Por qué una jueza de EE. UU. recomendó la prohibición de ciertos modelos de iPhone

Una jueza de la Comisión de Comercio Internacional de EE. UU. recomendó el martes 26 de marzo que se prohíba la importación de ciertos modelos de teléfonos iPhone fabricados en China, al determinar que la empresa californiana infringe una patente del fabricante de chips Qualcomm.

Archivado en:

AppleQualcomm
El iPhone X es uno de los dispositivos de Apple que trabaja con uno de los chips que constituirían una infracción de patente. (Foto Prensa Libre: HemerotecaPL)
El iPhone X es uno de los dispositivos de Apple que trabaja con uno de los chips que constituirían una infracción de patente. (Foto Prensa Libre: HemerotecaPL)

La magistrada MaryJoan McNamara emitió una recomendación que ahora deberá ser revisada por el conjunto de la comisión y por la Casa Blanca antes de que se tome una decisión en firme y que, en caso de ser aprobada, supondría que ciertos modelos de iPhone no puedan ser importados de China a EE.UU.

McNamara halló base a la acusación por parte de Qualcomm (con sede en San Diego, California) de que los iPhone con chips de Intel (otro fabricante de microprocesadores californiano, competencia de Qualcomm) infringen la patente de la empresa sobre una función vinculada al ahorro de energía de los teléfonos.

La jueza no encontró base, sin embargo, en otra de las acusaciones de Qualcomm, la de que Apple también está infringiendo una patente sobre la velocidad y calidad de descarga de datos en sus dispositivos.

La magistrada no especificó en su escrito cuáles son los modelos de iPhone afectados por su recomendación.

La opinión emitida por McNamara corresponde a la demanda presentada por Qualcomm ante la Comisión de Comercio Internacional a mediados de 2017, que es solo uno de los múltiples frentes judiciales que ambas compañías mantienen abiertos en todo el mundo.

El pasado 10 de diciembre, un tribunal chino aceptó la petición de Qualcomm contra Apple en el país asiático por infracción de patentes y ordenó a la compañía de la manzana que no vendiese en ese mercado los modelos de iPhone afectados, entre ellos el iPhone 7 y el iPhone 8.

En esa ocasión, la compañía que dirige Tim Cook acusó a Qualcomm de “esforzarse para prohibir” sus productos como un “movimiento desesperado de una compañía cuyas prácticas ilegales están bajo investigación por reguladores de todo el mundo”.

Durante varios años, Qualcomm fue el proveedor de chips para iPhone, una relación comercial que se deterioró con el tiempo y que Apple finalmente rompió por completo el año pasado, cuando dejó de usar microprocesadores de la compañía para su nuevo modelo XS.

Lea también: Quién es Daniel Ek, el niño prodigio que revolucionó la industria de la música con Spotify y se convirtió en multimillonario

Contradicción

Un tribunal de comercio de EE. UU. le dio razón a Apple frente a Qualcomm en el caso de violación de patente, esto ocurrió solo unas horas después que McNamara, jueza del mismo tribunal, hiciera la recomendación de la prohibición parcial de las importaciones del teléfono iPhone en el país.

Una de las infracciones de patente por la que acusan a Apple tiene relación con el ahorro de energía de los teléfonos. (Foto Prensa Libre: AFP)

La Comisión de Comercio Internacional (USITC), con sede en Washington, afirmó que Apple no había violado dos patentes, según había afirmado su competidora Qualcomm ante la justicia.

“En consecuencia, ninguna medida correctiva será reclamada, lo que hace irrelevante cualquier cuestión de reparación”, afirmó la comisión en su fallo, publicado en la noche del martes 26 de marzo. Esta decisión aún ser ratificada por el gobierno.

“Recomendaré que se imponga una orden de exclusión limitada (…) contra Apple”, afirmó McNamara en una resolución difundida en la tarde del martes 26 de marzo.

En Wall Street, las acciones de Apple cayeron tras el anunció del primer fallo, antes de aumentar en los intercambios electrónicos que siguieron al cierre de los mercados, cuando la segunda resolución fue difundida.

Estos casos ilustran la complejidad y la intensidad del pulso judicial y reglamentario que protagonizan ambos grupos tecnológicos estadounidenses en el mundo entero, envueltas en una larga batalla por patentes y derechos de autor.

Qualcomm , el fabricante de componentes para teléfonos inteligentes, logró una victoria judicial hace 12 días, cuando un tribunal federal californiano condenó a Apple pagarle 31 millones de dólares por vulnerar patentes en los chips de sus iPhone 7, 8 y X.

En este caso, las patentes en cuestión son el sistema de arranque del celular, que permite que los dispositivos se conecten rápidamente a Internet después de ser activados, y la tecnología que permite a las aplicaciones de teléfonos inteligentes tratar los datos con mayor eficacia.

Qualcomm acusa a la compañía que dirige Cook de utilizar sus tecnologías sin pagar por ellas. Apple afirma, por su parte, que el fabricante de componentes le reclama derechos injustificados.

A finales de 2018, Qualcomm logró que un tribunal alemán prohibiera la venta de algunos iPhone bajo determinadas condiciones, siguiendo una decisión similar en China poco antes.

Durante mucho tiempo Qualcomm suministró chips de módem a Apple, una pieza que permite la conexión del teléfono inteligente a las redes de telecomunicación.

Pero Apple dejó de comprar los chips de Qualcomm sustituyéndolos por los del gigante de los circuitos integrados Intel.

Notas relacionadas:

> Científicos recibieron señales de radio emitidas a millones de años luz. ¿Qué significa?

> Por qué Apple culpa a China del desplome de sus ventas 

> El error de Google Maps que hizo que la búsqueda de un cadáver se demorara 18 meses

0