Cómo aliviar la resaca y la indigestión

El exceso de comidas y bebidas durante las celebraciones es muy frecuente en el fin de año, por lo que siempre es bueno saber qué hacer para aliviar esas molestias.

<br _mce_bogus="1"/>

Para evitar dolor de cabeza y molestias estomacales luego de una fiesta, es importante saber qué factores inciden en estos padecimientos. Regularmente aparecen luego de consumir alcohol en exceso, comer demasiados alimentos condimentados y grasosos, fumar con demasiada frecuencia o ingerir cafeína.

Tomar té o avena

El clásico consejo de las abuelitas funciona cuando los dolores estomacales son  mínimos. Se aconseja beber té de menta o manzanilla tres veces al día, ya que estas infusiones ayudan a calmar el dolor y regular el sistema digestivo.

Otro remedio casero infalible es beber avena reposada en agua tibia. En un vaso agregar tres cucharadas de avena entera, agregar agua tibia y dejar que esta mezcla repose entre 15 y 20 minutos. Este cereal ayuda a estimular la flora intestinal.

Acostarse de lado

Por ejemplo, si la persona tiene ganas de vomitar, hay que evitar dormir sobre la espalda o boca abajo, ya que lo mejor es acostarse de lado. Si el reflujo es el causante de las molestias, lo mejor es dormir boca arriba, pero que la cabeza y el pecho estén más elevados que el resto del cuerpo.

LEA TAMBIÉN: Así se combate el desvelo luego de una noche de fiesta |

Mantenerse hidratado

El clásico consejo de la hidratación es la mejor opción para las personas que se levantaron con resaca. Es importante beber agua purificada y preferir frutas con alto contenido de líquidos, como la sandía.

Ducharse con agua tibia

Tomar dos o tres baños con agua tibia ayudará a reducir el dolor de cabeza y las molestias del desvelo. Al salir de la ducha, evitar los cambios bruscos de temperatura, ya que esto puede tener el efecto contrario.

¿Cuándo consultar al médico?

Aunque los remedios caseros alivian los dolores, es conveniente acudir al médico si los síntomas de indigestión cambian notoriamente o si estos persisten más de tres días. También es señal de alarma perder peso de manera inexplicable o presentar sangre en el vómito o en las heces.