Fútbol Nacional

¡Antigua conquista su primer título de Liga Nacional!

La Antigua GFC logró su primer campeonato de Liga Nacional este domingo al vencer por 2-0 (3-2, la serie) ante un digno rival, el deportivo Guastatoya, en un cierre de infarto en el estadio Pensativo que vio coronar a un nuevo rey.

Por Juan Pablo Corado

Óscar Isaula celebra la primera anotación, que abrió el camino para que Antigua GFC empatara la serie y luego se coronara campeón. (Foto Prensa Libre: Norvin Mendoza)
Óscar Isaula celebra la primera anotación, que abrió el camino para que Antigua GFC empatara la serie y luego se coronara campeón. (Foto Prensa Libre: Norvin Mendoza)

Con un gol de Édgar Chinchilla al minuto 80, los "panzas verde" sentenciaron una serie que fue más que complicada para el equipo del técnico argentino Mauricio Tapia, que luchó todo el torneo, primero por ganar la clasificación, y luego por dejar en el camino a Comunicaciones y poder levantar la copa frente a los "pecho amarillo".

Como en las películas

Este domingo Antigua GFC terminó de escribir el libro histórico de su primer título de Liga Nacional, poniéndole un cierre sin precedentes en el futbol guatemalteco. 

No habrá celebración en El Obelisco ó en la Plaza de la Loba, tampoco habrán camisolas rojas o blancas en las calles celebrando el título ni tampoco una "Blanca Navidad". Hoy, la fiesta será en Antigua Guatemala, una de las ciudades que guarda muchas historias, leyendas y mitos, pero que hasta el día de hoy, no conocía un título futbolístico a nivel nacional. 

El cuadro dirigido por Mauricio Tapia fue el mejor equipo del Torneo Apertura 2015 y este domingo volvió a confirmar su gran momento al superar al aguerrido cuadro de Guastatoya, que lejos de sentirse perdedor, consiguió un subcampeonato histórico en sus vitrinas. 

Los "pecho amarillo" jugaron su último partido del Apertura 2015 con la frente muy en alto, y demostraron que todavía hay equipos que pueden sacar la casta a nivel departamental y venir a plantar cara a los equipos capitalinos. 

Fue Antigua y Guastatoya que vinieron desde abajo para dar la cara por el futbol nacional, y lo hicieron con ganas, amor, y sobre todo, humildad. 

Este último aspecto se vio reflejado al final del partido de este domingo, cuando el equipo subcampeón, Guastatoya, dio la vuelta al Estadio Pensativo en señal de agradecimiento a su afición y a la de los antigüeños, quienes los despidieron con palmas. 

Gol-de-Isaula.jpg

Superiores

Antigua fue superior en todo momento ante Guastatoya en esta final de vuelta en el Estadio Pensativo, aunque le costó concretar sus jugadas en gol. 

También Guastatoya hizo lo propio pero fue hasta la recta final del partido en el que buscó con intensidad los goles. 

Ya era demasiado tarde. Antigua se había adelantado con dos goles por medio de Óscar Isaula y otro de Édgar Chinchilla. 

Isaula abrió el marcador con un "metrallazo" que rompió las redes del arco de Guastatoya y empezó a escribir la historia de campeón para Antigua. 





El partido estaba en su momento cúspide y más emocionante. El gol de Isaula significó el a penas empate 2-2 en el marcador global para los antigüeños y Guastatoya empezaba a sufrir. 

El héroe de la tarde volvió a ser uno que parece estar llamado para los momentos cruciales de Antigua GFC: Edgar Chinchilla. 

Chinchilla volvió a salir desde el banquillo y el primer balón que tocó lo mandó al fondo de las redes para que el Estadio Pensativo "se cayera" de alegría y la afición festejara con lágrimas en los ojos. 





Pese a que Guastatoya estuvo muy cerca de anotar el empate en el marcador global casi al término del partido, Antigua ya tenía la suerte de campeón de su lado y el poste fue su salvador, luego de un remate potente de Juan Manuel Klug que hizo ponerse de pie a todos los aficionados en el estadio. 

Tras cuatro minutos de reposición, el árbitro Walter López pitó el final del partido y la fiesta empezó en La Antigua Guatemala: su equipo es campeón del futbol nacional. 

Así fue el último capítulo de este libro en el que Antigua escribió sus hazañas como haber eliminado al hexacampeón Comunicaciones y ahora coronarse como el nuevo campeón del balompié guatemalteco. Ha muerto el rey, ¡viva el rey!.