Antigua Guatemala enfrenta uno de sus principales retos: su conservación

En Antigua Guatemala se observa mucho deterioro, descuido y desinterés por su conservación, pese a ser Patrimonio Cultural de la Humanidad desde 1979.

Ruinas, calles y monumentos de la Antigua Guatamala, Patrimonio Cultural de la Humanidad, están deterioradas. (Foto Prensa Libre: Miguel López)
Ruinas, calles y monumentos de la Antigua Guatamala, Patrimonio Cultural de la Humanidad, están deterioradas. (Foto Prensa Libre: Miguel López)

El visitante de Antigua Guatemala se sorprende con el vasto legado cultural e histórico de sus monumentos, edificios y calles; sin embargo, también se observa el descuido y el desinterés por conservarla, a pesar de ser Patrimonio Cultural de la Humanidad desde 1979, con lo cual formó parte de la lista del Patrimonio Mundial, Cultural y Natural.

Antes de esto en 1969 se creó la Ley protectora de la Ciudad de Antigua Guatemala (decreto del Congreso de la República 60-69), la cual rige y establece las intervenciones y restauraciones de la ciudad colonial.

|LEA TAMBIÉN: Edificios patrimoniales tienen daños ocasionados por sismo|

Además fue declarada Monumento de América en la XIII asamblea General del Instituto Panamericano de Geografía e Historia de la Organización de Estados Americanos, en julio de 1965.

Ciudad descuidada

En la actualidad la ciudad colonial sufre un deterioro evidente, con un paso vehicular excesivo, la propagación de discotecas y daños directos a los monumentos por parte de los visitantes.

“Nosotros nos encargamos de las diversas restauraciones de algunos edificios, pero no logramos reparar todos los daños que se ocasionan constantemente”, indica Marvin Borrayo, del Consejo Nacional Para la Protección de La Antigua Guatemala.

|LEA TAMBIÉNPetén y las Verapaces conservan patrimonio|

El deterioro de esta también se observa en las calles, principalmente en su empedrado.

“Cuando recibimos denuncias de los vecinos acudimos para reparar el daño de los vehículos que pasan por la ciudad”, indican autoridades municipales, quienes añaden que desde el año pasado han puesto en funcionamiento el reglamento para regular el ruido de las bocinas y altos volúmenes en discotecas.

Daños a monumentos

Para Borrayo, uno de los principales problemas se encuentra en la poca cultura de las personas cuando visitan los sitios.

“Tenemos una particular atención a monumentos como Santa Clara, La Recolección, Capuchinas y San Jerónimo, pero vemos con preocupación que sus paredes aparecen pintadas y muchas de ellas han sido dañadas con clavos”, asegura Borrayo.

“Para nuestras operaciones anuales se nos asignan aproximadamente Q50 mil, con eso tenemos que hacer restauraciones que requieren mucho cuidado y generalmente son muy caros”, agrega.

Calles dañadas, paso vehicular casi sin control y desconocimiento de los visitantes por la protección del patrimonio acelera el deterioro de una ciudad que desde el siglo XVI hasta estos días ha sido una joya arquitectónica considerada, desde ese entonces, una de las más espectaculares del Nuevo Continente.

Falta de higiene


En los restos del edificio que alguna vez albergó la Ermita de Nuestra Señora de los Dolores del Manchén, hay promontorios de basura.

Pintas en los muros


Turistas y visitantes del templo de Santa Clara han dañado los muros de este recinto con grafitis, lo cual se puede notar a simple vista. 

El portal de las panaderas


La base de los postes que sostienen la estructura, en el parque central, frente a la Catedral, presentan evidente deterioro.

Edificio en peligro


Santa Clara, a criterio del Consejo Nacional Para la Protección de La Antigua Guatemala, tiene daño en sus estructuras principales.

Vías descuidadas


Las principales calles de Antigua Guatemala tienen poco mantenimiento. A pesar de que la comuna asegura lo contrario, vecinos se quejan constantemente de baches en sus principales arterias.

Construcción en ruinas


El edificio del templo de Nuestra Señora de los Remedios evidencia un profundo descuido. En su fachada ha crecido maleza y no ha tenido la restauración adecuada.

Caos en las calles


Desorden vial, ventas callejeras e imprudencia automovilística son otros de los problemas a los que se enfrenta La Antigua Guatemala, pese a que sus autoridades han puesto reglamentos municipales para su protección.