Comunitario

Gemelas Oliva Beltrán y la Virgen de Guadalupe 

Las hermanas gemelas Oliva Beltrán, Kimberly Lucía y Kimberly Fabiola, de 4 años, fueron presentadas ayer por su madre Nohemí Beltrán Cáceres ante la imagen de la Virgen de Guadalupe.

Por Edwin Pitán

Las gemelas Oliva Beltrán son llevadas por su madre, cada año, a visitar el santuario de Guadalupe en la zona 1. (Foto Prensa Libre: Érick Ávila)
Las gemelas Oliva Beltrán son llevadas por su madre, cada año, a visitar el santuario de Guadalupe en la zona 1. (Foto Prensa Libre: Érick Ávila)

Las niñas y su madre acudieron a la Iglesia Santuario de Guadalupe, ubicada en la 8a. calle y 1a. avenida de la zona 1, como agradecimiento por la buena salud obtenida, en una estampa que se repitió todo el día.

En febrero del 2012, Beltrán Cáceres dio a luz a sus hijas en el Hospital General San Juan de Dios. Sin embargo, los médicos dieron pocas probabilidades de vida a Kimberly Fabiola, debido a que pesó tres libras al nacer.

De Milagro

“La bebé nació con desnutrición, y los médicos me dieron pocas esperanzas para que ella viviera. Encomendé la vida de Kimberly Fabiola a la Virgen de Guadalupe, y prometí que si vivía, la traería cada año a la conmemoración. Los meses pasaron y el milagro se hizo”, relató la agradecida madre.

Cuatro años después, la niña ya salió del riesgo, pero aún tiene rezagos en su crecimiento, mientras que Kimberly Lucía se encuentra mucho mejor de salud.

Las hermanas acudieron al santuario vistiendo un traje típico, como manda la tradición que cada 12 de diciembre conmemora la cuarta aparición de la Virgen a San Juan Diego en el cerro del Tepeyac, México, en 1531.

Desde ayer cientos de feligreses empezaron a venerar la imagen de la Virgen de Guadalupe, y se espera la visita de 30 mil devotos.

Ayer, en Guajitos, zona 21, también se celebró a la guadalupana con la procesión de la parroquia Santa María de Tepeyac, que recorrió las calles y avenidas del lugar.