Google apuesta a la IA con chip propio en sus Pixel 6 y Pixel 6 Pro

Las nuevas funciones de la cámara son ejemplos de las aplicaciones de la inteligencia artificial (IA), que en los nuevos Pixel están en primer plano.

Publicado el
El móvil Pixel 6 Pro (izq.) incluye en su barra negra un teleobjetivo con zoom óptico. Foto: Christoph Dernbach/dpa
El móvil Pixel 6 Pro (izq.) incluye en su barra negra un teleobjetivo con zoom óptico. Foto: Christoph Dernbach/dpa

Los smartphones Pixel de Google son elogiados desde hace años por el innovador software de sus cámaras, aunque nunca se convirtieron en un éxito de ventas, algo que podría cambiar con los nuevos Pixel 6 y Pixel 6 Pro.

Google se lanza ahora a un nuevo comienzo, con el foco de atracción puesto en sus nuevos teléfonos inteligentes, esta vez en sorprendentes colores pasteles.

Por otro lado, un enorme soporte negro para la cámara -una banda que se extiende a lo ancho en la parte superior trasera de la carcasa- atrae mágicamente la mirada.

El audaz diseño, con la barra de la cámara que sobresale casi tres milímetros, tiene razones técnicas. Google instaló un sensor de imagen comparativamente grande en los dos nuevos modelos Pixel. Según la empresa, debería absorber un 150 por ciento más de luz que los modelos anteriores.

Los datos de la cámara impresionan, como por ejemplo el objetivo gran angular de 50 megapíxeles (valor de apertura ƒ/1,85) y el objetivo ultra gran angular de 12 megapíxeles (valor de apertura ƒ/2.2). El Pixel 6 Pro trae un teleobjetivo de 48 MP con zoom óptico 4x (valor de apertura ƒ/3,5).

Además del hardware con enfoque automático láser y una amplia estabilización óptica, el foco de los smartphones Pixel está en el innovador software de la cámara.

Después de tomar la foto, es el momento de una amplia optimización de la imagen en el Pixel. El resultado obtenido en la prueba práctica fueron fotos de alto contraste con colores naturales.

Como pionera en la fotografía nocturna en smartphones, la sexta generación de Pixel también se desenvuelve muy bien con poca luz.

Y luego están las funciones especiales propias del Pixel 6. Entre ellas, la posibilidad de capturar emocionantes efectos de luz con las exposiciones largas.

En un modo especial, se puede crear un efecto de panorámica que, de otro modo, solo pueden hacer los profesionales. Por otro lado, el modo de acción enfoca el sujeto en movimiento y desenfoca el fondo.

El Pixel también puede enfocar artificialmente cuando, por ejemplo, una persona está saltando o girando. Donde las cámaras de los smartphones de otro modo solo producen imágenes borrosas y desenfocadas, el enfoque del Pixel 6 proporciona una sensación de éxito.

Estas nuevas funciones de la cámara son ejemplos de las aplicaciones de la inteligencia artificial (IA), que en los nuevos Pixel están en primer plano.

Para ello, Google le dijo adiós a Qualcomm como su proveedor de chips e incorporó uno nuevo de diseño propio, denominado Tensor Procesing Unit (TPU).

Con tanta potencia de la IA bajo la carcasa, los modelos de Pixel pueden llevar adelante acciones que en otras plataformas necesitan complejos programas adicionales.

Entre ellas se destaca la “goma mágica”, con la que con solo tocar con el dedo permite borrar objetos de la imagen. Adiós así a los turistas molestos que aparecen en el fondo del recuerdo perfecto de las vacaciones.

La “goma mágica” sugiere las zonas de la imagen que hay que “limpiar” tras un rápido análisis. Pero también se puede sugerir borrar zonas manualmente. Esto funciona no solo con las fotos actuales, sino también con las antiguas del archivo fotográfico.

Las capacidades de inteligencia artificial también quedan demostradas en el nuevo Pixel en el lenguaje escrito y hablado. “Google Lens” reconoce textos en la imagen y ofrece una traducción. Esto funciona fuera de línea en 55 idiomas, mientras que en línea lo hace en 104 idiomas.

El Pixel 6 puede traducir en directo en los programas de chat, algo suficientemente bueno como para mantener una conversación en un idioma completamente ajeno.

Una característica práctica que ha estado disponible desde el Pixel 4 ahora también está disponible en otros idiomas: la aplicación de la grabadora ahora no solo puede grabar el audio como un archivo de audio, el dispositivo también lo convierte en texto escrito en tiempo real sin una conexión a Internet.

De regreso al hardware, el Pixel 6 tiene una pantalla de 16,3 centímetros (6,4 pulgadas), mientras que el Pixel 6 Pro tiene una de 17 centímetros (6,7 pulgadas).

Ambos modelos cuentan con pantallas OLED y su tasa de refresco variable se adapta al uso. Desplazarse por el feed de las redes sociales necesita un ciclo inferior a la de un juego exigente.

También llevan a bordo baterías más grandes con una capacidad de 4600 mAh (Pixel 6) y 5000 mAh (Pixel 6 Pro).

Android 12, el último sistema operativo disponible, está disponible en ambos modelos de fábrica. Google garantiza actualizaciones de software durante los próximos cinco años, incluyendo tres nuevas versiones importantes de Android.

El nuevo Android también trae la nueva interfaz “Material You” a los smartphones. La combinación de colores de las fuentes y los botones se adapta dinámicamente a la imagen de fondo actual.

Google apuesta a la IA con chip propio en Pixel 6 y Pixel 6 Pro
Un diseño audaz y un hardware potente caracterizan al nuevo Pixel 6, que supera muchos puntos débiles de los modelos precedentes. Foto: Franziska Gabbert/dpa

Pero Android 12 no solo tiene un aspecto bonito y ordenado, sino que también se supone que ofrece una mejor protección de la privacidad. El panel de privacidad desarrollado por Google desempeña un papel fundamental en este sentido, en el que los usuarios pueden ver y seleccionar qué permisos tienen las aplicaciones.

Con la salida de Qualcomm y la integración de su propio chip Tensor, Google ha dado un gran salto con los Pixel 6 y 6 Pro.

Algunas funciones espectaculares de la inteligencia artificial, una muy buena cámara y una mejorada duración de la batería aseguran que Google puede volver a jugar en la Liga de Campeones de los smartphones con los Pixel 6 y Pixel 6 Pro.

La garantía de actualización de seguridad de cinco años también es ejemplar. Debería convertirse en un estándar en la industria.

Aquellos que no suelen depender de un teleobjetivo deberían optar por el Pixel 6. A poco menos de 650 euros en el mercado europeo (750 dólares o Q5,800 quetzales), por 8 GB de RAM y 128 GB de memoria flash, es significativamente más barato que el modelo Pro. El Pixel 6 Pro con 12 GB de RAM y 128 GB de memoria flash cuesta algo menos de 900 euros (unos Q6,962 quetzales).