El costarricense que ha leído Prensa Libre por 70 años y produjo una película de Guatemala que estuvo en Cannes

Rafael Ángel Chacón Mena está por cumplir 100 años y cuenta algunas de sus anécdotas. Fue productor de una película que llegó a Cannes y estuvo en la inauguración de Prensa Libre.

Publicado el
Rafael Chacón Mena, comparte su experiencia en casi 100 años de vida.  Nació el 19 de octubre de 1921.  (Foto Prensa Libre: Érick Ávila).
Rafael Chacón Mena, comparte su experiencia en casi 100 años de vida. Nació el 19 de octubre de 1921. (Foto Prensa Libre: Érick Ávila).

Rafael Chacón Mena nació el 19 de octubre de 1921 en Costa Rica.  Estudió leyes en la Universidad de Costa Rica, psicología en Columbia, Nueva York, EE. UU. Trabajó como vendedor de seguros, y con los años fue electo vicepresidente de operaciones del extranjero de Combined Ins. Co. —145 mil empleados, 26 mil millones de dólares en activos—. Fue productor de la película Naskará, en 1951, la cual estuvo en el Festival de Cannes en 1953. Recibió el galardón del Ícaro Internacional de Honor en el 2017. Gran parte de su vida se centra entre Guatemala y Estados Unidos.

En 1949 iba de vuelta a su país, pero desembarcó en Puerto Barrios, llegaba de La Habana, Cuba, en un crucero del Caribe.

En Cuba permaneció ocho meses respondiendo a la invitación de un amigo con quien estudió en la Universidad de Columbia en Nueva York. Estuvo en este lugar debido a la persecución política sufrida de parte de la dictadura instaurada después del derrocamiento de Rafael Ángel Calderón Guardia, con quien trabajó.

En tierras guatemaltecas, unas amigas lo invitaron a conocer el país, un par de semanas, pero se quedó cinco años. Se enamoró de Stella Fernández de la Vega, quien era reina de belleza y a quien vio por primera vez en un desfile en la Sexta Avenida. Ella tiene su misma edad, pero cumplirá 100 años en febrero del 2022.

Chacón Mena recibió un Ícaro de Honor en 2017 por la producción de Naskará. La película estuvo perdida por casi 60 años y en años recientes se rescató. (Foto Prensa Libre: Érick Ávila)

Un filme exitoso

En 1951 conoció al mexicano Juan Miguel de Mora Vaquerizo. Juntos crearon Producciones Quetzal, S. A., con el que tuvieron un gran éxito al filmar comerciales, propaganda de escuelas, carreteras y puentes del Gobierno. El servicio llegó a la industria de licores y otros. Esto les generó grandes ganancias. De Mora escribió en ese lapso un guion que impactó a Chacón, así que decidieron tomar el dinero y ahorros ganados para hacer Naskará, término en tz’utujil que significa ‘amanecer’.

Su propuesta era que se reconociera el valor de los indígenas y quería que se apreciara esa realidad. “Quiero que la gente se despierte y que por lo menos una vez en su vida vea que esos seres humanos son divinos… son iguales a nosotros, no hay diferencia”, recuerda Chacón que eran palabras que expresó su colega De Mora.

Para el filme se contrató a Estela Inda y a José María Linares, ambos figuras destacadas del cine mexicano.

Chacón Mena se encargó de coordinar itinerarios, horarios, reservaciones hoteleras, locaciones y todo el transporte para la grabación. Esa pieza cinematográfica muestra escenas de la Guatemala de entonces, la belleza de Santiago Atitlán, así como otros puntos de Panajachel, en el departamento de Sololá.

Una de las escenas de Naskará, la película de Juan Miguel de Mora y producida por Rafael Ángel Chacón Mena. (Foto Prensa Libre: cortesía).

La película tiene una temática difícil, ya que violan a la hermana de María (Estela) y ella vive un viacrucis buscando una comadrona para que atienda a su hermana embarazada. A la vez, busca justicia por parte del jefe político, cuyo hijo es el culpable.

No recibió ayuda por ninguna parte. La joven murió y María no encontró apoyo. Entonces, ella llega a la ciudad y se enfrenta a las actividades militares que evocaban el desarrollo de una revolución en progreso.

La película estuvo desaparecida durante más de 60 años, hasta que en años recientes se rescató. También se logró confirmar que la película fue presentada y admitida en el festival internacional de Cannes, en abril de 1953.

Anécdotas de vida

Chacón Mena fue amigo de Álvaro Contreras Vélez, también nacido en Costa Rica y uno de los fundadores de Prensa Libre. Recuerda que desde el primer número es un fiel lector de esta publicación y uno de los primeros suscriptores que tuvo el medio. “La inauguración no fue una celebración extraordinaria, pero muy significativa”, recuerda.

“La honestidad y el hecho de jamás mentir y de caminar recto son aspectos importantes para el éxito en la vida”.
Rafael Ángel Chacón

Sobre su edad comenta: “Me siento joven, porque aprendí que lo principal es la actitud mental positiva; no creo mucho en la edad, porque es una circunstancia… Me siento muy bien. Hago ejercicio físico y mental todas las mañanas, aunque las últimas caídas me han dejado un poco limitado para movilizarme como antes”.

Para él tampoco existe la suerte, sino es un punto crucial donde se junta el propósito con la acción.

Reconoce que el valor de la familia es muy importante. En la actualidad vive junto a su esposa. Hace algunos años perdieron a su hijo mayor. Está en contacto con sus demás hijos. Tiene ocho nietos y cinco bisnietos.