Kevin Spacey comparece ante el juez y se declara inocente de una presunta agresión sexual a un joven de 18 años

El actor estadounidense Kevin Spacey compareció este lunes ante la justicia por el caso de un joven que lo acusa de haber abusado sexualmente de él en 2016 en un bar de Massachusetts.

Spacey acudió a un juzgado en la isla de Nantucket, cuyo magistrado lo dejó en libertad bajo fianza y le ordenó permanecer lejos de la víctima, que tenía 18 años en el momento de la supuesta agresión, y de su familia.

La defensa del artista, que también ha sido investigado por acusaciones similares en Londres y Los Ángeles, presentó un alegato de inocencia durante la breve audiencia (duró apenas 10 minutos), según informó el periódico Boston Globe.

Spacey, de 59 años, publicó un video en la víspera de Navidad en el que parecía responder a las acusaciones en su contra con un diálogo lleno de frases con doble sentido, al estilo del personaje que interpretaba en la serie House of Cards.

“No hay duda de que no voy a pagar el precio por cosas que no he hecho. Ustedes no creerían lo peor sin evidencia, ¿o sí?”, pregunta en el video que tituló Let Me Be Frank (Déjenme ser franco, un juego de palabras con el nombre del personaje de la serie).

El actor llegó este lunes a una corte repleta de gente en la turística isla de Nantucket, adonde viajó en un jet privado.

Con un traje gris y una corbata de lunares, asintió cuando el juez le dijo que tenía prohibido contactar a la supuesta víctima.

Previamente, uno de sus abogados, había solicitado al magistrado que la audiencia se celebrara en ausencia de su cliente, pero su petición fue denegada.

¿De qué se le acusa?

La acusación había anunciado el 24 de diciembre que Spacey iba a ser inculpado por asalto sexual por un incidente que supuestamente ocurrió en el restaurante Club Car de Nantucket.

El joven, que trabajaba como camarero en el restaurante, le dijo a la policía que el actor le emborrachó y le tocó los genitales.

También contó que llegó a grabar un video de lo ocurrido que envió por Snapchat a su novia.

La defensa de Spacey -quien podría ser condenado a cinco años en prisión- negó que las imágenes probaran la culpabilidad de su cliente. La presunta víctima no deberá borrar el video durante los siguientes seis meses.

El juez programó la siguiente audiencia para el 4 de marzo y Spacey podrá participar en ella por teléfono.

La carrera del Spacey ha sufrido un gran declive desde que otro actor, Anthony Rapp, denunciara en 2017 que el dos veces ganador del Oscar intentó tener relaciones sexuales con él en una fiesta cuando solo tenía 14 años.

Desde entonces, Spacey ha sido apartado de varios trabajos, entre ellos, de House of Cards y sus escenas en la película Todo el dinero del mundo fueron grabadas nuevamente por otro actor.

0