Marimba Bethancourt cumple 115 años

La historia de la Centenaria Marimba Ideal, Domingo Bethancourt, Patrimonio Cultural de la Nación, comenzó el 2 de octubre de 1900 cuando el músico Francisco Román Bethancourt Mazariegos fundó esta compañía a la que en ese entonces llamó 2 de octubre.

La Centenaria Marimba Ideal, Domingo Bethancourt, es Patrimonio Cultural de la Nación. (Foto Prensa Libre: HemerotecaPL).
La Centenaria Marimba Ideal, Domingo Bethancourt, es Patrimonio Cultural de la Nación. (Foto Prensa Libre: HemerotecaPL).

Bethancourt se casó con Leonarda Mazariegos y tuvieron 13 hijos, 9 mujeres y 4 hombres. Uno de los ellos fue el maestro y compositor Domingo Bethancourt.

“En ese entonces las damas estaban vedadas de muchas actividades y más si eran artísticas, por eso ninguna de mis tías aprendió a ejecutar marimba. Ahora mi hija es una excelente marimbista”, dice Francisco Román Bethancourt Maldonado, sobrino de Domingo Bethancourt, quien desde hace 45 años es el director general de la marimba.

marimba-1.jpg

La foto  de la marimba   2 de octubre data de principios del siglo XX y se observa a sus integrantes de ese entonces. (Foto Prensa Libre: Cortesía del conjunto musical).

En 1928, el maestro Domingo Bethancourt decidió llamarla Marimba Ideal.

Domingo Bethancourt destacó por ser un virtuoso de la marimba, además de ser compositor y arreglista. Su talento y creatividad dio vida a la melodía Ferrocarril de los Altos. Cuando falleció, en 1980, los integrantes decidieron agregarle el nombre del destacado músico. Veinte años después, la marimba cumplió un siglo y la llamaron Centenaria.

El Ferrocarril de los altos, interpretado por la marimba Ideal Domingo Bethancourt.

En el 2006, el Ministerio de Cultura y Deportes la reconoció como Patrimonio Cultural de la Nación. A partir de ese momento se nombra Centenaria Marimba Ideal, Domingo Bethancourt, Patrimonio Cultural de la Nación.

La Marimba Ideal ha grabado 10 LP. Esta realizó la primera grabación de la marimba en vivo desde el Teatro Municipal de Xela, en 1978, cuando aún vivía Domingo Bethancourt.