La actriz que protestó desnuda en la entrega de unos premios de cine

Ella quería asegurarse de que su llamado para que el gobierno haga más para apoyar la cultura no pase desapercibido.

Corinne Masiero, a la izquierda, había sido invitada a la ceremonia para presentar el premio al mejor vestuario.
Corinne Masiero, a la izquierda, había sido invitada a la ceremonia para presentar el premio al mejor vestuario.

“No cultura, no futuro”.

Ese fue el mensaje que la actriz Corinne Masiero quiso transmitir este viernes a las autoridades de Francia durante la ceremonia de entrega de los premios César, el equivalente al Oscar en ese país.

Para asegurarse de que no pasara inadvertido su llamado para que el gobierno haga más para apoyar la cultura, Masiero optó por protestar desnuda sobre el escenario del teatro donde se entregaban los premios que, además, estaban siendo transmitidos por televisión.

Masiero, de 57 años de edad, se presentó en la ceremonia vistiendo un disfraz de burro que llevaba encima de un vestido manchado de color rojo sangre y luego se desvistió ante la mirada de los asistentes.

Corinne Masiero en la alfombra roja.

EPA
Masiero ya había mostrado su mensaje en la alfombra roja: “No cultura, no futuro”.

En Francia, los cines han estado cerrados durante más de tres meses debido a la pandemia del coronavirus.

Masiero había sido invitada a participar en la ceremonia -organizada con protocolos de distanciamiento social- para presentar el premio al mejor vestuario.

Y logró sorprender a los asistentes con el suyo: primero con su traje de burro y, luego, al desnudarse y mostrar el mensaje que llevaba escrito en su torso: “No cultura, no futuro”.

Y, haciendo un llamado expreso al ministro de Cultura Jean Castex, llevaba otro mensaje escrito en su espalda: “Devuélvenos el arte, Jean”.

Otros actores y directores hicieron solicitudes semejantes durante la ceremonia pero dejándose la ropa puesta.

Corinne Masiero se desnuda en la ceremonia de los César.

EPA
“Devuélvenos el arte, Jean”, fue el mensaje de Masiero al ministro de Cultura, Jean Castex.

“Mi hijos pueden ir a Zara (la conocida cadena española de ropa) pero no al cine…es incomprensible”, dijo Stephane Demoustier, al aceptar el premio al mejor guion.

“Adiós, estúpidos”

En cuanto a los César, el gran ganador de la ceremonia fue la comedia de humor negro Adieu les cons (Adiós, estúpidos), del director Albert Dupontel, que obtuvo siete premios, incluyendo los de mejor película y mejor director.

La película cuenta la historia de una mujer gravemente enferma que busca encontrar a su hijo.

El premio a mejor película extranjera fue para la danesa Another Round (Otra ronda), dirigida por Thomas Vinterberg, que muestra a un grupo de amigos que intentan mejorar sus vidas manteniendo un nivel permanente de alcohol en la sangre.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.