Chiquimula

Padres de menor se quejan de supuestos malos tratos en hospital

Los padres de una niña de 9 meses, cuya salud es delicada y depende de una máquina para mantenerla con vida, denunciaron este lunes supuestos malos tratos del personal de enfermería en el Hospital Modular de Chiquimula y que médicos desconectarían a la niña sin su autorización.  

Por Mario Morales

Nery Estuardo Menéndez Martínez, padre de la menor, -a la izquierda- expresa su inconformidad ante las autoridades del hospital. (Foto Prensa Libre: Mario Morales).
Nery Estuardo Menéndez Martínez, padre de la menor, -a la izquierda- expresa su inconformidad ante las autoridades del hospital. (Foto Prensa Libre: Mario Morales).

Con náuseas y fiebre fue ingresada el 7 de este mes la pequeña Yuri Elizabeth Menéndez Castillo. La paciente fue llevada por sus padres Nery Estuardo Menéndez Martínez y Milvia Areli Castillo Ramos, residentes en la cabecera de Chiquimula. 

La situación de la niña es crítica, pues debido a su delicado de salud permanece internada en la sala de cuidados intensivos, donde fue conectada a una máquina que ayuda a mantener estables los signos vitales, aseguraron sus padres.

“Mi hija venía con vómitos y fiebre y por tal razón la trajimos al hospital, porque no contamos con dinero para asistir a un centro asistencial privado”, expresó Menéndez.

Salud es delicada

Según autoridades del hospital, la paciente presentaba un cuadro clínico de una muerte cerebral, luego de que se le   diagnosticó un quiste en la cabeza.

Este lunes, los padres de la menor se quejaron de supuestos malos tratos por parte de personal de enfermería, así como de haber escuchado a personal médico indicar que desconectarían a la niña, sin autorización para ello, lo que les causó malestar.

"Hemos sido tratados con humillaciones por parte de algunas enfermeras, que sin tomar en cuenta la situación difícil que atravesamos, hablan con poco sentido común", afirmó el padre de la bebé.

A esa queja se unieron dos personas del área rural que tienen familiares en el referido hospital, quienes  indicaron que han sido víctimas de malos tratos.

Los padres de Menéndez Castillo presentaron la queja ante Carina Espino, directora del hospital; Danilo Martín, subdirector, y Astrid Cordón, pediatra, con el fin de pedir una explicación del caso.

Espino afirmó que el personal en ningún momento tiene autorización de desconectar algún aparato que ayude a mantener con vida al paciente y que la tarea de los médicos es salvar vidas. “La paciente no puede ser desconectada”, aseguró Espino.

Atención médica

Agregó que brindarán la atención médica debida a la pequeña y anunció que se reuniría con el personal de enfermería para informar sobre el trato que deben dar a los familiares de los pacientes.

Por su parte, la pediatra Cordón informó que continuarán con el apoyo médico a la niña, ya que la salud es un derecho que tiene el pueblo.