Coronavirus: teatros claman por ayuda debido al cese de los espectáculos

“Fuimos los primeros en cerrar y seremos los últimos en abrir”, la frase resume el sentir de artistas y directores de teatro.

Mientras el público se resguarda del virus, los teatro permanecen vacíos. (Foto Prensa Libre: Unsplash)
Mientras el público se resguarda del virus, los teatro permanecen vacíos. (Foto Prensa Libre: Unsplash)

Aunque existen algunas iniciativas para mantener vivo el arte del teatro, como la transmisión digital de obras, la realidad es que la industria depende de la taquilla para subsistir.

Joam Solo, propietario de Solo Teatro, comenta que ha tenido que recurrir a la venta de algunos bienes para cubrir los salarios de los siete colaboradores del lugar, los gastos de la renta y servicios.

“Estoy vendiendo todo, el equipo de cafetería, los muebles de los camerinos, las poporoperas y todo lo que no es necesario para llevar a cabo una función. Las luces y el sonido lo voy a aguantar”, asegura Solo.

El artista teme por la subsistencia del recinto cultural en el que depositó sus sueños hace 15 años. “El teatro actualmente está en hibernación y solo tiene dos caminos: despertar o morir pacíficamente. Todo es incierto, asumo ignorancia, inquietud, angustia tristeza y hasta enojo”, expresa Solo y agrega que el futuro no se ve esperanzador, pues aunque se pueda abrir, la situación es cercana a insostenible.

A pesar del panorama desolador, Solo tiene claro que el teatro como arte subsistirá y se transformará.

Por otro lado, el teatro La Cúpula, en la zona 9 capitalina, también ha sufrido los embates de la pandemia. Criselda Turcios, administradora de ese espacio cultural, explica que se limitan a alquilar el espacio a productores y artistas, por lo que también han sufrido un golpe económico.

“Teníamos varias reservaciones hechas para junio, julio y agosto, este es un recinto pequeño y la visión de los dueños es apoyar a los artistas, pero por la situación actual estamos a cero y el personal de mantenimiento y técnico ya no está con nosotros”, manifiesta Turcios, quien agrega que debido a que el espacio está cerrado solamente les queda esperar por las disposiciones del Gobierno y mantener el lugar limpio y ventilado para que esté listo cuando sea momento de reabrir sus puertas.

En la zona 1

El Teatro Lux, en el Centro Histórico, también ha tenido que cesar sus actividades. Su propietaria, Patricia Rosemberg, ha comenzado una campaña en aras de la subsistencia del mismo.

“Como todos sabemos el teatro ha sido muy afectado, por lo que queremos apelar a los corazones solidarios y poner en preventa los boletos para algunas de las obras que presentaremos en el 2020 y 2021”, expresa Rosemberg, quien además es directora de teatro.

La comedia de enredos Taxi; el musical basado en la obra de Dr. Seuss, Seussical el musical; la comedia familiar Tras Bambalinas y la obra Navidad Fantástica, son las obras cuyas entradas ya están a la venta en Todoticket a un precio de Q150. Aún no se conoce la fecha exacta en que las presentaciones se llevarán a cabo.

Rosemberg explica que dos de las obras que forman parte de esta iniciativa las trabajó por medio de su compañía teatral, Sarabandah Producciones, mientras que las otras dos son montajes del Teatro Lux.

La directora asegura que se prepara para cuando se levanten las restricciones y se reabra el Teatro Lux de forma segura.

También en el Centro Histórico, el Teatro Don Juan, con la popular puesta en escena El día que Teco Temió, entre otras producciones, se vio afectado.

Hugo Aldana, encargado del lugar, manifiesta que han tenido que buscar otras formas de generar recursos. “Debido a que el teatro está completamente cerrado y necesitamos cubrir gastos, nos hemos dedicado a vender quesadillas en estas mismas instalaciones”, afirma Aldana.

El actor y otros compañeros del elenco también participan en programas de radio y televisión, lo cual les ha ayudado a subsistir. Un ejemplo es su participación en el programa Huitevisión, que se transmite por Guatevisión.

Si desea apoyar al Teatro Don Juan puede acercarse a sus instalaciones en la 7ª. avenida 5-37, zona 1 capitalina, entre las 7 y las 17 horas para adquirir una quesadilla.

El Teatro Manuel Galich, de la Universidad Popular (UP), también permanece cerrado. Ingrid Mejía, coordinadora de Cultura y Arte en UP, comenta que el equipo de trabajo concentra esfuerzos en los programas de diplomados que imparten en línea.

“Teníamos una agenda cultural de todo el año con diferentes grupos de teatro que solicitaron la sala, así como temporadas escolares, pero ahora todo quedó cancelado”, comenta Mejía, quien agrega que incluso habían comenzado un proyecto para ofrecer obras de teatro experimental los jueves, pero al igual que el resto de las propuestas, se ha detenido.

“Los recursos que generamos con los diplomados en línea no son significativos para sostener la institución, pero es parte de nuestra razón de ser. Gracias a las plataformas digitales pudimos retomar en mayo los diplomados en teatro, artes visuales, diseño de modas y gastronomía”, explica la coordinadora de la UP.

En Quetzaltenango

Branly López, director del Teatro Municipal de Quetzaltenango, señala que la pandemia ha evidenciado la crisis de los teatros, ya que muchos tienen poco presupuesto, situación que empeora al estar inmersos en una cultura donde no se ve al arte como una profesión y no hay sistema económico que lo apoye desde sus ciudadanos.

Los cuatro colaboradores de dicho teatro trabajan con el objetivo de crear un sistema de producción económico en torno al arte y la cultura, que permita el uso de las plataformas digitales como una herramienta más de creación y no solo como un mero escaparate para mostrar grabaciones de obras pasadas.

“Trabajamos un proyecto en torno a la migración digital. No es solo usar Zoom para presentar una obra, sino usar las plataformas para la creación y tener acceso a mercados internacionales. La idea es que los artistas puedan crear un portafolio para exponer su trabajo”, comenta López, sin dar más detalles de esta iniciativa, ya que la idea aún está en la fase de planificación.

“Hemos pensado en las medidas de seguridad sanitaria, pero no considero factible abrir en los próximos meses. Planeamos abrir a finales del año”, comenta López.

Fuentes del Ministerio de Cultura y Deportes confirmaron a Prensa Libre que el Viceministerio de Cultura ya cuenta con un protocolo para implementar cuando reabran los teatros, el cual fue elaborado a partir de lineamientos de la Unesco y la Organización Mundial de la Salud.

Sin embargo, estos aún no pueden difundirse porque aún necesitan la aprobación del presidente, Alegandro Giammattei, y de la ministra, Lidiette Silvana Martínez.

0