La Palma de Oro del Festival de Cannes es para… The Square 

El 70 Festival de Cannes cerró este domingo con la sorpresa de la Palma de Oro, que fue para la película sueca The Square,  y concedió por segunda vez en su historia el premio de dirección a una mujer, Sofia Coppola, por The Beguiled.

El director Ruben Ostlund celebró al llevarse la Palma de Oro por su película The Square. (Foto Prensa Libre: AFP)
El director Ruben Ostlund celebró al llevarse la Palma de Oro por su película The Square. (Foto Prensa Libre: AFP)

La ironía y la crítica social a través de la comedia propuesta por el sueco Ruben Östlund convenció al jurado presidido por Pedro Almodóvar. El cineasta celebró con saltos y gritos su triunfo.

Ruben Ostlund posa junto al mayor reconocimiento del festival de cine. (Foto Prensa Libre: AFP)

Fue una gala compuesta por palmarés para las mujeres, porque además de Coppola, recibieron premios la británica Lynne Ramsay, directora de You Were Never Really Here, a mejor guion; la alemana Diane Kruger, mejor actriz por In the fade, y Nicole Kidman, Premio Especial de la 70 edición de Cannes.

Un palmarés muy repartido aunque You Were Never Really Here, el último filme proyectado de la competición oficial, se fue de Cannes con dos premios.

Especialmente inesperado fue para Joaquin Phoenix recibir el galardón de mejor interpretación masculina, ya que el favorito era Robert Pattinson.

El estadounidense Joaquin Phoenix se llevó el reconocimiento al mejor actor. (Foto Prensa Libre: AFP)

Su cara de sorpresa se reflejó en sus nervios al recibir el premio e incluso bromeó diciendo que la prueba de que no lo esperaba era que llevaba un esmoquin combinado con unas zapatos Converse.

Mucho más esperado fue el premio de la alemana Diane Kruger, la gran favorita por su interpretación de una mujer que busca venganza tras la muerte de su marido e hijo en un atentado terrorista en In the Fade, del turco-alemán Fatih Akin.

La alemana Diane Kruger posa con el premio a mejor actriz. (Foto Prensa Libre: AFP)

Un listado de premios decidido de forma “muy democrática” por el jurado, como señaló su presidente, Pedro Almodóvar, que aseguró haber “adorado”  la francesa battements par minute, de Robin Campillo, que era la favorita para la Palma y que se quedó con el Gran Premio del Jurado.

En el amplio palmarés de esta 70 edición aparecieron varios de los títulos más aplaudidos en el festival, como el de Coppola, un remake de un filme de 1971 de Don Siegel, con Nicole Kidman y Colin Farrell.

Un filme de amor y deseo rodado de forma muy estética por Coppola, que fue muy aplaudido aunque no estaba en las quinielas de los expertos y que mereció un premio de dirección que Maren Ade dijo que era el primero para una mujer, pero se olvidó de la rusa Ioulia Solntseva, que lo consiguió en 1961.

Sofia Coppola ganó como mejor directora pero no asistió a la gala y en su lugar la directora alemana y miembro del jurado Maren Ade leyó el discurso de aceptación enviado por la cineasta. (Foto Prensa Libre: AFP)

Sí se esperaban premios para la rusa Nelyubov  (Loveless), de Andrey Zvyagintsev, que ganó el Premio del Jurado.

También se premió a Yorgos Lanthimos por su durísima The Killing of a Sacred Deer, protagonizada también por Kidman, que fue una actriz omnipresente en esta edición de Cannes, donde presentó tres películas y una serie de televisión.

Quizás por eso fue la elegida para recibir el Premio Especial concedido con motivo del 70 aniversario del festival, y envió un video de agradecimiento. “Cannes, te amo”, dijo la actriz australiana, que fue divertidamente sustituida ante los fotógrafos por Will Smith, en el momento más relajado de la noche.

El actor Will Smith recibió el premio especial de Cannes en nombre de la actriz Nicole Kidman, que no estuvo presente. (Foto Prensa Libre: EFE)

Fue el cierre de un Festival de Cannes con poca presencia hispana, pero con premios en las secciones paralelas para el mexicano Michel Franco, el brasileño Fellipe Gamarano Barbosa y la española Laura Ferrés.