Economía

¿Quiénes reciben más exenciones y beneficios fiscales en Guatemala?

El gasto tributario o  monto que el Estado perdona a ciertos sectores de contribuyentes mediante  exenciones y beneficios fiscales en el país  significaría  Q12 mil 841 millones para el 2016.

Por Rosa María Bolaños

Exenciones y beneficios a varios sectores significarían  Q12 mil 841 millones en el 2016. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
Exenciones y beneficios a varios sectores significarían  Q12 mil 841 millones en el 2016. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

Con la actual propuesta de reforma fiscal presentada por el Ministerio de Finanzas (Minfin) al Congreso,  resurgen  voces de  que antes de pensar en subir impuestos, el Gobierno debe revisar esas exoneraciones.

En cuatro años, del 2012 al 2015, el monto por gasto tributario   llegó  a Q60 mil  688.7 millones, y con lo proyectado para este año  se elevaría a Q73 mil 529.7 millones.

Los datos  son cálculos de la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT) divulgados en junio último.

La proyección no incluye el impacto que tendría la aprobación de la reforma tributaria presentada la semana recién pasada.

En el  2015, el gasto tributario significó 2.5% del producto interno bruto (PIB) y  23.5%  de la recaudación  de ese año (Q49 mil 724. millones).

En el 2012, el monto por gasto tributario llegaba a Q26 mil 330 millones, pero  en el 2013 bajó,  debido a  la reforma de exenciones del impuesto sobre la renta (ISR) como la planilla del IVA, que beneficiaba a los trabajadores por dependencia.





Revisión es necesaria

Abelardo Medina, analista del Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales (Icefi), y Pedro Prado, de la Asociación de Investigaciones y Estudios Sociales (Asíes), consideran que antes de hablar de aumento a impuestos se deben revisar las exenciones, exoneraciones y  ciertos incentivos.

Medina refiere que se deben eliminar los beneficios empresariales que se otorgan en forma de incentivos y que se mantienen en  la  recién aprobada Ley Emergente para la Conservación del Empleo, decreto 19-2016, que entre otros temas  modifica los regímenes de  maquilas, zonas francas y centros de llamadas.

Con ese punto coincide Carlos González,  analista de Asíes, quien considera necesaria una revisión, pero   que además   los gobiernos, tanto el actual como los siguientes, diseñen  una nueva política económica, para  no depender tanto de la maquila, sector que, comenta,  tiene mucha competencia de  países asiáticos y su permanencia no debería estar sujeta a un beneficio fiscal.  

Del 2012 al 2015, las empresas en el régimen 29-89, fomento a las maquilas, fueron exoneradas por Q 4 mil 524.43 millones, mientras que las del régimen de zonas francas  —decreto 65-89—, con Q552.82 millones, incluyendo el ISR y otros.

Una de las críticas constantes  respecto de ese régimen  es que no se tenían datos del impacto positivo de su aplicación  porque no había control de cuántos puestos de trabajo e inversión significaban.

Con base en una obligación establecida en las normas presupuestarias, este año se informó que, entre ambos sectores, durante el 2015 se generaron 163 mil 170 empleos; sin embargo, el informe es parcial porque decenas de empresas incumplieron con el reporte.

Asíes basa su propuesta de revisión de tratamientos preferenciales  en el documento Guatemala Camina.

En opinión de González, el tema es extenso y no se podía hacer en propuesta  tan rápida como la que el Gobierno impulsa. El tema, afirma, requiere  tiempo y análisis sobre la viabilidad, y enfatiza que se debe  llamar a  una revisión  de todas las exenciones, empezando por aquellas que no están establecidas en la Constitución.

“Se deben  analizar   una por una,  y ver si todavía, cada actividad, necesita estar sostenida por el Estado”, comentó González.

Agregó que la revisión debe establecer, por ejemplo, que si  se trata de actividades lucrativas pero   después de cuatro o cinco años   no generan utilidades, no debe merecer apoyo estatal y eliminarse la exoneración del ISR.  Ese apoyo, enfatizó, tiene que ser temporal y no a largo plazo.

González y Prado coinciden en que el  Gobierno tiene la facultad, por medio de acuerdos gubernativos,  de exonerar el uso de combustibles fósiles  para la generación de  electricidad, pero  ahora que ya se cambió la matriz energética, se depende menos de los combustibles fósiles, consideran oportuno eliminar ese beneficio.

Del 2012 al 2015, por generación de  energía eléctrica se han exonerado Q725.20 millones que incluye el beneficio mencionado, y otros para los renovables.  

Medina y González  indican   que si se concretan reformas a la Constitución  se debe evaluar si se mantienen  exoneraciones a   universidades, colegios privados, al IGSS, al Comité Olímpico Guatemalteco y a la  Confederación Deportivo Autónoma, así como a las iglesias.

En el 2012, los beneficios a universidades fueron por  Q1 mil 868.74 millones, y para los colegios privados en el 2015 dicho monto  sumó Q2 mil 438.96 millones.

Defiende iniciativa

El mandatario Jimmy Morales defendió la propuesta de reforma fiscal, y minimizó las críticas que aseguran que castigará, de aprobarse, a la clase media, como las modificaciones del 2012.

“Hemos sido claros, el que más gana tiene que aportar más para un momento difícil que está atravesando Guatemala. Creemos que es el momento de hacer un llamado a la población a que todos participemos, y vamos a participar con equidad y con justicia, el que más gana más va a aportar”, expresó ayer el mandatario, antes de su participación en el Desayuno Nacional de Oración, efectuado en un hotel de la zona 10.

Algunos sectores han insistido en que antes de una reforma a los  impuestos debe recuperarse la moral tributaria; el presidente asegura que eso ya se logró.

“Creemos que hemos hecho el trabajo de la recuperación de la moral tributaria. Se ha mostrado una lucha contra la corrupción como se prometió, se ha asignado mayor presupuesto a las distintas instancias, como Salud y Educación, y hoy estamos en una situación menos complicada de la que agarramos en el momento que tomamos posesión”, aseguró Morales.

Añadió que  se lleva  buena ejecución presupuestaria, especialmente en Gobernación y Educación.





Beneficios

Sectores  con mayor monto anual:

  • Actividades mercantiles, Q1 mil 360.91 millones; intermediación financiera, Q1 mil 343.18 millones.
  • IGSS,  Q1 mil 183.28 millones. Maquilas (29-89), Q1 mil 83.62 millones, y  zonas francas,  Q161.67 millones.
  • Instituciones de  asistencia social,  Q893 millones.  
  • Compras en mercados cantonales,  Q3 mil 217.12 millones.  Medina dice que aquí se debe apostar a   inscripción de contribuyentes.

Eliminación gradual

Eduardo Velásquez, exintegrante de la comisión del  Pacto Fiscal, opinó que  desde hace 18 años se había planteado la reducción gradual de las exenciones fiscales.  

“En lugar de disminuir  los privilegios, han aumentado y el Estado no puede funcionar así, otorgando privilegios fiscales a determinados sectores que  no tienen razón social”, puntualizó.

Piden revisión

Sandra Morán, diputada de Convergencia, dijo que en la propuesta de reforma fiscal que promueve el Ejecutivo se deben de  revisar las exenciones fiscales.

“En la propuesta no se incluyó ninguna medida que controle a las empresas e instituciones  que gozan de exenciones, por lo que solicitaremos hacer observaciones”, indicó.