Películas en competición en el 75 Festival de Cannes

En el 75 Festival de Cannes, el certamen de cine más importante del mundo competirán por la Palma de Oro 18 películas.

Publicado el
Una imagen del Triángulo de la Tristeza nominada a los Premios Cannes en su 75 edición. 
 (Foto Prensa Libre: Tobias Henriksson/Imdb)
Una imagen del Triángulo de la Tristeza nominada a los Premios Cannes en su 75 edición. (Foto Prensa Libre: Tobias Henriksson/Imdb)

El Festival de Cannes está de aniversario y en su 75 edición ha convocado a grandes nombres de la cinematografía en su competición. Cuatro de ellos, Hirokazu Kore-eda, Cristian Mungiu, Ruben Östlund y los hermanos Jean-Pierre y Luc Dardenne, distinguidos ya con la Palma de Oro, aspiran de nuevo a premio.

El japonés Kore-eda, galardonado en 2018 por Un asunto de familia, entra en liza con Broker; los Dardenne, ensalzados en 1999 con Rosetta y en 2005 con L’enfant, lo hacen con Tori and Lokita, y el sueco Östlund, que en 2017 sorprendió con The Square, vuelve  con Triangle of sadness.

Completa el grupo el rumano Mungiu, que en 2007 encabezó el palmarés con 4 meses, 3 semanas, 2 días y este año intenta revalidar el máximo título con RMN, sobre los efectos de las políticas europeas en Transilvania, según detalló este jueves el delegado general del certamen, Thierry Frémaux, al anunciar la programación de una edición que se celebrará del 17 al 28 de mayo.

Los organizadores hicieron su criba entre 2,200 películas e incluyeron en la competición a los franceses Arnaud Desplechin con Frère et soeur, Claire Denis con Stars at noon, rodada en Centroamérica, y Valeria Bruni Tedeschi con Les amandiers.

El canadiense David Cronenberg, un habitual de Cannes y premio especial del jurado en 1996 con Crash, regresa con Crimes of the Future, una cinta que augura una de las alfombras rojas más codiciadas, con Kristen Stewart, Léa Seydoux y Viggo Mortensen entre sus protagonistas.

Igualmente esperada será la proyección de Armageddon Time, del estadounidense James Gray, con Anne Hathaway y Anthony Hopkins, dentro de una competición que dio a conocer 18 títulos, ninguno de ellos español o latinoamericano, pero que será ampliado en los próximos días.

Vuelta a la normalidad

Será una edición en la que, según Frémaux, se puede considerar que se vuelve de lleno a la normalidad tras la pandemia: en 2020 se anuló su celebración física debido a las restricciones sanitarias y en 2021 tuvo lugar en julio.
La competición oficial no es la única que da cabida a cineastas destacados. Ya se sabía que sin aspirar a premio llegarían el biopic Elvis, de Baz Luhrmann, y la secuela de Top Gun, Top Gun: Maverick, de Joseph Kosinski, con un Tom Cruise que recibirá un “gran homenaje” por “la calidad de su compromiso con el cine”, en palabras de Frémaux.

Este jueves se incluyeron, entre otros, el australiano George Miller con Three Thousand Years of Longing, y la actualidad entra de lleno en el festival con Novembre, del francés Cédric Jimenez, sobre la investigación de los atentados del 13 de noviembre de 2015 en París, cuyo juicio tiene lugar actualmente.

No es el único guiño al actual contexto geopolítico, en plena guerra en Ucrania.

El ucraniano Maksim Nakonechnyi presentará en la sección Una Cierta Mirada, la segunda en importancia, su ópera prima, Butterfly Vision, rodada hace solo unos meses en el Donbás, y el documentalista más importante de la historia reciente de ese país, Sergei Loznitsa, proyectará en las sesiones especiales The Natural History of Destruction, la continuación de Babi Yar. Context, estrenada el año pasado en Cannes.

El Delegado General del Festival de Cannes Thierry Fremaux (L) y Pierre Lescure (R), Presidente del Festival de Cannes, asisten a la rueda de prensa de presentación de la selección oficial de la 75ª edición de Cannes Film Festival, en París, Francia. (Foto Prensa Libre: EFE/EPA/IAN LANGSDON)

El festival había vetado a las delegaciones oficiales rusas alineándose con las sanciones impuestas por la comunidad internacional, pero ha abierto sus puertas a Kirill Serebrennikov, que abandonó su país y compite con un filme sobre la mujer de Tchaikovski.

Ethan Cohen con Jerry Lee Lewis: Trouble in Mind en las sesiones especiales, Brett Morgen en las de medianoche con Moonage Daydream, donde habla de hasta qué punto el David Bowie estaba interesado en el cine y fue pionero en sus videoclips, o Marco Bellocchi en Cannes Première con Esterno Notte dan igualmente peso a este 75 Cannes.

El certamen será inaugurado por el francés Michel Hazanavicius con Z (comme Z), con Romain Duris y Bérénice Bejo.

“Es muy prometedor. Veremos si tenemos a una gran firma del futuro”, dijo de él y de su director Frémaux, para quien si hubiera que elegir un hilo conductor a la selección de este año, que es en sí “un viaje a través del mundo”, sería “el amor”.

Estas son las 18 películas en liza por el máximo galardón del 75º Festival de Cannes, presentadas este jueves.

Crimes of the future, del canadiense David Cronenberg (“Crash”,”Una historia de violencia”): Cronenberg vuelve a la competición con un filme sobre el transhumanismo y la ablación de órganos, con Léa Seydoux, Kristen Stewart y Viggo Mortensen como protagonistas.

Holy Spider de Ali Abbasi: este director de origen iraní, ganador de “Una Cierta Mirada” en 2018 con “Border”, vuelve con una película de suspense.

– Triangle of Sadness del sueco Ruben Ostlund (Palma de Oro en 2017 con “The Square”): una comedia satírica que narra las peripecias de los pasajeros de un crucero de lujo en una isla desierta.

Broker, del japonés Hirokazu Kore-eda (Palma de Oro en 2018 con “Un asunto de familia”): el cineasta rodó una nueva historia sobre familias en Corea del Sur con la estrella de “Parásito”, Song Kang-ho.

Decision to leave del surcoreano Park Chan-Wook (“Old boy”, “La doncella”): la cinta sigue las pesquisas de un investigador sobre el asesinato de un hombre hallado en la montaña, cuyo principal sospechoso es su mujer.

Showing up de la estadounidense Kelly Reichardt (“First cow”): la nueva película de esta figura del cine independiente trata sobre una artista antes de una exposición que cambiará su carrera. Protagonizada por Michelle Williams.

Boy from Heaven de Tarik Saleh: el autor de “El Cairo confidencial” (2017) vuelve a la gran pantalla con su actor favorito, Fares Fares, para retratar el Egipto contemporáneo.

Zhena Chaikiovskogo del ruso Kirill Serebrennikov: el “enfant terrible” de la escena rusa, instalado actualmente en Berlín tras purgar una condena de cárcel, vuelve a Cannes (“Leto”, “La fiebre de Petrov”) con una película histórica en torno a la vida del compositor Piotr Chaikovski.

Les amandiers de la Valeria Bruni Tedeschi: la actriz y directora francesa es una de las tres mujeres que concursan por la Palma de Oro, con una película sobre una escuela de teatro fundada por un conocido realizador y autor teatral galo, Patrice Chéreau.

Tori et Lokita de Jean-Pierre et Luc Dardenne: los hermanos belgas, dos veces laureados en Cannes, narran la amistad de dos adolescentes exiliados en Bélgica provenientes de África.

Armageddon Time de James Gray: el director estadounidense recuerda el Nueva York vibrante de los años 1980 con una película que aborda la familia del expresidente Donald Trump. Con Anne Hathaway y Anthony Hopkins.

Nostalgia de Mario Martone: primera película en competición en Cannes del director italiano, que adapta una novela del mismo título, ambientada en Nápoles.

Stars at noon de Claire Denis: la directora francesa, galardonada el pasado mes de febrero en la Berlinale con “Avec amour et acharnement”, vuelve a la carga con un película ambientada en países de América Central.

Close de Lukas Dhont: el director belga, galardonado con la Cámara de Oro en 2018 por su ópera prima Girl, aborda en esta película la amistad entre dos adolescentes a los que un drama separa traumáticamente.

Frère et soeur del francés Arnaud Desplechin: un drama familiar que narra el reencuentro de los hijos de una pareja que acaba de fallecer. Con Marion Cotillard y Melvil Poupaud.

RMN, de Cristian Mungiu: el director rumano, ya ganador de una Palma de Oro por “4 meses, 3 semanas, 2 días”, vuelve a examinar los males que aquejan a su país con una película rodada en Transilvania.

Leila’s Brothers del iraní Saeed Roustaee: tras su celebrada película policíaca “La ley de Teherán”, poco se ha filtrado sobre la nueva cinta de este joven director.

– Hi-han, de Jerzy Skolimowski: a sus 83 años, este cineasta polaco que vivió en California, vuelve a su país para narrar una historia en la que aparece un asno.

 

 

 

 

Archivado en:

cineFestival de Cannes