lo que han mostrado en su campaña, por ejemplo: el candidato acostado sobre una cama de mazorcas no va con la imagen seria, tecnócrata y académica del presidenciable. Lo mismo sucede con otros hechos como la imagen donde aparece con una carretilla de supermercado o un video donde aparenta que visitó un organismo internacional en Washington, el cual se muy artificial. En estos aparecimientos públicos no se evidencia cuál es su mensaje, es poco claro.

Contenido relacionado:

>Estos son los nombres que están en pugna por lograr el exilio dorado del Parlacén

>Jóvenes se inclinan por Ríos y Torres; Aldana es opción en niveles socioeconómicos altos

>Durante más de tres décadas, 10 gobiernos no han cumplido con los sueños vendidos