Chimaltenango

Multitudinario sepelio de menor, cuya muerte violenta causó indignación en San Andrés Itzapa  

Unos cuatro mil vecinos de San Andrés Itzapa, Chimaltenango, acompañaron el sábado último el sepelio de una menor 13 años, quien había desaparecido desde el pasado miércoles; los vecinos mostraron su indignación y exigieron que el crimen sea investigado.  

Por Víctor Chamalé

Miles de pobladores acompañaron el sepelio de la adolescente en San Andrés Itzapa. (Foto Prensa Libre: Víctor Chamalé)
Miles de pobladores acompañaron el sepelio de la adolescente en San Andrés Itzapa. (Foto Prensa Libre: Víctor Chamalé)

Las principales calles del municipio fueron abarrotadas, ya que unas cuatro mil personas participaron en el recorrido del cortejo fúnebre hasta el cementerio local, donde familiares, amigos, compañero de estudios y vecinos le dieron el último adiós a Karla María Sirín Siquinajay.

La población y familiares están indignados por la forma en que desconocidos le dieron muerte a la adolescente, debido a los golpes y lesiones que sufrió.

“Lamentamos este tipo de hechos, porque somos un pueblo unido y la mayoría nos conocemos y no es posible que nuestra propia gente haga esto, esperamos que las autoridades hagan lo imposible por capturar a los responsables de haber matado a la niña”, manifestó el vecino Carlos Buch.

Día del hallazgo

El cuerpo de la menor fue hallado el jueves último entre unos matorrales de la colonia Las Margaritas, en la comunidad San Cristóbal de ese municipio.

Desde el pasado miércoles familiares y vecinos alertaron sobre la desaparición Sirín Siquinajay, que fue vista por última vez cuando se dirigía a estudiar. Durante varias horas se hicieron recorridos por varios sectores del municipio, pero sin resultados.

Luego de varias horas de búsqueda, Bomberos Municipales Departamentales hallaron el cuerpo de Sirín Siquinajay, con una herida en la cabeza y un lazo en el cuello. Además, se localizó un pedazo de madera con el cual se cree que le hicieron un torniquete.

Autoridades buscan evidencias en el lugar donde fue localizada la menor. (Foto Prensa Libre: Víctor Chamalé)
Autoridades buscan evidencias en el lugar donde fue localizada la menor. (Foto Prensa Libre: Víctor Chamalé)

Agentes de la Policía Nacional Civil (PNC) y peritos del Ministerio Público (MP), buscaron evidencias en un área de 300 metros cuadrados, donde encontraron sus zapatos, cuadernos, mochila y una piedra con manchas de sangre.

Los pobladores que se enteraron del hallazgo rodearon una vivienda en San Antonio, ya que al parecer allí se encontraban los responsables de haber matado a la menor, por lo que varios agentes de la PNC resguardaron el lugar para que los vecinos no ingresaran.

Karla María Sirín Siquinajay fue vista por última vez el miércoles pasado, cuando se dirigía a estudiar. (Foto Prensa Libre: Víctor Chamalé)
Karla María Sirín Siquinajay fue vista por última vez el miércoles pasado, cuando se dirigía a estudiar. (Foto Prensa Libre: Víctor Chamalé)

A través de una orden de juez, las autoridades ingresaron al inmueble, pero solo se encontraba una menor de edad, quien indicó que sus padres se encontraban en la capital.

Ante la reacción de los uniformados, un grupo de vecinos llegó a la subestación de la PNC y sacaron documentos, una motocicleta y un mototaxi, posteriormente los quemaron.

La misma turba evitó que los bomberos apagaran las llamas, por lo que fue necesario que varios autopatrullas llegaran con refuerzos y retomar el control.