Escuintla

Indignación por muerte de niña que se presume fue ultrajada

Indignación y repudio causó en los pobladores el hallazgo, este sábado, del cadáver de una niña de 11 años, quien se presume fue ultrajada y estrangulada, en un sembradío de maíz que se halla atrás de la escuela de la colonia Cañaveral 4, zona 5 de Escuintla, informó la Policía Nacional Civil (PNC).

Por Enrique Paredes

Vecinos llegaron a identificar el cadáver de la niña en un sembradío de maíz que se halla atrás de la escuela de la colonia Cañaveral 4. (Foto Prensa Libre: Enrique Paredes)
Vecinos llegaron a identificar el cadáver de la niña en un sembradío de maíz que se halla atrás de la escuela de la colonia Cañaveral 4. (Foto Prensa Libre: Enrique Paredes)

El hallazgo lo hizo un grupo de niños y adolescentes que jugaban en el sector. “Nos llamó la atención el bulto grande, por lo que decidimos alertar a nuestros padres, quienes se dieron cuenta de que se trataba de una persona llamaron a la Policía”, comentó un menor.

Investigadores de la PNC informaron que la víctima no tenía heridas cortantes ni de bala, pero sí moretones en diferentes partes del cuerpo.

“Se presume que la menor fue llevada a la fuerza a ese lugar, donde posiblemente fue ultrajada y estrangulada; sin embargo, serán los médicos forenses quienes determinen las causas de la muerte”, indicó un agente de la PNC.

Familiares de la menor informaron que a eso de las 11 horas del pasado viernes, la menor salió a hacer un mandado a una tienda del sector, pero no regresó.

“Salimos a buscarla al ver que no regresaba, pero no la encontramos, fue hasta hoy (sábado) que un vecino nos alertó de lo sucedido. Exigimos justicia”, dijo un pariente.

Repudio

Varios vecinos que llegaron a identificar a la víctima manifestaron su repudio y pidieron a las autoridades reforzar la seguridad en el sector.

Peritos del Ministerio Público resguardan el lugar donde fue localizado el cadáver de la menor. (Foto Prensa Libre: Enrique Paredes)
Peritos del Ministerio Público resguardan el lugar donde fue localizado el cadáver de la menor. (Foto Prensa Libre: Enrique Paredes)

“Esta colonia está infestada por grupos de jóvenes que se dedican a delinquir y al consumo de drogas. Lo lamentable es que ni los padres ni las autoridades hacen algo para corregirlos y disuadir ese grupo criminal, que seguramente está implicado en este crimen”, señaló una vecina.

Otro vecino dijo que los agentes de la PNC patrullan en el sector solo cuando se les alerta de algún hecho. 

“Necesitamos que refuercen la seguridad y hagan patrullajes contantes para prevenir hechos de violencia y que la población se sienta segura”, refirió.

Juan José Pérez, padre de familia, indicó que si las autoridades no brindan vigilancia tendrán que tomar otras acciones, pues están cansados de tanta violencia, "ya que a toda hora los maleantes hacen de las suyas sin que los reprenda la autoridad”.