Justicia

CC ordena garantizar los derechos de los manifestantes

La Corte de Constitucionalidad (CC) otorgó dos amparos para que las autoridades permitan a la ciudadanía el ejercicio de sus derechos para manifestar contra las actuaciones del Congreso y el Ejecutivo, que respondió que será respetuoso del fallo.

Por Redacción

Tribunal se reunió en sesión extraordinaria para resolver los dos amparos. (Foto: CC)
Tribunal se reunió en sesión extraordinaria para resolver los dos amparos. (Foto: CC)

Los magistrados resolvió así dos amparos interpuestos por la Procuraduría de los Derechos Humanos (PDH) y la bancada Convergencia.

Resolución:

El alto tribunal ordenó:

  • Las autoridades deben permitir el ejercicio de los derechos de locomoción, libre emisión del pensamiento, reunión y manifestación.
  • Que se preserve el orden público, los derechos de todas las personas, así como los bienes públicos y privados.
  • El fallo debe ser acatado inmediatamente, con apercibimiento al presidente Jimmy Morales, para que instruya expresamente al Ministerio de Gobernación y a la Policía Nacional Civil (PNC) a efecto de que  cumplan con la resolución, a sabiendas de que de no acatarla incurrirán en responsabilidades que prevé las leyes de Amparo, Exhibición Personal y de Constitucionalidad.
  • Las autoridades deben recibir la colaboración de la PDH en caso de que sea necesaria la mediación.
  • A los manifestantes exhorta a que ejerzan sus derechos de forma pacífica, sin hacer actos que pongan en riesgo la vida de las personas ni amenazar bienes públicos ni privados.

Firmaron los amparos Francisco de Mata Vela, Dina Ochoa, Gloria Porras, Bonerge Mejía y Neftaly Aldana.

Gobierno responde

El Ejecutivo comunicó que acatará la resolución de la CC, al tiempo que expresó su "reconocimiento al valor fundamental de la participación ciudadana en las decisiones de interés nacional, razón por la cual ha sido respetuoso de toda manifestación pacífica".





La noche del viernes hubo un operativo de la PNC para evacuar a los diputados que estaban encerrados en el Palacio Legislativo, para lo cual en ciertos momentos usó gas pimienta. No obstante, la institución señaló que no utilizó armas letales y respetó los protocolos de intervención.