La caricia del amor se siente con versos

El amor es uno de los sentimientos que más versos ha destilado de la pluma de los poetas a lo largo de la historia.

La poesía encanta el alma con sus palabras. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
La poesía encanta el alma con sus palabras. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

“Amar no es mirarse el uno al otro; es mirar juntos en la misma dirección”, escribió el literato francés Antoine de Saint-Exupéry, que en el libro El principito refleja todo el sentimiento más puro que se puede dar al ser amado.

El 14 de febrero se celebra el día del amor y la amistad. En esta edición publicamos algunos versos inspirados en ese sentimiento universal que le da sentido a la vida, que lectores de este matutino comparten; así como otros escritos por destacados poetas.

Otros poemas se puede leer en nuestra edición web.

Si me ves triste

Si algún día me ves triste no me digas nada, solo quiéreme.
Si me encuentras en la soledad de la oscura noche, no me preguntes nada, solo acompáñame.
Si me miras y no te miro no pienses nada, compréndeme.
Si lo que necesitas es amor no tengas miedo, ámame.
Pero si alguna vez dejaras de quererme no me digas nada.
Recuérdame.

Mario Benedetti, escritor uruguayo.

De esos

que usted acostumbra
Con un beso; de esos besos que usted acostumbra
desfragmenta como un certero golpe de espada el infinito.
Con uno solo de esos besos que de su boca desprenden
usted me embosca; me unge, usted me sostiene. Rompe
ataduras con un beso, usufructuario soy de su cielo.
Con un beso… de esos besos que usted acostumbra.

Javier Ricardo Vega, lector.
(Fragmento)

Rima XXX

Asomaba a sus ojos una lágrima y a mis labios una frase de perdón…
Habló el orgullo y se enjugó su llanto y la frase en mis labios expiró.
Yo voy por un camino, ella por otro, pero al pensar en nuestro mutuo amor, Yo digo aún: “¿Por qué callé aquel día?” y ella dirá: “¿Por qué no lloré yo?”

Gustavo Adolfo Becquer, poeta español.

Grandioso

es el amor
¡Oh que grandioso es el amor!
como unas brasas que queman ardientes en el corazón
Cuando llega la persona amada a nuestras vidas
¡todo toma otro sentido
nada es igual!
La vida es bella
los pájaros cantan
las estrellas brillan tan cerca
como si las pudiéramos tocar. Hay una comunión perfecta con el ser
amado
¡Todo es posible si hay amor!

Marisela Grognuz, lectora

Te ofrezco

Te ofrezco la lealtad de un hombre que nunca ha sido leal.
Te ofrezco ese meollo de mí mismo que he salvado de alguna manera.
El corazón central que no comercia con palabras, no trafica con sueños, y está intocado por: el tiempo, por la alegría, por las adversidades.

Jorge Luis Borges, escritor argentino.

Háblame en silencio

Me pierdo en tus brazos y me encuentras con un beso,
besos que silencian mi boca
y mi alma te habla,
háblame al oído con un
suspiro.
Calma mi desesperación con una acaricia
inunda mi corazón con
ilusión.
Ilusión de siempre tenerte.
Háblame en silencio,
porque quiero escuchar tu
corazón con un beso.
Selvin López, lector.
(Para su esposa Brenda López) 

Quiero

Quiero desgarrar la piel del tiempo;
y hacer de mi soledad mi compañera de tertulias.
Quiero convertir mis pensamientos en imágenes;
y tatuarlos en la piel de mis sentimientos.
Quiero caminar de la mano de mi musa
volar bajo las alas de la inspiración.
Quiero respirar el perfume de tu alma,
sentir el aliento de tu corazón palpitante.

Edwin Paau Choc, lector.
(Fragmento)

Hoy, observando el cielo y las estrellas,

me doy cuenta que entre todas ellas,
existe un inmenso universo,
que me ayuda a escribir este verso.

Esta es una de mis locuras,
queriendo encontrar las curas,
para mi corazón roto herido,
detrás de ti he ido.

Llegando a ríos y montañas
topándome con arañas,
las más hermosas cataratas,
subiendo las más grandes cuestas.

Entonces te veo en el amanecer,
y nuestro amor crecer,
en el llano admirar tu ternura,
de tu sonrisa que siempre perdura.

Necesito seguir tus pasos,
porque descubrí el amor en tus besos,
en mis pensamientos siempre estás,
amándote mucho más.

Fernando Morales
Con inspiración de mi novia Helen López.

Cuando el cielo se nublaba

en tus ojos vi la luz
siempre ardiente, quemante
como la llama del amor.

Hoy sueño con tu faz,
con tu poder arrollador
capaz de matar mis ilusiones
o revivir mi corazón.

Abel Monterroso

Hablándole al viento, pensando en silencio, sin hablar, sin sentir.
Y sin saber, modificaste mi entorno, respirando y sonriendo en tu lugar, sin escuhar.
Un recuerdo que llevó a una emoción y el detalle que expresó tu corazón.
Cuidaré del recuerdo, viviré ese momento, conservando el silencio.
Para cuidar tu corazón, para vivir cuando tu vivas, sin importar el tiempo y la razón.
Responderé a mi sentir y esperare tu respirar… Hasta morir.
Sin saber el por qué, sin importar el lugar, sin conocer tu verdad.
Acortando la vida personal y existiendo en tu eterna realidad.

Kevin Pinto

Aún me quedan

caricias para disimular
y una letra de tu nombre
que robé, pensando
que eras tú.

Paola Sánchez

Tu fidelidad

Tengo una fiel compañera, la descubrí un día soleado, hermoso la vi y no lo creí, los dos éramos jóvenes, de la misma edad, ahí estaba quieta, sin palabras, siguiendo  mis movimientos, sin verme, sin respirar, atenta a lo que yo hacía y me enamore de ella por su figura natural, porque afirmaba mis movimientos, quise abrazarla pero no pude, ella tampoco, no podemos dejarnos jamás, hasta que la muerte nos separe, mujeres me han despreciado y yo a ellas, pero con mi sombra nos juramos amor eterno y así será. Estoy seguro de su amor se que jamás me traicionara la sombra de mi cuerpo, cuanto la amo.

Oscar Mazaya
  

Una corta petición.

Con poca imaginación hice una carta
Mandarla al cielo quería,
en busca de una respuesta la cual me gustara

Pensé que sola me sentía, pues reflejada en el mundo
Eso era lo que parecía, Pedí a un ser a quien amar
Que fuera como yo para quererlo

Pero ahora que te he encontrado,
Le doy gracias a Dios por saber mejor lo que yo quiero
Diferencia, es lo que necesito
Para que te convirtieras en mi complemento.

Silvana Catalán de Muralles

Poesía para el día del cariño 14 de febrero 2016

Cada vez que te veo a los ojos hay en tu
Mira vista a las estrellas. 
Y tu voz, es como una linda canción de Arpa,
Tú eres lo mejor de mi vida.
Está escrito mi corazón tú
Nombre.
Siempre que te abrazo sueño en tus brazos y
Puedo ver que el futuro
Esta enfrente a mí,
El amor que está dentro de mí,
Es más grande que el mar y tú me das la gloria
Cada vez que me dices que me amas, me siento
Tan feliz que  vuelvo y llego  a un lugar
Más alto que las estrellas,
Gracias a Dios por existir tan linda hermosura.
Yo pensé que el amor ya no  existía pero desde que
Te conozco cambio esa forma de pensar,
Y me haces el hombre más feliz.
Gracias por crear un nuevo  poeta.

Carlos Alberto Cal